Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

SERVICIOS FERROVIARIOS EN LA COMUNIDAD

Iryo ofertará los primeros bonos en la alta velocidad en España para llegar a 1,6 millones de viajeros al año en Zaragoza

La compañía empezará a operar "a finales de noviembre o principios de diciembre", ha invertido 800 millones de euros para fabricar 20 trenes nuevos con 419 plazas y se alejará del modelo 'low cost', aunque confía en vender billetes por menos de 20 euros. En su estreno, en Delicias pararán 6 trenes diarios, tres para ir a Madrid y tres a Barcelona y serán 18 a partir de enero.

Los primeros trenes de la marca Iryo ya están en España y se les ha podido ver por la estación zaragozana de Delicias, como se aprecia en la imagen, casualmente con el Avlo de Renfe en otra vía. | IRYO IRYO

Faltan pocos meses para que entre en funcionamiento Iryo, el tren de alta velocidad de ILSA, empresa coparticipada por la italiana Trenitalia y la española Air Nostrum, llamada a competir con Renfe y Ouigo por la clientela en España, y que se estrenará en el corredor Madrid-Zaragoza-Barcelona «a finales de noviembre o principios de diciembre». Su oferta definitiva se lanzará en septiembre, cuando hagan su presentación en sociedad en Aragón en un acto que aún no tiene fecha, y con un plan de negocio que incorporará una de la novedades más esperadas por los usuarios de la comunidad y de todo el país: los primeros bonos de la alta velocidad en España.

Llegan, aseguran sus responsables, para competir en «calidad» con el AVE convencional y alejados del modelo 'low cost' que ofertan el Avlo de Renfe o el Ouigo, pero con prestaciones nunca vistas, como esta de los bonos, que fidelicen al cliente, incentiven al viajero habitual y le erijan en el dominador de la red ahora liberalizada y abierta a operadores privados.

¿Viajes ilimitados a un precio fijo? ¿Es posible una especie de tarifa plana en la alta velocidad? ¿O será un bono multiviaje a precios competitivos? Ahora mismo no se descarta nada, pero dan buena cuenta del cliente al que va dirigido, aquel que se desplaza con frecuencia a Madrid o Barcelona, empresas que confíen en esta marca para los desplazamientos cada vez más frecuentes entre Zaragoza y ambas ciudades, el usuario fijo que le ayude a sumar viajeros de forma regular y que se cumplan sus expectativas, que son las de mover «unos 1,6 millones de pasajeros al año desde Zaragoza».

Un tren de Iryo estacionado en la estación de Delicias de Zaragoza. IRYO

Ese es el reto a lograr cuando la línea esté a pleno rendimiento y, en este sentido, el año 2024 será el primero completo en el que poder analizar el resultado que tiene la oferta que se pretende alcanzar, que es de 18 trenes diarios con parada en Delicias (para ir a Madrid o Barcelona, 9 por sentido). Al servicio ordinario se suman las posibilidades que ofrece el hecho de que la capital aragonesa sea epicentro de la actividad congresual, o que se puedan establecer acuerdos comerciales para, por ejemplo, crear un transporte multimodal con las estaciones de esquí del Pirineo aragonés...

Seis trenes diarios al inicio

El pasado jueves estuvieron en Zaragoza el CEO de Iryo, Simone Corini, y su director general, Víctor Bañares, explicando algunos de los detalles aún desconocidos de esa oferta que se implantará. Por ejemplo que se hará en dos fases, la primera antes del puente de la Constitución, con 3 frecuencias por sentido con parada en Zaragoza para viajar a Madrid y otras tres para ir a Barcelona, es decir, se detendrán en Delicias 6 trenes diarios de lunes a viernes. O que «a partir de enero» serán «un total de 18», nueve en dirección a la estación de Atocha y otros tantos para ir a la barcelonesa de Sants, Sin detenerse en ninguna otra estación, tampoco en la de Calatayud, para que el trayecto sea de solo 1 hora y 15 minutos aproximadamente.

Frontal del modelo 'Frecciarossa' diseñado por Iryo para España, en Delicias. IRYO

También pasará que habrá convoyes que pasen de largo y no hagan parada en Zaragoza, para cumplir un recorrido entre Barcelona y Madrid de solo 2 horas y 30 minutos, como ya sucede con algunos convoyes del AVE de Renfe, o de Ouigo. Pero para entonces, durante el primer semestre de 2023, también se plantea incorporar trayectos a más destinos, como el viaje a Sevilla, ya que la ruta con Andalucía se pondrá en marcha en abril. Antes, en diciembre, Iryo estrenará la ruta Madrid-Valencia.

Un call center para las incidencias

Iryo será la tercera operadora en entrar en escena, después de varios meses de retraso, provocado por la fabricación de 20 trenes nuevos del modelo llamado 'Frecciarossa', un modelo de Alston con la participación de Hitachi y que se incorporarán con algunas diferencias con respecto a los que explota esta marca en Italia, ya que tendrá menos asientos, 419, y más espacio entre plazas para aumentar la confortabilidad. Porque de eso va lo que competir en calidad y no en precio, para reeditar una estrategia que le proporcionó el éxito que ahora tiene en Italia. Allí conquistaron a la clientela del trayecto Roma-Florencia, el que más viajeros mueve, lo mismo que sucede con el eje Madrid-Zaragoza-Barcelona en España.

Además, implantará un servicio de atención al usuario permanente a través de un call center al que poder dirigirse en caso de incidencia o averías durante las 24 horas. O un sistema de reservas 'online' más completo que añade servicios adicionales desde que se toma el tren hasta la llegada a destino, más allá de la estación en la que baje. Un servicio multimodal que está aún por concretar pero que ahora no descarta ningún medio de transporte complementario. Habrá que ver si, como Renfe hace con el Cercanías, la compañía hispanoitaliana incorporará este u otros medios de transporte públicos en Zaragoza.

Compartir el artículo

stats