Kiosco

El Periódico de Aragón

ENCUESTA DEL INE SOBRE CONDICIONES DE VIDA

La pobreza severa se dispara en 2021 y ya afecta a 74.000 aragoneses

El 5,6% de la población de la comunidad sufre una carencia material severa, el triple que en 2020. A 100.000 personas les cuesta llegar a fin de mes, el 8,5% carece de recursos para calentar su casa y el 3% no puede comer dos días carne o pescado

Un usuario del comedor de la iglesia del Carmen de Zaragoza, ayer. | ANDREEA VORNICU Andreea Vornicu

La senda de corrección de la pobreza y la desigualdad que seguía Aragón desde el fin de la Gran Recesión de 2008 ha saltado por los aires con la pandemia. Las condiciones de vida de los aragoneses empeoraron de forma muy notable el pasado año, según lo atestiguan los datos oficiales de la encuesta sobre esta materia publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de pobreza severa en la comunidad se disparó en 2021 hasta el 5,6% de la población, de manera que afecta a unas 74.300 personas. Se trata de la mayor cifra desde que se viene realizando este estudio, que se inició en 2004. Supone además triplicar el registro de 2020, cuando se situaba en el 1,7% (22.300 afectados). Dicho de otra manera, en un solo año un total de 51.700 ciudadanos de la comunidad han pasado a formar parte del colectivo que sufre una situación de extrema necesidad.

Todo hace indicar que este retroceso se debe a los efectos de la crisis sanitaria, social y económica provocada por el coronavirus. También ha podido influir la escalada de la inflación y de los precios de la energía, que empezó a percibirse en la segunda parte del ejercicio como consecuencia de una tensión geopolítica que acabó estallando en la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Al margen de las causas, la encuesta parece reflejar una cierta corrección de los datos sorprendentemente positivos que se dieron en 2020. A pesar de que fue el año de la pandemia que causó más estragos en todo los sentidos, Aragón redujo la tasa de pobreza severa, siendo la única comunidad que lo hizo junto a Castilla-La Mancha, y marcó incluso la cifra más baja de toda España, donde este indicador sí se incrementó con fuerza.

La tornas han cambiado en 2021, cuando Aragón ha registrado el mayor incremento porcentual de todos los territorios –cinco de ellos incluso han mejorado sus cifras– y pasa a ocupar ahora el décimo peor puesto de la clasificación autonómica. Aun así sigue presentando un mejor comportamiento que la media de España, donde la tasa se situó en el 7,3%, tres décimas más que en el año precedente.

Se considera que una persona está en situación de carencia material severa si vive en un hogar que no puede hacer frente a cuatro de los nueve elementos que recoge la lista de la estadística, como son afrontar gastos imprevistos por valor de 750 euros, irse de vacaciones una semana al año, mantener la vivienda con una temperatura adecuada, comer carne, pollo o pescado al menos cada dos días, sufrir retrasos en el pago de gastos básicos o disponer de automóvil, teléfono, televisor o lavadora.

Indicadores de carencia material

Aragón empeora los números en todas las variables que miden la carencia material, al contrario de lo que ocurrió en 2020, con porcentajes en algunos casos muy elevados que retrotraen al deterioro de las condiciones de vida que se produjo con la crisis de 2008. A nivel nacional la evolución fue algo más positiva al retroceder en solo dos categorías, mejorar en tres e igualar los datos en dos.

En concreto, el 26,9% de la población aragonesa manifiesta que en 2021 no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos --el 33,4% en toda España--, nueve décimas más que en 2020. Y el porcentaje de quienes no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días se dispara del 1,2% al 3,3%, la cifra más alta desde 2015.

Uno de cada cinco aragoneses, en riesgo de ser pobre

El porcentaje de población aragonesa en riesgo de pobreza o exclusión social, el denominado indicador AROPE que diseña la Comisión Europea, se situó en el 20% (265.200 personas) en 2021, lo que supone un incremento de 2,2 puntos en relación a 2020 (18,8%). Así lo recoge la encuesta de condiciones de vida publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa es casi ocho puntos inferior a la mediana española (27,8%), que sube respecto al año anterior (27%) y la tercera más baja de las autonomías, solo por detrás de Navarra (14,7%) y País Vasco (16%). El indicador AROPE recoge una visión multidimensional del riesgo de pobreza, pero hay que tener en cuenta que las cifras se estiman a partir de los ingresos económicos del año anterior.

