Kiosco

El Periódico de Aragón

NUEVA INCIDENCIA EN LA LÍNEA DE ALTA VELOCIDAD

La avería de un Avlo en Barcelona provoca retrasos de 80 minutos a 400 viajeros de Zaragoza y Madrid

Un convoy que salía de la estación de Sants a las 21.10 horas, ha sufrido un problema "mecánico" a la altura de El Prat y, tras estar 45 minutos el vehículo detenido, ha regresado a la terminal barcelonesa para hacer el transbordo de los viajeros a otro tren de la serie S-103

Viajeros a bordo del tren S-103 de Renfe tras ser transbordados desde el Avlo averiado en Sants, este domingo EL PERIÓDICO

Las líneas de alta velocidad de bajo coste parecen estar gafadas últimamente en el corredor que une Barcelona con Zaragoza y Madrid. Este domingo ha vivido una nueva incidencia, y ya van cinco en un mes, pero con importantes novedades: la avería la ha sufrido un tren de Renfe, más conocido como Avlo, y los usuarios no han tenido que viajar de pie ni esperar durante horas a que llegara otro convoy. Aunque las consecuencias para los 400 pasajeros que iban a bordo han sido la de tener que esperar durante 45 minutos en la vía, regresar a la estación de Sants y ser transbordados a otro tren de la compañía para realizar el trayecto. Eso sí, con 80 minutos de retraso acumulado.

Fuentes oficiales de la compañía han explicado a este diario, que el tren, que salió de Sants a las 21.10 horas, sufrió una "avería mecánica" cuando circulaba por un tramo próximo a El Prat y se vio obligado a detenerse. El tiempo de espera a bordo, esos 45 minutos, corresponden al que los técnicos necesitaron para evaluar el estado del tren y analizar cuál era la solución más adecuada para esos 400 pasajeros, que esperaban a que el convoy reanudara la macha. Aunque, según ha remarcado Renfe, "han estado informados de lo que ocurría en todo momento".

Al final la compañía decide que ese Avlo regrese a Barcelona y se les facilite otra alternativa de movilidad para que lleguen a destino. Por eso, retoma la marcha pero ya no en dirección a Zaragoza y Madrid sino hacia Sants. Allí ha llegado pasadas las diez de la noche y se les ha conducido a otro vehículo de la empresa, este de un modelo S-103 como los que prestan el servicio convencional de AVE, no el de bajo coste, y han podido reiniciar el trayecto "a las 22.30 horas".

Con esos 80 minutos de demora, este convoy debería haber llegado a Madrid a las 23.55 horas y lo hará en torno a las 1.15 horas, pasando antes por la estación zaragozana de Delicias en torno a la medianoche.

Ni un taxi ni medio

"Hemos llegado a Zaragoza al filo de la medianoche", explicó ayer un viajero que iba en el tren averiado. "Lo peor ha sido que en la estación de Delicias, a esas horas, no había ni un solo taxi esperando y que los autobuses brillaban por su ausencia", lamentó. "Al margen de ese detalle y de que hacía un frío casi invernal, todo bien", ironizó.

Desde Renfe, por otra parte, aseguraron que este retraso será "compensado" a los 400 viajeros. Con la devolución del 50% del billete si llegan a destino con 60 minutos o más de demora y con la totalidad si es de 90 o más, según establece la política comercial del Avlo.

Compartir el artículo

stats