Kiosco

El Periódico de Aragón

Antonio Rodríguez: "El fin último de Atades es la inclusión laboral"

El castellanomanchego, que forma parte de la asociación desde hace 30 años, acaba de ser elegido presidente

Antonio Rodríguez acaba de ser elegido presidente de Atades. ATADES / DANIEL PÉREZ

Lleva 29 años en Aragón y desde entonces ha estado ligado a Atades. Hace ya más de una década perteneció a la Junta de Gobierno y el año pasado se incorporó en una segunda etapa como vicepresidente. En las últimas elecciones Jesús Soto, su predecesor y al que le agradece "todo lo hecho" por el colectivo, “no estaba con fuerzas para seguir” y se creó una candidatura (la única), por lo que fue nombrado presidente de una asociación que atiende al año a unas 3.000 personas.

Entró en Atades por su hijo.

Sí. Álvaro tiene síndrome de down. Vivíamos en Madrid y lo que había entonces no nos gustaba. Vinimos a Zaragoza porque teníamos familia, conocimos Atades y nos gustó, así que pedí el traslado del onstituto e incorporamos a mi hijo a San Martín de Porres. Él tendría unos 12 años y estuvo hasta los 18. Ahora está en Santo Ángel, en un taller ocupacional que hacen cerámica (Alma Atades) y está muy contento. Además, tiene actividades de Tigres, el club de Ocio y Tiempo libre, que cumplirá al año que viene 50 años, y clase de adultos.

¿Cambia mucho la percepción de vivirlo como padre a la de presidente?

Lógicamente, como padre veo las necesidades que tiene mi hijo y cómo se van cubriendo y desde la junta, lo ves con una panorámica más amplia para poder llegar a todos los usuarios de Atades.

Uno de los referentes de Atades es el colegio San Martín de Porres, del que, aunque lleva tiempo funcionando, lo han inaugurado oficialmente este curso. ¿Qué otros proyectos tienen en marcha?

Muchos, pero los más importantes es el exoesqueleto, que tiene un éxito importante y hay lista de espera; y la atención y potenciación de la mejora de calidad de vida de las personas con Trastorno del espectro del autismo (TEA).

¿Cómo se va a hacer?

Hay un proyecto,  a.Autismo, que abarca todo el recorrido vital de las personas con TEA, desde la atención temprana a lo residencial, con la construcción de una nueva residencia para ellos en la Ciudad Residencial Sonsoles.  Pensábamos que estaría para septiembre pero se ha retrasado un poco por unas licencias. Y también se quiere potenciar, aunque ya se está haciendo, la inclusión laboral. De hecho,  hay personas que están trabajando en alguna empresa; y hay un convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza, por el que 3 personas están haciendo labores de conserjería en el parque de bomberos.

¿La inclusión laboral sería el máximo de los logros?

Esto es. Cada vez hay más casos de usuarios que realizan todo el recorrido y terminan trabajando en la empresa ordinaria y viviendo en un piso, con una vida autónoma totalmente independiente, siempre con profesionales de Atades que les ayudan a que esa inclusión sea real. Esa sería la normalidad.

En esa labor de inclusión, hay un nueva iniciativa en Tarazona.

Así es, es para personas con inteligencia límite, para buscar su inclusión laboral desde la formación. En Tarazona se pondrá en marcha un proyecto que tiene que ver con micología, cultivo de hongos y setas específicos y la recolección mediante investigación en colaboración con el CITA, y también de distribución. ¿La finalidad última?, la inclusión laboral. En Jaca se está haciendo con Cielos de Ascara, también para la inclusión laboral; y en Zaragoza, con los Talleres de empleo. Todo lleva a lo mismo, a la incorporación al mundo laboral.

Otro de los proyectos es la creación de una residencia familiar?

Eso sería ya a largo plazo. Por la longevidad que hay, muchas personas con hijos con discapacidad intelectual en las que llega un un momento en el que los padres necesitan tanto apoyo como los hijos. La idea es hacer una residencia en la cual participen hijos y padres con servicios para poder atenderlos, tanto atención sanitaria, como comedor, lavandería, pero lleva tiempo y además tienen que poner su parte las instituciones como DGA y Ayuntamiento.. Se planteó hace ya un par de años y se hizo un proyecto pero está en stand by.

 Atades acaba de cumplir 60 años. ¿Lo van a celebrar?

El 60º aniversario se hará en septiembre en unas jornadas en el Paraninfo de la Universidad y será entonces cuando habrá un acto institucional en el mismo lugar. También se están preparando una exposición de Arte diverso en el Pablo Serrano y otras actividades que se irán anunciando.

Pero antes tienen un acto en la CEOE.

Sí, organizamos junto ala Confederación de empresarios una jornada, el martes, 5 de julio, sobre Sostenibilidad: de los valores a la estrategia; y Responsabilidad con el entorno y la sociedad. Además, se entregará el sello RSC a aquellas empresas e instituciones que cumplen la ley de discapacidad.

¿Cómo ha cambiando el trato a las personas con discapacidad en este tiempo?

Hace 30 ó 35 años, las familias lo que hacían era encerrar a las personas con discapacidad media o grave, eso en el caso más extremo. Lógicamente, la evolución ha sido bastante positiva y cambiante en estos años. Lo que se ha hecho es afrontar el problema y tratar que esas personas sean lo más normales posibles dentro de las capacidades que tienen.

¿Cuánto queda por hacer?

Mucho y en eso estamos, en que sea lo más integral posible esa normalización de esas personas dentro de la sociedad.. Entendemos que hay que ar pasos cortos pero firmes pero el final es el objetivo principal es la inclusión laboral y que las personas tengan una vida lo más normal posible.

¿Llegará un momento en el que Atades no sea necesario?

Ojalá. Pero queda mucho por hacer.

Compartir el artículo

stats