Kiosco

El Periódico de Aragón

La representatividad de los ciudadanos en los ayuntamientos

Más de 300 concejales han dimitido en Aragón en las dos últimas legislaturas

Barbastro, Magallón, Utebo, Huesca y Andorra registran más renuncias | Más de una veintena de ediles han fallecido en 7 años, lo que también implica relevo

La corporación del Ayuntamiento de Caspe fue, con cinco dimisiones, la que más bajas registró durante la legislatura 2015-2019 en la comunidad. | EL PERIÓDICO

Más de 320 concejales aragoneses han dimitido de sus cargos en los 731 ayuntamientos en las últimas dos legislaturas, desde 2015. Aunque las cifras no son oficiales, puesto que no hay un registro obligatorio de las bajas de los concejales y alcaldes de los municipios, el conteo manual que se realiza año tras año desde las Subdelegaciones del Gobierno de España en cada provincia arroja una radiografía curiosa del ejercicio del verbo «dimitir» que a menudo reclama la ciudadanía de sus líderes políticos cuando yerran en sus políticas o se alejan de la ejemplaridad.

En este caso, en la política del día a día, en la puerta más cercana a la que llaman los vecinos cuando algo falla en su pueblo, la renuncia de más de 320 cargos públicos en siete años puede abrir también el debate del ejercicio sin sueldo y sin horario.

¿Son muchas o pocas dimisiones? Desde luego, es una cifra incompleta, que puede crecer en varias decenas por el número de dimisiones que escapan a la contabilidad.

En la última legislatura, marcada en buena parte por la pandemia, se observa un menor ritmo de renuncias que en la de 2015-2019. Según los datos a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, mientras entre 2015 y 2019 dimitieron 192 cargos, entre 2019 y 2022 van 128. El último año de la legislatura (como es el que comienza ahora) no suele ser el más abundante en renuncias, por lo que se espera que las cifras del actual mandato no alcancen a las del pasado. Ahora bien, en la pasada legislatura, la inestabilidad política a escala estatal –con varios procesos electorales– también motivó cambios de cargos, renuncias para optar al Congreso o al Senado, mientras que desde finales de 2019 no se han convocado de nuevo elecciones generales.

Goteo en Zaragoza

Zaragoza es la provincia en la que más pueblos se han producido dimisiones en ambas legislaturas, con un goteo de una renuncia por municipio en más de 60 localidades. En la legislatura de 2015, los pueblos que aglutinaron más relevos fueron Caspe (5), Villanueva de Gállego (4) y Borja (3). En la actual, Utebo destaca sobre el resto con 5 renuncias, frente a las dos de localidades como Cuarte, Pastriz, de nuevo Caspe, Ricla o_Daroca.

En_Huesca, la capital aparece siempre como una de las que registra más dimisiones; seis en la pasada legislatura, y tres en la actual. Además, Monzón (con 4) fue de las que tuvo más relevos entre 2015 y 2019; mientras que Barbastro aglutina seis en este último mandato, con varias dimisiones en el equipo de Gobierno.

En Teruel, en el mandato de 2015 Calamocha y_Teruel capital registraron tres renuncias. En la presente legislatura, Andorra ya suma cinco, seguida de nuevo por Calamocha (2).

Por provincias

Por provincias, Zaragoza suma el mayor número de dimisiones de concejales, seguida por Huesca y por Teruel, coincidiendo también con la población de cada una de ellas. Entre 2015 y 2019, en la de Zaragoza se registraron 65 relevos, y desde 2019 hasta 2022, 69. En la de Huesca, 73 en la anterior legislatura frente a 26 de la actual. Y en Teruel fueron 54 las renuncias en el mandato que comenzó en 2015, frente a las 33 que se han registrado hasta ahora.

La provincia de Zaragoza es, a su vez, la que más dimisiones de un solo concejal por municipio aglutina. Mientras, Huesca acoge al pueblo con más dimisiones de ambas legislaturas –según este recuento oficioso–: seis en Huesca capital y seis en Barbastro.

En este recuento hay ausencias notables, bien por falta de registro, bien porque estas renuncias se produjeron después del último balance de dimisiones. No aparecen las siete renuncias de los concejales de Magallón, que han dejado casi solo al alcalde socialista, Víctor Chueca. Una situación sobre la que el PSOE de Zaragoza sigue declinando hacer declaraciones. En la provincia de Teruel, Andorra es la localidad con más dimisiones en esta legislatura, con cinco renuncias.

Relevos forzosos

Tampoco recoge el registro el cambio de partido político o el paso al grupo no adscrito, que también es una práctica habitual cuando los ediles se saltan la disciplina del partido y obran por su cuenta. El ejemplo más reciente, el de la moción de censura en Cadrete, presentada por los concejales del PSOE y del PAR, junto al exedil de Ciudadanos, pese a la negativa rotunda de todas las direcciones de los partidos. Todos ellos, en teoría, iban a ser expulsados de sus partidos, pero no dimitían porque el acta siempre es suya

En el capítulo de relevos también se cuentan los forzosos, los que derivan del fallecimiento del representante público en cuestión. Y se trata de un episodio relativamente frecuente. Entre alcaldes y concejales, las estadísticas (pese a ser incompletas) recogen más de una veintena de fallecimientos en las tres provincias que forzaron un relevo en el cargo; casi el 10% de los contabilizados en este periodo de tiempo.

Cadrete, Magallón y Cariñena: la inestabilidad en Zaragoza

Los últimos meses han dejado en localidades zaragozanas gobernadas por socialistas varios episodios de dimisiones y mociones de censura que siguen sin aclararse. Es el caso de la moción judicializada en la Comarca Campo de Cariñena. Tras meses de conflicto judicial, la moción sigue pendiente del juez, después de que el PSOE expulsara del partido a quien sigue siendo presidente comarcal, José Luis Ansón, que sigue apoyado por algunos socialistas y por otros consejeros del PP. En Magallón está por aclarar la situación en el ayuntamiento, donde 7 de 9 concejales dimitieron en bloque por discrepancias con la manera de gobernar del socialista Víctor Chueca. Y están por dirimir, asimismo, los expedientes de expulsión que el PSOE y el PAR anunciaron que interpondrían a los ediles que hicieron fructificar una moción de censura contra la alcaldesa de Cadrete, del PP, María Ángeles Campillo, aquejada de un cáncer. Ni el PSOE ni el PAR han concretado cómo están los expedientes. 

Compartir el artículo

stats