Kiosco

El Periódico de Aragón

JUEGOS OLÍMPICOS 2030
ENTREVISTA Presidente de la Federación Aragonesa de Judo y director de la Oficina de Fomento del Ayuntamiento de Jaca

José Ángel Hierro: "Todas las reuniones están grabadas, que las hagan públicas sin problema"

"No se hacían actas y nunca se firmó nada, ni siquiera las votaciones", asegura uno de los representantes aragoneses en la Comisión Técnica de la candidatura conjunta

José Ángel Hierro, en el Área de Presidencia del Pignatelli el pasado viernes. | JAIME GALINDO

Fue uno de los miembros de la polémica Comisión Técnica en la que se discute la candidatura conjunta de los Juegos 2030. Estuvo en las seis reuniones previas a que el COE filtrase un acuerdo que nunca se firmó, y posteriormente ha acompañado al consejero Felipe Faci a las reuniones políticas celebradas en Madrid.

¿Cómo empezó todo? ¿Cuándo y quién les llamó?

El Gobierno de Aragón constituyó un grupo de trabajo y el director general de Deportes nos convocó a una reunión para presentarnos a los técnicos y empezar a preparar una candidatura. Eso fue en septiembre de 2020.

¿Qué se encontraron en la primera cita de la comisión técnica?

Una mesa con tres representantes del Gobierno de España, tres del COE, tres de Cataluña y tres técnicos por parte de Aragón. Hago especial hincapié en esto (técnicos) porque enseguida nos dimos cuenta de que íbamos tres técnicos porque era lo que el COE había pedido, pero enfrente nos encontramos a tres personas de perfil político.

¿Es cierto que Aragón hizo el primer planteamiento sobre la nieve?

Lo primero que hizo el COE fue mostrar el proyecto de candidatura que había. Cataluña comunicó que había habido una precandidatura y sentimos que teníamos que incorporarnos a un proyecto preexistente. De hecho, ya habían sido visitadas por el COI las instalaciones que proponían.

¿No estaban avisados?

El presidente del Consell Català de l’Esport contó que tenían un proyecto de candidatura y un reparto de pruebas, y nosotros escuchamos. Allí se manifestó que había que hacer un reparto de las pruebas atendiendo a unos criterios técnicos y se dijo que el esquí de fondo y el biatlón, sin tener que construir grandes instalaciones, solo eran posibles en Candanchú.

Hierro, durante la entrevista el pasado viernes. JAIME GALINDO

Alejandro Blanco dice que la primera propuesta de la nieve la presentó Aragón descartando el esquí alpino.

Lo primero que hicimos fue dar valor a la cordillera aragonesa, que ha organizado pruebas internacionales de alto nivel vinculadas a los Juegos de invierno, como son el Festival Olímpico de la Juventud Europea (FOJE) o distintas Universiadas y fue sede del Campeonato del mundo de esquí alpino. Allí, como estaba María José Rienda, exesquiadora y que había sido secretaria de Estado para el Deporte, se le preguntó qué opinaba de la posibilidad de que haya pruebas de esquí alpino en Aragón.

¿Y qué respondió?

No llegó a contestar.

¿Por qué?

No sé. En su lugar contestó Víctor Sánchez, que dijo que era una barbaridad separar las pruebas de esquí alpino.

Es decir, no quería dar su opinión sobre el valor de las estaciones de esquí aragonesas.

(silencio) Lo que interpretamos es que estábamos en una mesa técnica para ver por dónde podían ir las negociaciones. Y en ese momento pedimos el número de pruebas de cada una de las modalidades deportivas, los técnicos oficiales que irían asociados y que se nos explicaran los números totales para poder buscar una propuesta equilibrada.

"A Rienda se le preguntó qué opinaba de la posibilidad de que hubiese pruebas de esquí alpino en Aragón". ¿Y qué respondió? "No llegó a contestar". ¿Por qué? "No sé. Dijo que no sería conveniente dividir las pruebas de esquí alpino. Nada más".

decoration

Eso no es lo que dice Blanco.

