Kiosco

El Periódico de Aragón

Comercio de proximidad

El supermercado cooperativo de Zaragoza A vecinal multiplica por diez sus socios

El proyecto, que se ha trasladado al barrio Jesús, cuenta con 350 familias colaboradoras / Su próximo reto es la venta ‘online’, el reparto a domicilio y mejorar la logística

Un cliente en el supermercado A Vecinal, este viernes. MIGUEL ANGEL GRACIA

Han conseguido en menos de un lustro multiplicar por diez las familias implicadas y también «las personas que vienen a comprar». Se trata del supermercado colaborativo de Zaragoza A Vecinal, surgido a partir de una cooperativa de consumo, donde cualquiera puede realizar su compra semanal de refrescos, vinos, licores, cervezas, aceite, arroz y todo aquello que se puede adquirir en una tienda. Pero en este, además, se potencia el comercio de proximidad y la transformación del «modelo de consumo actual, que maltrata la salud de la tierra y las personas», aseguran en sus bases.

Prueba de su éxito es que abrió sus puertas en 2018 con unas 25 o 30 familias colaboradoras y ahora rondan las 250 –«o estamos a punto de llegar», dice Nacho, uno de los socios fundadores–. Y que se ha trasladado del barrio del Arrabal al barrio Jesús (c/ Santiago Lapuente, 5) a un local mucho «más grande, más accesible y más agradable», señala. 

El supermercado A Vecinal ha multiplicado por diez sus socios. MIGUEL ANGEL GRACIA

Se ha incrementado el número de socios, pero también el de clientes, porque cada vez «somos más los que queremos productos cercanos» y de más calidad, saber de donde vienen, conocer al productor y que tengan un precio justo, señala. Pero también pretenden «acostumbrar al comprador» a adquirir esos productos de proximidad, aunque también hay algunos que «vienen de muy lejos», afirma.

A A Vecinal puede entrar cualquiera a abastecerse, pero ser socio da una serie de ventajas. Por una aportación al capital social de 150 euros, eres copropietario del súper, «puedes formar parte de las decisiones» y decidir qué productos hay en las estanterías y a quién se compran, además de tener un descuento especial del 10%, que se incrementa al 15% si además aportas dos horas de trabajo mensual, que puede ser colaborar con la contabilidad, en los grupos de trabajo, etcétera. «Estamos implicados» en el proyecto, cada uno como puede, reconoce.

Zaragoza, sede del primer congreso de supermercados colaborativos, que agrupa a 9.000 miembros

Zaragoza acoge hasta el domingo la sede del primer congreso de supermercados cooperativos, que servirá también para fundar una red de establecimientos que pretende impulsar su nuevo modelo de consumo en todo el país. Este año existen 10 supermercados cooperativos que representan a cerca de 9.000 socios en 11 municipios diferentes y aspiran a alcanzar más de 20 entidades en menos de dos años.

El congreso se celebrará en el Centro Social Comunitario Luis Buñuel y durante tres días debatirán sobre cómo construir alianzas, establecer retos e impulsar cambios en la cadena alimentaria. El domingo habrá una feria de productores locales.

La nueva tienda, mucho más espaciosa permite que haber incorporado más productos tanto de alimentación (frescos, en conserva y a granel) como de cosmética, higiene y limpieza, «con criterios éticos, de proximidad y salud». La lista es cada día más variada, contando con casi 2.000 productos diferentes. Además, cuenta con ludoteca y permite que «no entres y compres a toda prisa como en un supermercado habitual» sino que «te quedes compartiendo conversación». 

El techo que se marcan en la «sostenibilidad» pero Nacho también cree que «el consumo de proximidad no tiene techo» porque «cada vez se conciencia más, hay más información de lo que se consume…». Y a modo de cierre, afirma: «Cada vez comemos mejor más gente».

En A vecinal no se conforman y quieren llegar a más clientes. Están trabajando «a fondo en la venta online y el reparto a domicilio», que se pondrá en marcha «en los próximos meses»; y también en mejorar la logística en todo Aragón porque «si vamos a comprar, por ejemplo, ternera al Pirineo, que se pueda llevar miel de Teruel u otro producto» de otra zona y así «mejorar el precio final al consumidor».

Compartir el artículo

stats