Kiosco

El Periódico de Aragón

SERVICIOS SOCIALES

El barrio de Las Fuentes (Zaragoza): nuevos vecinos pero más pobreza

Es el distrito urbano de Zaragoza que presenta unos niveles más bajos de renta media por persona / Las familias numerosas y las monoparentales, perfiles de habituales de necesidad

Un grupo de vecinos de Las Fuentes, en la Asociación Cívitas, recogiendo alimentos que les donan. ANDREEA VORNICU

El de Las Fuentes es el distrito urbano de Zaragoza que presenta unos niveles más bajos de renta media por persona. Pero más allá de los clichés y de los grandes calificativos que no gustan y puede que hasta estigmaticen, como el de el «barrio más pobre» de la ciudad, lo cierto es que sus habitantes que peor lo pasan cada vez lo pasan peor. Y las familias necesitadas cada vez tienen más necesidades. Así lo atestiguan quienes trabajan en sus calles contra la desigualdad cada día: los voluntarios alertan del riesgo de que la situación se cronifique y la pobreza se extienda.

Además de por las numerosas y encadenadas crisis que se han sucedido en los últimos años (la pandemia y la inflación), la situación en Las Fuentes viene propiciada por un relevo generacional en el barrio que está siguiendo unas pautas algo particulares debido a la propia idiosincrasia del barrio, advierte Laureano Garín, de la Asociación Cívitas.

El distrito se construyó para dar cabida a los nuevos pobladores que llegaron de los pueblos de Aragón hasta Zaragoza en los años a mitad del siglo pasado. Hoy, mucha de esa gente ya ha fallecido y a Las Fuentes llegan migrantes sin recursos debido al precio de la vivienda, algo más barata que en el resto de la ciudad por el tipo de construcciones que existen en la zona: pisos pequeños y nada ostentosos.

«La población del barrio está creciendo y surgen nuevos perfiles de familias vulnerables», explica Garín. «Y además, hay muchas personas que no tienen papeles por lo que no constan en los registros oficiales. Llevamos tiempo advirtiéndolo, pero nadie repara en ello», añade. El porcentaje de población extranjera en el barrio supera el 22% del total.

El distrito se construyó para dar cabida a los nuevos pobladores que llegaron de los pueblos en los años a mitad del siglo pasado. Hoy, mucha de esa gente ya ha fallecido y a Las Fuentes llegan migrantes sin recursos debido al precio de la vivienda.

decoration

Ello ha derivado en que el número y el tipo de atenciones que realizan desde la Asociación Cívitas se hayan multiplicado. Si antes se dedicaban, principalmente, a recoger alimentos y repartirlos entre las familias vulnerables (llevan más de medio millón de kilos repartidos en los últimos años), ahora también atienden personas que necesitan comprarse gafas, material escolar para sus hijos o que no pueden pagar el alquiler. «Hemos tenido que pagar ya varios recibos», asegura Garín.

El aumento de las atenciones por parte de la Asociación Cívitas es comparable con los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística. Según este organismo, la tasa de pobreza severa en Aragón se disparó en 2021 hasta el 5,6% de la población, de manera que afecta a unas 74.300 personas. Se trata de la mayor cifra desde que se viene realizando este estudio, que se inició en 2004. Supone además triplicar el registro de 2020, cuando se situaba en el 1,7% (22.300 afectados). Dicho de otra manera, en un solo año un total de 51.700 ciudadanos de la comunidad han pasado a formar parte del colectivo que sufre una situación de extrema necesidad.

La tasa de pobreza severa en Aragón se disparó en 2021 hasta el 5,6% de la población, de manera que afecta a unas 74.300 personas.

decoration

Asimismo, en Las Fuentes, advierte Garín, cada vez hay más menores con necesidades básicas sin cubrir. Por ello, tienen un programa dirigido directamente a los colegios con el que atienden, en total, a 1.198 niños y niñas. Del total, 184 son parte de familias monoparentales y 342 de familias numerosas, lo que complica su capacidad de inserción. Y son más que hace unos años. «Hay muchas viviendas en las que viven hacinados», asegura Garín.

Pero los datos que reflejan que la necesidad es mayor no provienen solo de esta asociación o del resto que trabajan con personas vulnerables. Hay otros indicadores que así lo reflejan, como son las ayudas de urgente necesidad que concede el Ayuntamiento de Zaragoza. Según las cifras ofrecidas esta misma semana, en los seis primeros meses del año se gastaron 6,5 millones de euros de la partida destinada a sufragar estas ayudas, lo que supone un «récord» según el propio consistorio.

Los números suponen un incremento con respecto al año pasado de un 8,5% con respecto al mismo periodo del año pasado y se superan incluso las solicitudes que se dieron en 2020, cuando el estado de alarma disparó la petición de este tipo de ayudas.

Las que más se dan son en concepto de ayuda a la alimentación, lo que indica que hay gente, cada vez más, que no tiene cubiertas ni las necesidades más básicas. Las Fuentes pide ayuda. Pero la pobreza se extiende cada vez más por todos los rincones de la ciudad.

Compartir el artículo

stats