Kiosco

El Periódico de Aragón

La lucha contra la pandemia

La venta de test se dispara en Aragón y se acerca a cifras de Navidad

Las farmacias dispensaron la última semana de junio un 61% más que la semana anterior y en julio sigue la tendencia / En Teruel se espera que se mantenga el aumento durante los próximos días

Los domingos son los días de mayor venta en Farmacia Artal. Jaime Galindo.

Las farmacias de Aragón están notando no solo el repunte de contagios de coronavirus, si no una de sus consecuencias, una mayor venta de test de antígenos y, en mucha menor medida, de mascarillas.

Y no solo es una percepción, ya que también hay datos que lo corroboran. Por ejemplo, en la última semana de junio (del 20 al 27) se dispensaron en Aragón un total de 81.594 autotest, un 61% más que la semana anterior (50.740), una cifra superior a la de la semana del puente de diciembre (algo más de 63.000 pruebas) pero lejos de las siguientes, donde incluso se alcanzaron las 274.000 ventas, según datos de la consultora Iqvia.

El incremento en Aragón en esa semana (la media nacional es del 44%) es igual a la de Castilla y León y solo está por debajo de Navarra, con un 66%, provocado quizá por la cercanía del inicio de los sanfermines, que acaban de comenzar en Pamplona.

Una situación que, sin datos tan concretos, también se da en Teruel, inmersos en las Fiestas del Ángel y con la mente dispuesta ya en este fin de semana con las de la Vaquilla. «El aumento se da desde hace ya días», reconoce Noeli Muñoz, de Farmacia Europa y miembro de la Junta del Colegio de Farmacéuticos de Teruel. El incremento se da sobre todo de venta de antígenos. En las épocas de menos contagios se vendían unos diez pero el martes, por ejemplo, dispensaron 97 de nariz y 17 de saliva y espera «un incremento para la semana que viene». Será, dice «una locura, porque la fiesta conlleva contacto humano», reconoce, para añadir después que los compran cuando ya tienen síntomas, «solo para confirmar y como precaución a la hora de visitar a un familiar».

Con estoc

No hay desabastecimiento porque «hemos sido muy previsoras y cuando se vio el aumento, compramos más»; y de hecho hay días que ya no reciben porque vuelve a haber más demanda, cuenta Muñoz. También se ha incrementado la venta de mascarilla, no tanto por las fiestas, solo cuando alguien del entorno da positivo, reconoce.

En la Farmacia Yuste, creen que «de las mascarillas ya nadie se acuerda», pero sí que han notado un incremento de la venta de autotest, al igual que en la Farmacia Mariano Giménez, provocado por el repunte de casos y la cercanía de las fiestas. Desde la botica de José Luis Valls Sancho cifran esa subida en el 10%, aunque la venta no ha parado desde hace ya semanas.

Tampoco van a faltar autotest en Zaragoza pese al aumento de ventas. En la Farmacia Damas están esperando a que les lleguen 600, ya que han pedido más por ese incremento de ventas, que llega en ocasiones al 50%, cuentan. Y de hecho, el martes se dispensaron 130, con idea de que «siga creciendo» y llegar a cifras de Navidad.

Y lo mismo en la Farmacia Artal, que compara este despunte «casi con el de enero, quizá un 20% menos que entonces», cuenta Manuel Arribas. En su caso, la subida comenzó ya a finales de junio y a partir de ahí, quizá «se han multiplicado por tres con respecto a mayo». Los días que más dispensan son los domingos (el día 3 más de 600 y el 6, unos 500), quizá «por remordimiento», señala. Espera además que siga creciendo con vistas a vacaciones o fiestas de Teruel, pero «no al irnos sino postreunión». Ese incremento se da también por la avalancha de información que dan otra vez los medios y «por el precio» ya que «antes era más gravoso y ahora no puedes negarte». Además, existe menos miedo, de ahí que la demanda sea mayor de los de nariz que de los de saliva, salvo para los niños.

Compartir el artículo

stats