Repito que nos incorporamos a un proyecto que ya había sido visitado por el COI. Nosotros incidimos en la existencia de instalaciones homologadas en todas las disciplinas para acoger las pruebas del programa y atender los criterios de sostenibilidad medioambiental, deportiva y económica que hicieran viable el desarrollo de estos Juegos. Ellos explicaron su proyecto e incluso el acuerdo entre los valles y Barcelona, y lo que se hizo fue una preselección en la que se indujo a Aragón a hacerse cargo del biatlón y el esquí de fondo y a Cataluña el esquí alpino y el snowboard. Pero quedaban por establecer otros deportes y por eso pedimos el número de deportistas, técnicos y pruebas adscritas a cada una de las modalidades del reparto para ver si había un equilibrio.

¿Esa propuesta quién la presento?

Fue una valoración de las pruebas para ver dónde estábamos en la primera reunión.

¿Qué pasó en la segunda?

Se acabó celebrando por videoconferencia y asistió el presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada. Era el 13 de enero y se dijo que Aragón estaba en condiciones de acoger las pruebas de esquí de montaña en su territorio. Nos emplazamos a hablar de las competiciones de hielo en la siguiente reunión porque estaba pendiente la visita del asesor externo del COI.

¿No se había hablado del esquí de montaña?

No formaba parte del proyecto de candidatura. No había sido olímpico en Pekín e inicialmente quedó en el aire aunque todos lo teníamos muy presente.

¿Cómo fue la visita del asesor del COI?

Vino a Aragón y emitió un informe en el que se demostró la idoneidad de Candanchú para acoger el fondo y el biatlón; y de Jaca para acoger el curling. Lo hablamos en la tercera reunión y ahí insistimos en que la mejor estación para acoger las pruebas de velocidad sería Cerler, que no nos habían dado la opción de incorporar esta posibilidad inicialmente. Nosotros siempre hablamos desde el punto de vista técnico. Nos gustaría que un asesor externo viniera a evaluar las instalaciones. ¿Qué diría un independiente sobre la división de las pruebas del alpino, que además son perfectamente divisibles como ha quedado demostrado en otros Juegos, ya sea por genero o por pruebas?

¿Qué diría el independiente?

Que en Aragón se puede hacer todo el esquí alpino.

El técnico aragonés, durante la entrevista con El Periódico en el PIgnatelli. JAIME GALINDO

Y siguieron las negociaciones...

Había habido un pre reparto inicial y nosotros habíamos pedido más información. Pero teníamos que tener claro que eso era una mesa técnica para elaborar propuestas que luego debían ser ratificadas políticamente. Nosotros en todo momento pensábamos en formar una candidatura que técnicamente mejor representaría a todo el Pirineo. Pero llegamos a la cuarta reunión y Víctor Sánchez, tesorero del COE, presentó un documento manifestando el estado de las negociaciones con lo que hemos explicado, pero atribuyendo el curling a Jaca y el esquí de montaña a Cataluña, modificando el acuerdo anterior.

¿Y el hielo?

Sí. Ahí propuso el secretario del COE que Zaragoza acogiese todas las modalidades de patinaje y Barcelona el hockey sobre hielo. Luego tomó la palabra Aleix Villatoro, que es el director del Consell Català de l’Esport, para decir que el acuerdo tenía un alto contenido político y los representantes de la Generalitat, ellos que son de perfil político, dijeron no estar en condiciones de adoptar un acuerdo por las connotaciones que tenía.

¿Cuándo aparece Mónica Bosch (la nueva coordinadora nombrada por el Govern que tanto enfadó a Lambán)?

En la quinta reunión, en la que se nos reiteró la necesidad de llegar a un acuerdo definitivo pero ella pidió más tiempo antes de tomar una decisión. Ya en la sexta presentó Cataluña un documento en el que se atribuían la celebración de las pruebas de hielo a Barcelona. Bosch explicó que quieren no solo el hockey sino el patinaje de velocidad, el artístico y el curling.

«No se hacían actas y nunca se firmó nada, ni siquiera las votaciones»

decoration

¿Qué dijeron?