La conocida como pobreza energética, que afecta a quienes no pueden permitirse tener la vivienda con una temperatura adecuada, registra una nivel récord en la encuesta, lo cual concuerda con el incremento desorbitado que empezó a registrar la factura eléctrica del mercado regulado. En esta situación se encontraba el pasado año el 8,5% de la ciudadanía aragonesa, el triple que en 2020 (2,8%), pero aún así es la tercera cifra más baja de todo el país.

También se multiplicó hasta el 9,4% la proporción de personas que tuvo retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad), frente al 4,9% del ejercicio anterior. No obstante, la tasa nacional en esta categoría es más de tres puntos mayor (el 12,6%). El porcentaje de los que no pueden salir de vacaciones al menos una semana se mantuvo igual, en el 23,6%.

Llegar a fin de mes es una odisea para el 7,5% de los aragoneses (casi 100.000 personas), que dicen tener mucha dificultad para afrontar sus gastos. Este porcentaje sube con fuerza con respecto al 5,5% de 2020 y es el más alto desde el 10,5% de 2014. La media de España en este indicador es más de un punto mayor (el 8,8%).

Otros 100.800 aragoneses (el 7,7% del total) tienen una dificultad moderada para llegar a fin de mes, 7.800 más que el año anterior. A nivel estatal, se encontraba en esta situación en 2021 el 12,8% de la población.

más datos

1 / Uno de cada cuatro no puede ir de vacaciones

Casi uno de cada cuatro aragoneses (23.6%) manifiesta que no podrá irse este verano de vacaciones al no tener la posibilidad de pagarse una semana fuera de su domicilio habitual, según la última encuesta de condiciones de vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al año 2021. La privación de un descanso fuera de casa no ha experimentado ninguna variación en la comunidad respecto a 2020. En el conjunto de España la tasa llega hasta el 32,7% (uno de cada tres), pero desciende casi dos puntos respecto al 34,4% del ejercicio anterior.

2 / El 75,6% tiene su vivienda en propiedad

El 75,6% de los hogares aragoneses –es decir, tres de cada cuatro– tiene su vivienda en régimen de propiedad, un porcentaje muy elevado pero que es el más bajo de los 17 años en los que se lleva elaborando la encuesta de condiciones de vida del INE. La tasa cae un algo más de un punto respecto a 2020 (76,7%) y cerca de ocho puntos en relación a 2016 (83,3%). La opción de vivir de alquiler sigue siendo minoritaria, con una tasa del 16,7% (a precio de mercado), por debajo del año anterior (17,2%). Sube el arriendo a coste inferior al mercado (del 0,4% al 1,2%) y la cesión (del 5,6% al 6,6%).

3 / Retrasos en los pagos básicos del hogar

La vivienda, tanto de alquiler como en propiedad, es una de las mayores preocupaciones para la población trabajadora. El 9,4% de los aragoneses reconoce haberse retrasado con alguno de los pagos habituales (hipoteca, arriendo o recibos como el gas) en los últimos 12 meses, lo que supone que la cifra casi se duplica en relación a 2020 (4,9%). En España el porcentaje es del 12,6%, cuatro décimas más que el año pasado (12,2%). Otra de las carencias materiales es no poder disponer de un coche por falta de recursos económicos. En esa situación estaba en 2021 el 4,5% de los aragoneses frente al 2,7% de 2020.

4 / La quinta renta más alta de toda España

El estudio del INE también concreta que los ingresos medios anuales netos por persona, que en 2020 se situaron en Aragón en 13.343 euros (846 más que el año precedente), la convierten en la quinta comunidad con un nivel de renta más elevado, mientras que en España alcanzaron los 12.269, 23 menos que el ejercicio anterior. Los ingresos anuales más elevados se dieron en País Vasco (15.544), Navarra (15.269), Madrid (14.836) y Cataluña (14.159). En el extremo opuesto se situaron Extremadura (9.500), Murcia (9.931), Andalucía (9.915) y Canarias (10.161).


Compartir el artículo

stats