Kiosco

El Periódico de Aragón

La evolución de un sector al alza

La fiebre inmobiliaria llega a Aragón: el mercado hipotecario se dispara

Las hipotecas logran su mayor registro en 12 años al superar las 17.000 operaciones / Ibercaja dispara sus préstamos para vivienda un 60% en lo que va de 2022 con más créditos a tipo fijo

Una publicidad de una oferta hipotecaria en Ibercaja ANDREEA VORNICU

La fiebre inmobiliaria no da tregua en Aragón. Los datos sobre firmas hipotecarias publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que los aragoneses se han lanzado a la compra de pisos como nunca antes en los últimos doce años. Y eso, a pesar de que el gasto no deja de crecer por el incremento del euribor (el índice que sirve de referencia para fijar el coste de las hipotecas a tipo variable). Solo en el último año se han suscrito 17.353 préstamos para viviendas en la comunidad, lo que supone el mayor registro anual desde 2010, ejercicio en el que se realizaron un total de 17.202 firmas. 

Solo en el mes de marzo se cerraron un total de 1.160 operaciones, es decir, un 51,4% más respecto al mismo mes del año anterior y un 29% más que en febrero, lo que sitúa a Aragón como la segunda donde más creció la firma de hipotecas, solo por detrás de La Rioja. 

A pesar de los datos, los expertos descartan que este escenario sea el paso previo a una burbuja inmobiliaria y atribuyen esta realidad al ahorro acumulado durante los años de pandemia, así como a la escalada del euribor, que ha disparado la contratación de hipotecas a tipo fijo en los últimos meses. 

Desde Ibercaja, que cuenta con casi el 45% de la cuota del mercado de Aragón, apuntan que la formalización de las hipotecas a tipo fijo «sigue siendo mayoritaria», aunque advierten que se irá reduciendo poco a poco porque el coste irá subiendo. En el caso de Caja Rural de Aragón, la entidad subraya que en lo que va de año la contratación a tipo fijo supera el 88% del total, una cifra impensable hace solo unos años. 

Solo en el último año se han suscrito 17.353 préstamos para viviendas en la comunidad, lo que supone el mayor registro anual desde 2010, ejercicio en el que se realizaron un total de 17.202 firmas

decoration

Pero las subidas de tipos de interés, que llegarán previsiblemente en julio y septiembre, según anunció recientemente la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ya tienen su reflejo coste de las hipotecas. De hecho, las estimaciones apuntan que los aragoneses que tienen contratada una hipoteca de 150.000 euros pagan ahora casi 800 euros anuales más que hace un año (por encima de 60 euros al mes). No obstante, esta cantidad puede oscilar en función de las ofertas de cada entidad financiera, las vinculaciones y el riesgo que presenta cada cliente. De lo que nadie duda es de que quienes tengan un inmueble y un crédito bancario tendrán que pagar más en el corto plazo, algo que los hogares han comenzado a notar desde comienzos de año. Esta situación se trasladará a sus bolsillos cuando toque revisar sus hipotecas. 

Los aragoneses que tienen contratada una hipoteca de 150.000 euros pagan ahora casi 800 euros anuales más que hace un año

decoration

Los cifras del INE, correspondientes al mes de marzo, ya lo reflejan. El capital prestado por las entidades financieras a los aragoneses durante el tercer mes del año fue de 124,6 millones de euros. Son 45,7 millones más que hace un año cuando el importe se situaba en 78,9 millones. El incremento, por tanto, es del 58%, solo superado por Baleares (94,9%) y La Rioja (75,9%). Este aumento medio en el conjunto de España fue del 25%, es decir, menos de la mitad que el registrado en la comunidad aragonesa.  

La escalada del euribor se ha convertido en un problema añadido para los hogares de la comunidad y se suma a la epidemia inflacionista que asola a España y a Europa. En el caso de Aragón, el coste de la vida se ha disparado un 9,4%, según los últimos datos correspondientes al mes de abril.

A pesar de ello, las compraventas de viviendas no dan respiro en la comunidad, ya que en el primer trimestre del año se han registrado «cifras récord», según afirman desde Caja Rural de Aragón, y aseguran que este dinamismo continuará en los próximos meses, aunque podría verse amenazado por el incremento de la inflación y la incertidumbre en la economía a consecuencia de la guerra de Ucrania y la falta de suministros. En Ibercaja son de la misma opinión y subrayan que la situación del mercado inmobiliario local se encuentra «muy saneada».

Las cifras de Ibercaja del primer tramo del año también son positivas. De hecho, el banco aragonés ya ha firmado hasta el mes de abril la mitad de lo que suscribió en todo el 2021 (1.430 millones de euros). En Aragón, añaden, la tenencia es similar, ya que en el primer cuatrimestre el incremento es del 60% y el importe medio de la operación ronda los 111.000 euros.

Las hipotecas, no obstante, solo reflejan una parte sustancial de las compraventas, ya que, según cálculos de Ibercaja, prácticamente el 30% de las operaciones se llevaron a cabo sin firmar una hipoteca, es decir, se realizó el pago íntegro. Ese porcentaje era del 25,7% en en el año 2021.

¿Cuál es el perfil de los que suscriben una hipoteca en Aragón?

La compraventa de viviendas y la firma de hipotecas en Aragón han experimentando un fuerte crecimiento en los últimos m eses, aunque este tipo de operaciones suelen ir ligadas a perfiles de clientes muy concretos. Eso sí, el objetivo es común: el acceso a una vivienda habitual. Entre los que optan por la adquisición de un inmueble se encuentran las personas de mediana edad que han visto incrementar sus ahorros durante el confinamiento por el descenso del consumo. En este caso, buscan un hogar con terraza o una casa con jardín, según apuntan desde Ibercaja. El otro perfil habitual en la firma de hipotecas es el de un joven que ha accedido al mercado laboral. Se trata de profesionales cualificados, que tienen ingresos medios altos, aunque no cuentan con un ahorro acumulado relevante. En este último caso, se trata de personas que ven conveniente adquirir una vivienda en mercado no tan tensionado como el de Madrid o Barcelona.


Compartir el artículo

stats