Kiosco

El Periódico de Aragón

BALANCE DE LOS TRES AÑOS DE MANDATO DE PSOE, UP, PAR y CHA

El cuatripartito quiere repetir Gobierno en 2023

Las cuatro formaciones del Gobierno de Aragón presumen de estabilidad y apuestan por repetir idéntica composición en la próxima legislatura por considerar que es una experiencia de "éxito"

Los miembros del Gobierno de Aragón, este jueves en el Pignatelli Ángel de Castro

El Gobierno de Aragón ha hecho balance este jueves de los tres años de mandato del cuatripartito aragonés. Javier Lambán (PSOE), Arturo Aliaga (PAR), Maru Díaz (Podemos) y José Luis Soro (CHA) han repasado repasan este periodo de gestión en común cuando solo queda un año para la celebración de unas nuevas elecciones autonómicas. Han estado presentes también el resto de consejeros del Ejecutivo aragonés, que ha presumido de su capacidad para dar estabilidad a la comunidad pese a formar un grupo tan heterogéneo. "Ahora nos conocemos mucho más que hace tres años, por lo que confío en que saquemos adelante también el próximo presupuesto", que es el último del mandato y para el cual ya han empezado las conversaciones.

Lambán, de hecho, ha anunciado la publicación este viernes en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), de la orden para la elaboración de los presupuestos de 2023, los últimos de una legislatura "muy compleja" en la que el cuatripartito ha tenido que afrontar una pandemia y, ahora, los efectos de la guerra en Ucrania y ha demostrado que ha sido una experiencia política "de éxito".

El presidente ha explicado que frente a los "espectáculos tragicómicos" de otras coaliciones en comunidades que han adelantado elecciones, e incluso en el Gobierno de España, en Aragón "ha funcionado a la perfección", respondiendo a las expectativas de los compromisos firmados.

"Pocos gobiernos han dotado a su territorio de tanta estabilidad social y política como el de Aragón", ha enfatizado Lambán, que espera que la comunidad autónoma recupere este mismo año el Producto Interior Bruto (PIB) del año anterior a la pandemia, una visión compartida por sus socios de Gobierno, el vicepresidente del ejecutivo Arturo Aliaga (PAR) y los consejeros de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz (Podemos), y de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro (CHA), todos dispuestos a repetir esta alianza en 2023, en las próximas elecciones autonómicas.

Los miembros del Gobierno, ayer en los jardines del Pignatelli. ÁNGEL DE CASTRO

Aliaga ha presumido de ser del PAR y de esta tierra "en la que moriré amándola y sirviéndola", ha asegurado el vicepresidente, que citando a Mark Anthony ha enfatizado que "valió la pena" tomar la decisión de formar parte de este proyecto con el PSOE y dos partidos de ideología muy contraria a la centrista del Partido Aragonés.

"Creo que se me nota que en este Gobierno me siento cómodo", ha asegurado el líder del PAR, que asegura tener "fuerzas para seguir en este Gobierno, en el siguiente y en los que vengan después".

Por su parte, la consejera de Ciencia y líder de Podemos en Aragón, Maru Díaz, también ha abogado por reeditar el cuatriparito, un Gobierno "que ha demostrado que puede gobernar en las peores circunstancias" con políticas "que mejoran la vida de la gente". Para Díaz, "no caben los discursos triunfalistas" en un contexto marcado por una inflación desbocada, pero ha celebrado dos datos que demuestran, en su opinión, que en Aragón las cosas se están haciendo bien. "Somos la segunda comunidad en felicidad autopercibida". También, ha destacado, la única en la que crece la natalidad. 

Así que la líder de Podemos, con retos todavía pendientes como el cambio climático, apuesta por reeditar un Gobierno que "le sienta bien a Aragón".

Sin autocrítica

Por su parte, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, de CHA, ha celebrado que la "argamasa" del aragonesismo ha mantenido unido a un Gobierno que ha constituido una "auténtica innovación política".

Para Soro, el cuatripartito es un Gobierno que "cuida a las personas". "Hemos estado a la altura de las circunstancias y el reto es consolidar el trabajo y que termine de germinar lo que hemos sembrado", ha destacado cerrando las intervenciones en las que el cuatripartito apenas ha mostrado un gramo de autocrítica.

Lo ha tenido que hacer Lambán en las preguntas posteriores, aunque acordándose del que volverá a ser su gran rival en las urnas. "Evidentemente hacemos cosas mal, hay otros que no se equivocan nunca como el PP".

"Si algo ha tenido este partido ha sido capacidad de análisis para cambiar las cosas que se han hecho mal", ha asegurado el presidente, en referencia sobre todo al covid, "que al principio era tan desconocido que algunas medidas se adoptaban a ciegas" y ahora no se tomarían.

No obstante, "hemos sido autocríticos en ese tipo de rectificaciones, pero nadie sale a la palestra para desangrarse en vivo delante de los demás", ha concluido Lambán antes de que Aliaga cerrara la mañana escapándose a la cuestión de si podría pactar con el PP y Vox tras las próximas elecciones argumentando que faltan 11 meses para los comicios y presumiendo de cómo este Gobierno ha respetado al PAR, "que está en el centro", pese a las discusiones que hubo para lograr la constitución del actual cuatripartito.

La portavoz del PP en las Cortes de Aragón, Mar Vaquero, ha valorado esta mañana el balance de gestión del Gobierno de Aragón destacando que, frente al discurso "decepcionante y muy revelador por triunfalista" que ha hecho el cuatripartito de Lambán, "la realidad es que, si por algo se ha caracterizado la acción de la DGA, ha sido por la incapacidad y la ineficacia".

Ha lamentado que el “autocomplaciente balance de Lambán esté tan preocupantemente alejado de la realidad de los 100.000 aragoneses que tienen serias dificultades para llegar a fin de mes, 74.000 de ellos en pobreza severa", lo que desde su punto de vista deja "un balance oficialista que se olvida de los problemas que pasan la inmensa mayoría de los aragoneses para afrontar la constante subida del coste de la vida"

Lambán se olvida, según la popular, "de los problemas de las empresas y las familias para combatir la crisis energética, de combustibles y de suministros”.

Vaquero ha recordado que el Gobierno de Lambán, a pesar de las características extraordinariamente positivas de Aragón para ello, "ha sido incapaz de atraer una de las grandes fábricas de baterías que van a ser decisivas para el futuro inmediato de la automoción; dos proyectos estratégicos de miles de millones de inversión y miles de puestos de trabajo que han ido a Valencia y a Extremadura”.

Asimismo, ha apuntado que ha sido "incapaz" también de sacar adelante la candidatura olímpica de invierno, otro proyecto estratégico para el sector de la nieve, el turismo y nuestra imagen exterior que ha saltado por los aires sin que nadie nos haya explicado por qué Pedro Sánchez vino a prometerlo a Zaragoza al lado de Lambán y ahora ni siquiera reciba al presidente de la DGA para abordar esta cuestión".

Compartir el artículo

stats