Kiosco

El Periódico de Aragón

UN SECTOR ESTRATÉGICO DE LA COMUNIDAD

El automóvil aragonés confía en salir bien parado del PERTE

El Departamento de Industria de la DGA ha concedido 14 millones de ayudas a 40 proyectos innovadores de esta industria desde 2017

El vicepresidente de Aragón y consejero de Industria, Arturo Aliaga, este miércoles en una jornada del automóvil celebrada en el edificio Pignatelli. LUIS CORREAS / Gobierno de Aragón

El sector del automóvil de Aragón, que es clave y estratégico en la economía de la comunidad, se encuentra en una encrucijada con muchos interrogantes abiertos. La vista está puesta en la convocatoria de ayudas del PERTE (Proyecto Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica) del coche eléctrico y conectado, al que la planta de Stellantis de Figueruelas ha presentado una propuesta de 223 millones. El resultado de la partida no se conocerá hasta septiembre u octubre, pero tanto el Ejecutivo autonómico como la industria auxiliar confían en que la comunidad salga bien parada del reparto de fondos.

«Tenemos la confianza y la esperanza de que se van a satisfacer las necesidades de todas las plantas de este país. Entendemos que va a haber una aprobación generalizada de los proyectos, aunque haya algunas modificaciones», afirmó ayer Benito Tesier, presidente del Clúster de la Automoción de Aragón (CAAR) en una jornada organizada por el Departamento de Industria de la DGA para analizar la situación del sector.

«Estamos en un momento apasionante y las decisiones de los próximos meses pueden ser determinantes para las empresas aragonesas», afirmo Arturo Aliaga, vicepresidente de Aragón y consejero de Industria, quien abogó por «ir de la mano en este momento de transformación». En este sentido, ensalzó el proyecto presentado al PERTE por Stellantis y dio por hecha la llegada de nuevos modelos eléctricos a su planta zaragozana. Recordó además que hay empresas de la comunidad en iniciativas lideradas por otros grandes fabricantes, como Volkswagen o Renault.

La jornada sirvió también para ensalzar el apoyo dado al sector por la DGA, con cuantiosas ayudas económicas, como los 14 millones concedidos desde 2017 a 40 proyectos de innovación que han movilizado inversiones por valor de 60 millones.

El acto contó con la participación de los directores generales de la patronales españolas de proveedores (Senauto) y fabricantes (Anfac) del automóvil, José Portilla y José López-Tafall.

Los dos últimos años han sido malos para el automóvil en términos de matriculaciones y producción, primero por la pandemia y después por una crisis de microchips que todavía colea. En este difícil contexto las empresas han tenido que plantear inversiones para adaptarse a la transformación tecnológica hacia movilidad eléctrica.

«La realidad es que hemos sufrido una tormenta perfecta en la que la industria del automóvil ha demostrado tener músculo y gran capacidad de adaptación», señaló Tesier. Aunque «hoy por hoy no estamos en un escenario de pérdida de empleo» en sector, el presidente del clúster advirtió que la electromovilidad sigue siendo una asignatura pendiente a nivel de ventas y de infraestructura de recarga.

Compartir el artículo

stats