Kiosco

El Periódico de Aragón

REBAJAS DE VERANO

Las rebajas en domingo 'pinchan' en Zaragoza

Las superficies comerciales y tiendas de textil no tuvieron el éxito deseado el primer domingo de rebajas. Varias trabajadoras dudan que sea rentable por la baja afluencia

Uno de los pasillos que da a la salida de El Corte Inglés de Sagasta ÁNGEL DE CASTRO

La llegada de las rebajas de verano supone un alivio para muchos bolsillos aragoneses pero, a juzgar por la afluencia de gente en algunas de las tiendas de moda más icónicas y las grandes superficies comerciales de Zaragoza, el domingo no es el día preferido para buscar gangas

"No sabía que hoy abrían, pero hemos pasado por delante y me he decidido a entrar a ver si veía algo que me gustaba. Me he comprado una blusa y algo de joyería", explicaba este domingo Elena en la glorieta Sasera de la capital aragonesa. 

Frente a ella, un enorme cartel de color rojo con letras blancas anunciaba la llegada de este periodo de descuentos extraordinario para tentar a los consumidores con rebajas de hasta el 50%. Sin embargo, Elena afirma no ser especialmente asidua a estas fechas de descuentos. "En grandes cadenas sí, porque aprovecho para comprar marcas, pero en tiendas de otro tipo no porque creo que no merece la pena", afirma. 

Dos mujeres caminan con dos bolsas de rebajas de El Corte Inglés ÁNGEL DE CASTRO

Ella es una de las zaragozanas que sí se ha acercado a uno de los espacios comerciales más populares de la capital que, en cambio, ha tenido una afluencia discreta durante toda la mañana. También las tiendas aledañas de pequeño comercio que, como han afirmado algunas de sus trabajadoras, se ven "obligadas a abrir" este este primer domingo de rebajas a rebufo del pez gordo pese a saber de antemano que la caja no va a ser especialmente buena

"Está la tienda vacía, lo máximo que hemos vendido han sido sandalias", expresaba Marina, la dependienta de una tienda de calzado. Según trasladó, el arranque de rebajas de verano ha sido sustancialmente mejor que el año anterior porque, cree, "la gente ha perdido ya el miedo". Sin embargo, esto no ha tenido su traslación al día festivo. 

Varias zaragozanas aseguran que no harán grandes gastos en estas fechas pese a los descuentos

decoration

La misma impresión tiene María, una trabajadora para una marca de textil en una de las principales distribuidoras de nuestro país. "Todos los domingos suelen ser flojos y este no es una excepción. Los trabajadores nunca hemos entendido que se abra porque es imposible que salga rentable", reconoce esta dependienta. La imagen contrasta, dice, con lo que se puede ver otros días de la semana, especialmente los sábados, donde la afluencia sí es más que considerable.

Un grupo de mujeres observan varios bolsos en un stand. ÁNGEL DE CASTRO

Misma realidad en Puerto Venecia. "Es de las peores rebajas que recuerdo. Yo creo que la gente está a otra cosa, como viajar o salir", asegura Raquel, que trabaja en otra sección de la misma distribuidora. Esto se debe, a su juicio, a que "hay ofertas cada día" y fuera de estos períodos. "Esto está acabado. Tiene que cambiar el sistema, porque sino va a ir mal".

Presupuesto ajustado

La Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (Ecos) ya aseguraron que las cifras de la campaña de rebajas de invierno no se acercaron a los números de 2019. Con esta puede pasar lo mismo. 

"He venido a comprar una prenda para un evento, pero no tengo planeado hacer ningún gasto más", reconocía Yolanda que, no obstante, ha esperado unos días a comprarla porque "sabía que la iba a encontrar ahora más barata". 

Tampoco se dará muchas alegrías Natalia, que enmarca su decisión en el contexto general: "Compraré solo lo que necesite porque todo está muy caro y creo que los descuentos en cosas que merecen la pena son ridículos". El contrapunto lo pone Elena, la primera protagonista: "Nunca me he marcado un presupuesto. Creo que te rompo la estadística".

Compartir el artículo

stats