Kiosco

El Periódico de Aragón

ENTREVISTA CONTRACORRIENTE ILUSTRADOR

Javirroyo: "Escribo con dibujos, me gusta contar cosas con carácter social"

Javirroyo (izquierda), con el artista 3D Diego Lasso. SERVICIO ESPECIAL

El ilustrador zaragozano Javier Royo (Javirroyo) ha lanzado la primera colección de 10.000 NFTs con el proyecto EmoHeads, una colección enfocada en la salud mental que tiene un componente social y solidario, al ayudar también a Open Arms.

-Ha creado la primera colección de 10.000 NFTs animados de España con este proyecto EmoHeads, ¿se puede explicar de forma sencilla en qué consiste esta idea?

-Son términos nuevos que aún cuestan, pero básicamente un NFT es una obra de arte digital con un certificado de autenticidad que garantiza que es un original. Si uno tiene un archivo digital (un jpg, por ejemplo), se puede copiar infinitas veces, pero este tiene una firma, con una tecnología, el blockchain, que certifica que es único, lo que en el mundo real podríamos equiparar a una escritura de propiedad.

En cuanto al proyecto, EmoHeads es una colección de 10.000 gifs (animaciones cortas de estos NFTs) que son básicamente como el juguete de Mister Potato: Yo como ilustrador he creado ojos, bocas, pelos, fondos, etc. Tenemos un programa informático que lleva a cabo la randomización, los mezcla, y se crean así figuras aleatorias. Las hay más comunes y más extrañas, que digamos que valen más, del mismo modo que cuando comprabas un sobre de cromos de pequeño, te podía tocar uno más raro o más normal.

-Pero no es un mero objeto decorativo, tiene un componente social…

-Suelo decir que “escribo con dibujos”, me gusta contar cosas con mis obras, y me interesa que tengan un componente social. En este caso quería vincularlo a la salud mental, trabajar en base a las emociones, e hice representaciones de varios estados mentales (felicidad, sorpresa, ira, miedo, asco y tristeza) aprovechando para hablar de la salud mental en el ámbito de la web 3. Si en la web 2 (las redes sociales) ya hay problemas, de ansiedad y otro tipo, en la web 3 (el llamado metaverso), que es mucho más inmersivo y te puede atrapar si no tienes cuidado, el peligro puede ser mayor. Trabajamos con una psicóloga (Luminita Patras) y una socióloga (Liliana Arroyo) con las que ya estamos haciendo charlas y hablando del tema en Twitter. Estas colecciones son como hacer una película, aunque yo figure como el artista no dejo de ser un profesional más de los muchos involucrados (como el artista 3D Diego Lasso), somos unas 20 personas.

Ejemplos de los NFTs creados por Javirroyo para EmoHeads.

Ejemplos de los NFTs creados por Javirroyo para EmoHeads.

-¿Ha tenido que trabajar el autoconocimiento para reflejar esta salud mental en las obras? ¿Le alegra que sea un tema cada vez menos tabú?

-Es un planteamiento que ya venía trabajando, lo llevaba de antes. Pero no sé si me alegra que la salud mental esté digamos de moda, porque en buena medida se debe a que se ha visto muy afectada con la pandemia. Se ha dicho mucho que ha sido como una guerra, y si no ha llegado a eso, sí que hemos vivido situaciones límite, con los seres queridos lejos. Yo por ejemplo también doy clase en la universidad y pensaba en mis alumnos, muchos procedentes de Latinoamérica, que vivían en Barcelona en pisos muy pequeños y con poca luz donde han tenido que estar semanas encerrados… Pero bueno, en general es positivo que se hable de la salud mental, sí.

-El proyecto lleva unos meses en marcha pero en realidad aún no han empezado a vender las obras, ¿cuándo comenzarán?

-Espero que salgan en verano ­–por el equivalente a unos 90 o 100 euros, en la criptomoneda ethereum-, pero en realidad lo interesante es que se genere debate y comunidad, para que el proyecto tenga repercusión, para que construyamos algo. Y en ese aspecto vamos muy bien, tanto con la psicóloga como la socióloga hemos estado organizando charlas y sesiones por Twitter y hay más de 10.000 seguidores, y unos 2.000 en Discord. Como dicen ellas, qué mejor lugar para explicar las consecuencias en la salud mental del metaverso que un espacio en el propio metaverso. Por otro lado también habrá una comunidad DAO (una organización autónoma descentralizada) en la que los holders (los que adquieran los NFTs) decidirán a qué se destina el 20% del dinero generado, que por ejemplo podría ir para comprar un terreno en el metaverso y construir un centro de salud mental. Lo importante es que se sigan generando cosas a raíz del proyecto.

-También tendrá su prolongación solidaria en el mundo real, con una aportación del 10% a la oenegé Open Arms. ¿Por qué la eligieron, estando a priori desconectada del ámbito de la salud mental?

-Me apetecía colaborar con una oenegé, y en realidad no lo está tanto. Una parte de su trabajo es con psicólogos, porque la gente que recogen en el mar llega muy tocada, después de haber tenido que huir de su casa y de su país, algo que también nos interesaba resaltar, porque es una situación dramática. Por otro lado, los que participen también tendrán la posibilidad de ganar un Mini en una edición especial, ya que han querido colaborar con nosotros.

-¿Está trabajando en algún otro proyecto, quizá por su tierra natal, Aragón?

-Trabajo un poco por todos lados, pero la verdad es que en Aragón, ahora mismo, no estoy en nada. Estoy empezando a trabajar en un libro de ilustraciones y creatividad que espero que se publique el año que viene. 

Compartir el artículo

stats