Kiosco

El Periódico de Aragón

INFORME DEL MINISTERIO DE HACIENDA SOBRE 2021

La deuda de los ayuntamientos en Aragón baja en casi 70 millones durante el covid

Zaragoza es la cuarta ciudad con más pasivo del país pese a reducirlo en 39 millones / En Aragón hay 548 consistorios que ya no deben nada, el 75%, y 47 más que en 2019

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y su titular de Hacienda, María Navarro. | ÁNGEL DE CASTRO

La pandemia del coronavirus parece haber tenido una cara positiva, un lado balsámico que afecta a la deuda de los ayuntamientos de la comunidad aragonesa, que han visto cómo en dos años se ha reducido su deuda viva total en casi 70 millones de euros, entre el ejercicio 2020 y sobre todo al cierre de 2021, cuando los 807,04 millones de euros que adeudaban todos ellos a finales de 2019 se habían convertido en 737,63. Son 69,4 menos en dos ejercicios presupuestarios de mucho gasto sobrevenido por el covid. Pero se trata de una reducción del pasivo financiero que se ha apuntalado con más fuerza en el último año, ya que comenzó con 788,84 y se ha logrado aminorar en 51,2 en solo doce meses.

Pero la estadística de las entidades locales aragonesas la marca siempre de forma decisiva Zaragoza, la capital, que ha sido parte fundamental en esa disminución pese a que aún hoy sigue estando entre las más endeudadas de España con 665,96 millones de euros a fecha 31 de diciembre de 2021, que eran 35 menos que los 700,98 de un año antes y 39,7 menos que a finales de 2019. La pandemia le ha permitido descontar 39,7 millones de euros a ese pasivo que, aún así, solo lo empeoran cuatro ciudades en el país: la de Madrid (que gobierna el PP José Luis Martínez Almeida), como ya es costumbre desde hace años, con 1.679,51 millones de euros de deuda; Jerez de la Frontera, que irrumpe con fuerza en la segunda plaza con 918,41; y la Barcelona de Ada Colau, con 817,5.

Son datos oficiales publicados ayer por el Ministerio de Hacienda sobre la deuda viva de los ayuntamientos en España, que sumaban entre todos 17.324,05 millones de euros a 31 de diciembre de 2021, que son 355 más que en 2020 (17.679,66) y sobre todo son 1.646,79 menos que los 18.970,84 millones que debían antes de que estallase la pandemia.

Así que el covid ha puesto la gestión diaria de los consistorios patas arriba, sus cuentas y sobre todo sus ingresos en caída libre respecto a cualquier posible estimación, pero también ha permitido ahorrar y amortizar deuda a largo plazo. Un yugo que en el pasado tenía maniatada a la Administración local de cara a hacer inversiones, ahora cada vez tiene liberados a más municipios. Sí, gracias a la pandemia esta vez.

Así se explica que en los datos de Hacienda ya figuren en Aragón hasta 548 localidades con su deuda viva a cero euros: 145 de los 202 que tiene la provincia de Huesca, 175 de los 236 de la de Teruel y 228 de los 293 de Zaragoza. Así, el 75% de los municipios aragoneses no tienen préstamos que devolver. O lo que es lo mismo, solo el 25% de los 731 que tiene la comunidad, 183, soportan los 737,63 millones de deuda global. Pero claro, teniendo en cuenta que los 665,96 millones que debe Zaragoza ya es el 90% de esa cantidad, tampoco salen mal parados el resto si ese global se queda en 71,67 millones de pasivo entre 182 pueblos y ciudades con deuda viva.

Así que Zaragoza ya representa nueve de cada diez euros que deben las entidades locales en Aragón, pero también ha descontado casi 40 de los 70 millones en total que se han reducido de esa cuenta general de préstamos bancarios. Pero también es verdad que el resto han aportado algo más que esos 30 millones de deuda reducida a la estadística en Hacienda. Los 548 municipios con su deuda a cero son 11 más que el año pasado (sumaban 537, con 191 en Huesca, 179 en Teruel y 217 en Zaragoza) y 47 más que en 2019 (había 501: 131, 169 y 201, respectivamente en las tres provincias).

Entre esos 548 municipios con su deuda a cero en este informe del ministerio sobresalen dos: Sallent de Gállego (Huesca), que ha dejado a cero su deuda de 3,25 millones de antes de la pandemia, y Villanueva de Gállego (Zaragoza), que ha finiquitado otros 2,16 millones en dos ejercicios. Y también destacan, al otro lado de la balanza, en el aspecto negativo, otros dos: Sabiñánigo, que la ha elevado de 2,1 a 3,18 millones en dos ejercicios presupuestarios, y Jaca, que ha pasado de los 1,43 millones de pasivo en 2019 a los 1,62 de 2021.

Mientras, las capitales de provincia se puede decir que han hecho los deberes en la pandemia. Teruel la empezó debiendo a los bancos 9,14 millones y ahora adeuda, según Hacienda, 4,86, es decir, ha amortizado 4,3 en dos años. Huesca casi triplica la turolense, con 14,26 millones, pero en 2019 estaba en 18,36, es decir, ha descontado 4,1 millones.

Así que de esos 30 millones de deuda que han logrado reducir en dos años todos los municipios que no son Zaragoza, 8,4 lo han conseguido las otras dos capitales de provincia y otros 21,6 el resto de localidades.

¿Y cuáles deben más dinero ahora? Pues, aparte del liderazgo con una diferencia abismal de Zaragoza, con esos 665,96 millones, le siguen Huesca con esos 14,26; Monzón, con 8,68; Teruel, y sus 4,86; Calatayud, con 4,07; Alcañiz, con 3,21; y Sabiñánigo, con 3,18. Solo 14 localidades en Aragón adeudan más de un millón de euros, todo un logro para lo que hay en otras comunidades.

Compartir el artículo

stats