Kiosco

El Periódico de Aragón

MEMORIA HISTÓRICA

Los hermanos Lapeña podrían ser exhumados en menos de un mes

Los trabajos para sacar los cuerpos deberían empezar en unos 10 días /Al menos otros 30 aragoneses tienen concedido el derecho a salir de la fosa común

En el Valle de los Caídos habría al menos una treintena de personas con derecho a ser exhumados. | EL PERIÓDCIO

Los hermanos Lapeña, Manuel y Ramiro Lapeña Altabás, podrían ser por fin exhumados del Valle de los Caídos tras varios años de lucha judicial en el plazo de un mes.

Esta noticia llega después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 20 de Madrid haya decidido suspender las medidas cautelares aplicadas en noviembre de 2021 que provocaron la paralización de la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial a Patrimonio Nacional para exhumar a las víctimas enterradas en el Valle de los Caídos al considerar que se podrían producir «daños irreparables» en el lugar.

Los familiares de los hermanos aseguran que la noticia les ha llegado a través de los medios y que todavía no han recibido ninguna notificación oficial de que se haya producido este cambio.

Aún así, Miguel ángel Capapé, marido de una nieta de uno de los hermanos y portavoz de la Asociación de Familiares Pro Exhumación de los Republicanos del Valle de los Caídos cuenta que la información ha sido recibida «con mucha alegría». Por el momento, se mantienen a la espera de ver como evoluciona la situación ya que «no es la primera vez que nos dicen que la resolución es definitiva y acabamos sin poder seguir con las obras», asegura Capapé.

Según la información que ayer mismo se le trasmitía a la asociación desde Patrimonio Nacional, las obras en el Valle de los Caídos deberían empezar en un plazo de ocho a diez días y en el plazo de una mes ambos hermanos deberían estar enterrados en el lugar que sus familiares deseen.

«Por lo que nos han dicho todo estaría preparado y no debería haber ningún problema pero ya hemos estado en esta situación otras veces y todavía no hemos podido conseguir nuestro objetivo», asegura el portavoz de la asociación. Cuando la exhumación tenga lugar los restos de Manuel irán a Villaroya de la Sierra dónde será enterrado junto a su hijo, Manuel Lapeña, que murió hace unos meses sin haber visto cumplido su deseo de recuperar el cuerpo de su padre. En el caso de su hermano Ramiro, aunque todavía no está decidido, lo más probable es que sea enterrado en Calatayud

Hasta 30 aragoneses con derecho a exhumación

Aunque los hermanos Lapeña son los únicos que deberían ser exhumados por esta sentencia habría al menos una treintena de aragoneses enterrados en el Valle de los Caídos y cuyas familias tienen derecho por ley a que se les devuelvan sus restos. «Hay 30 que sepamos porque hemos tramitado las peticiones a través de la asociación. Probablemente habrá alguna familia más con derecho a exhumación que lo haya solicitado de forma individual y de la que no tengamos constancia», explica Capapé. Aún así en el Valle todavía quedarían una gran cantidad de cuerpos que no podrán ser desenterrados ya que tiene que ser un familiar de segundo grado el que realice la petición. «Hay gente que murió muy joven y que no tuvo descendencia y por lo tanto no tienen nadie cercano que pueda hacer la solicitud de forma formal», añade el representante,

Los hermanos Lapeña fueron fusilados sin juicio en el barranco de la Bartolina durante los primeros meses de la guerra civil por sus ideas republicanas y su vinculación a la CNT, como muchos otros fueron enterrados en el Valle de los Caídos sin que sus familiares lo supieran, que ahora, más de 80 años después siguen reclamando justicia.

Este proceso forma parte del proceso para que el inmenso cementerio del Valle de los Caídos sea objeto de una reorientación en su significado histórico que ya tuvo como primer paso imprescindible la salida de los restos del dictador Francisco Franco, su impulsor, en octubre de 2019.

Compartir el artículo

stats