Kiosco

El Periódico de Aragón

REPORTAJE

Una oficina asesora a los vecinos de Torrero (Zaragoza) en el coste de la luz

"Mayormente atendemos a gente mayor por el tema del bono social. Mucha gente tiene derecho a él pero o no lo saben o no lo tramitan", aseguran porque les requiere muchos trámites

Una factura de la luz. ANDREEA VORNICU

Comprender una factura de la luz no es fácil. Cambiarse de compañía energética, sin paciencia, tampoco. Y poder pagar las facturas ahora que ha subido tanto el precio de la electricidad y del gas también resulta muy complicado para muchas familias zaragozanas. Pero este problema no es nuevo para muchos ciudadanos y por esta cuestión, en Torrero, desde hace ya cuatro años, una oficina de información asesora a sus vecinos para tratar de reducir el impacto del coste de la energía en sus bolsillos.

«Mayormente atendemos a gente mayor por el tema del bono social. Mucha gente tiene derecho a él pero o no lo saben o no lo tramitan porque les requiere muchos trámites. Hay muchas mujeres mayores, sobre todo, que viven solas que podrían acogerse al bono que no lo tienen. Nuestra primera recomendación es esa: quien pueda que lo pida», explica Ángel Martín, uno de los asesores de esta oficina impulsada por diferentes asociaciones como Ecologistas en Acción, Ansar, la cooperativa energética SOM Energía y Alianza Emergencia Climática Ya.

Desde el pasado mes de junio, asimismo, esta oficina ofrece sus servicios en el centro cívico del barrio, debido a que este proyecto salió escogido en el proceso de presupuestos participativos del barrio de Torrero, impulsados por la junta de distrito que preside la concejala Luisa Broto, de ZeC. Ahora, cuentan con mejores instalaciones y atienden todos los martes de 18.00 a 20.00 en la calle Monzón, a la altura del número 3.

«La verdad que no hemos notado que vengan más personas por la subida del precio de la luz. La gente se queja mucho pero luego no actúa. Pero es cierto que desde los servicios sociales sí que nos derivan mucha gente para que les ayudemos a tramitar el bono social», explica Martín.

Pero más allá de esta cuestión, la del bono social, ¿cuál es la pregunta que más les repiten a los responsables de esta oficina? «La duda más común es qué hago con este recibo tan gordo que tengo. Esa es la gran pregunta. Y luego viene gente porque no entienden el recibo. Y es cierto que antes eran mucho más sencillos de comprender», explica Martín.

Sobre los tipos de tarifas, este experto afirma que, aunque la situación haya cambiado, siguen recomendando la regulada tanto para la electricidad como para el gas. Sobre todo en este segundo caso. «Parece el secreto mejor guardado del Estado, pero sale mucho más barata la tarifa regulada del gas. Es de las primeras cosas que miramos cuando vienen a nuestra oficina para tratar de rebajar los recibos», cuenta. Sobre la luz, Martín explica que «hay que perder el miedo a cambiarse de compañía».

«Ahora hay ofertas, pero parece que nos da miedo cambiar de compañía por si nos cortan el suministro, pero con las empresas telefónicas lo hacemos sin parar. Nosotros damos pautas para hacerlo», cuenta.

Además, en esta oficina también asesoran sobre autoconsumo, tanto individual como colectivo. «Sobre esto sí que hemos notado que cada vez más gente se interesa», afirma.

Compartir el artículo

stats