Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

LA LIBERALIZACIÓN DEL MERCADO FERROVIARIO

Ouigo e Iryo ya piden a Adif abaratar el canon por usar las vías del AVE entre Madrid, Zaragoza y Barcelona

El pago puede rondar fácilmente los 3.000 euros por trayecto y a estas compañías les supone más de la mitad de los costes de explotación. A esto se suma el incremento de la factura de la luz

Varios trenes de Iryo y, a la derecha, uno de Ouigo. IRYO

La liberalización del mercado ferroviario acaba de empezar, lleva poco más de un año en España, y ya han empezado las tensiones a propósito de uno de los aspectos más relevantes que tiene el contrato para la utilización de la infraestructura en el contexto actual de crisis económica: el alto precio que se paga a Adif por la misma. El ya famoso canon que, tanto Ouigo como ahora Iryo, están intentando que el gestor de la misma abarate para hacer mejor oferta y a precios más competitivos. Los responsables de la compañía francesa Ouigo, filial de la SCNF que es su homóloga en el país vecino, y los de la firma hispanoitaliana ya están presionando para que se produzca ese abaratamiento.0

Según ha podido saber este diario, ambas operadoras consideran excesivo un precio que es el más alto que se paga en Europa y que, aunque va en función de múltiples variables, incluso del número de viajeros que transporte a bordo, puede rondar fácilmente los 3.000 euros por trayecto para estas compañías. Por eso limita el número de frecuencias e incluso los precios de venta, pero también, aseguran, las posibles mejoras en el servicio o la inversión en costes de explotación que hagan un servicio de mayor calidad. Ser, en definitiva, más competitivos y al nivel de lo que se está dando en otros países del continente.

Sin embargo, de momento, la tarea es complicada y los números de las operadoras tienen que cuadrar casi a martillazos si quieren sacar rendimiento a la adjudicación de unos surcos que hasta ahora solo estaban reservados a la operadora pública, Renfe, que incluso teniendo que funcionar ahora como empresa privada, parece ser la única a la que no parece importarle ese alto precio.

A los novatos en la red española, una de las infraestructuras más prestigiosas en el mundo en cuanto a calidad, conectividad y prestaciones para la explotación, se les puede atragantar el peaje por utilizarla. Porque si no mueven un número importante de viajeros, pesará más un canon que supondrá, por ejemplo en el caso de Iryo, según sus cálculos, en torno al 54% de los costes totales de la operación. Al margen de otros gastos como el personal o, por ejemplo la luz, cuya factura, para estas operadoras, puede representar en torno a un 8% .

Compartir el artículo

stats