Kiosco

El Periódico de Aragón

EL SECTOR TURÍSTICO

Los hoteles de Zaragoza prevén un verano mejor que el de antes de la pandemia

La ocupación estimada para julio y agosto se sitúa actualmente unos diez puntos por debajo de 2019, pero los establecimientos confían en llegar al 60% y superar las cifras del año previo a la crisis del coronavirus

Dos turistas haciendo fotos en la plaza del Pilar de Zaragoza. ANDREEA VORNICU

Los hoteles de Zaragoza confían es que este veranos marcará la vuelta a la normalidad del sector tras dos largos años condicionados por la pandemia. Los establecimientos prevén superar incluso las cifras de 2019, el ejercicio previo al estallido de la crisis del coronavirus, que tanto golpeó a estos negocios y al turismo y la hostelería en general. Ahora mismo las estimaciones de ocupación para julio y agosto están diez puntos porcentuales por debajo de las cifras de hace tres veranos, pero hay indicadores que apuntan a que esa brecha se corregirá e, incluso, se lograra un mejor resultado.

"Hay margen de mejora en la ocupación. Todavía no se han recuperado las cifras previas de la pandemia, las del año 2019, pero estamos confiados de que el última hora y las previsiones de nuestros socios, que hacen pensar que podamos llegar a un 60%", explicó esta martes Antonio Presencio, presidente de la Asociación de Hoteles de Zaragoza y provincia (Horeca), Antonio Presencio, que ofreció una rueda de prensa para dar a conocer las previsiones del sector para la campaña de verano.

A día de hoy la ocupación prevista para julio es del 45% frente al 55% del mismo mes de 2019 y para agosto del 48%, ocho puntos menos que hace tres veranos (48%), según los resultados de la encuesta realizada a los socios de Horeca Hoteles Zaragoza. "Queda mucho para poder llegar a esas cifra e incluso superarlas, que es algo que pensamos que se puede conseguir", afirmó.

Hay datos que apuntan al optimismo. Uno de ellos es que la estancia media de las reservas supera los dos días, algo que hacía mucho tiempo que no ocurría. Otro punto positivo en la recuperación del turismo extranjero, que ha estado bajo mínimo a lo largo de la pandemia. El clientes internacional ya representa el 20%, el doble que hace unos meses.

"Son cifras que van a ir creciendo y en precios muy razonables. Queremos que sea un destino vacacional. no es de sol y playa pero tiene un gran atractivo por su oferta cultural, patrimonial, religiosa, gastronómica y de eventos", recalcó el representante de las empresas hoteleras de Zaragoza y director del grupo aragonés Palafox, uno de los de los principales operadores del sector local.

Por ahora, no hay ningún día de los dos próximos meses --el periodo de vacaciones por excelencia-- con el estoc de habitaciones agotado. Tan solo se espera colgar el cartel de completo con motivo del festival de música Vive Latino, que se celebrará en Zaragoza el 2 y 3 de septiembre.

Compartir el artículo

stats