Ahí el presidente preguntó si alguien quería hablar y yo tomé la palabra para explicar que podíamos entender sus consideraciones olímpicas sobre Barcelona, pero que si esos mismos criterios los aplicamos a la nieve, haríamos una división totalmente distinta, sobre todo con el esquí alpino. Insistimos en que queríamos acordar un documento técnico base que fuera estudiado y debatido para ser el origen del acuerdo político posterior. Pero los representantes de Cataluña no estaban de acuerdo con ese documento primero que nos parecía mejor a Aragón, el COE y el Gobierno de España.

¿Eso fue el 22 de marzo?

Sí. Se nos pidió que, en aras a que no saliera a la luz ese documento, no dijéramos nada hasta el día 25 para que se dieran los pasos necesarios antes de la ratificación política. Pero el viernes 24 se hizo público en Barcelona. En la cuarta y la quinta reunión lo que se hizo fue marear la perdiz. Quizá los representantes catalanes eran conscientes de la repercusión que tendría un acuerdo.

¿Es verdad que las reuniones están grabadas?

Todas. Y no tenemos ningún inconveniente en que se haga público su contenido íntegro.

¿Las tiene el COE?

Sí.

¿Y por qué amenaza con mostrarlas?

No sé. No tenemos ningún inconveniente en que las muestren enteras. Siempre hemos defendido la mejor candidatura técnica para todos. Por eso pedimos que venga un asesor independiente y evalúe la calidad de las estaciones de Aragón.

Blanco mantiene que Aragón no se opuso.

¿Qué hubiera ocurrido si nosotros nos levantamos de una mesa técnica? Ahí se habría acabado la candidatura. Pero siempre fuimos constructivos y todavía hoy seguimos convencidos de que se puede sacar adelante.

¿Además de las grabaciones había actas?

No. Y en ningún momento se firmó nada, ni siquiera las votaciones. Sabíamos que eran grabadas. Lo que nosotros hicimos fue emitir un informe de cada reunión y trasladarlo al director general del Deporte.

"Cataluña tenía otro proyecto que cambió con nuestra inclusión. El objetivo era lograr la mejor candidatura posible dentro de un proyecto de Estado"

decoration

¿Qué les parece la actitud de Alejandro Blanco?

A mí me han desconcertado las dos últimas propuestas, en las que el patinaje artístico se lo llevan a Barcelona. Eso ahonda más en el desequilibrio. Desde el punto de vista técnico existe la posibilidad de compartir una serie de pruebas para hacer una candidatura sostenible y no duplicar instalaciones. No tiene sentido separar, por ejemplo, el patinaje artístico y el de pista corta.

¿Se han sentido traicionados?

Nuestra intención siempre ha sido buscar el mejor acuerdo. Solo quiero decir que me ha sorprendido esta última propuesta.

¿Y qué le parece que vaya buscando grietas en los valles, los pueblos, las estaciones...?

Desde el primer momento éramos conscientes de que íbamos a un proyecto de Estado. Cataluña tenía otro proyecto que cambió con nuestra inclusión y el objetivo era lograr la mejor candidatura posible. La encomienda que entendíamos que tenía el presidente del COE era alcanzar el equilibrio, como nosotros buscábamos las mejores soluciones posible, y no solo para Aragón, para todos. Lo que debemos construir es una candidatura que no tenga fisuras.

¿Qué escenario queda?

Existe la posibilidad de presentar un buen proyecto. Variando ligeramente el proyecto del 22 de marzo y que haya pruebas de esquí alpino que se puedan celebrar en Aragón llegaríamos al equilibrio.

¿No están tan lejos?

El territorio va a definir cuál es esa propuesta técnica que quieren que traslademos. Pasa, desde luego, por compartir el esquí alpino, como ya se ha hecho antes.

¿Qué significado creen que tiene que Cataluña haya decidido retrasar la consulta con sus comarcas pirenaicas?

No hacen la consulta en todo el territorio, sino donde inicialmente habían decidido que iban a tener pruebas. La consulta irá en función del reparto final de las pruebas.

Compartir el artículo

stats