Kiosco

El Periódico de Aragón

TENSIÓN EN LAS URGENCIAS

El Servet reagrupa a los pacientes covid ante la presión en Urgencias

El hospital libera camas de la planta 10 para afrontar los ingresos pendientes / El centro registra más de 1.000 atenciones durante el fin de semana

Pacientes y sanitarios frente a Urgencias del Miguel Servet de Zaragoza, en otro momento de presión hospitalaria. ANDREEA VORNICU

La presión hospitalaria sigue afectando a distintos centros de Aragón en este verano de elevadas temperaturas y los habituales cierres de camas por la época estival. Este lunes, la tensión en las Urgencias del hospital Miguel Servet de la capital aragonesa obligó a los responsables del centro hospitalario a reagrupar a todos los pacientes covid en una sola planta para liberar espacios para atender los ingresos pendientes que se registraron en Urgencias a lo largo de todo el fin de semana.

Según fuentes oficiales del Servet, entre el viernes y el domingo se atendió a un total de 1.088 pacientes en Urgencias, con una media de más de 300 enfermos diarios, una cifra similar a la registrada en jornadas anteriores donde también ha sido patente la saturación del servicio.

A primera hora del lunes, los sindicatos sanitarios ya alertaron de la situación. Según fuentes de CSIF, en el propio Servet había tres salas de Urgencias llenas de pacientes y se acumulaban otros 24 enfermos en los pasillos y en las salas de observación por carecer de espacio en habitaciones.

También, aseguraron estas fuentes, en el hospital Royo Villanova había quince pacientes ubicados en los pasillos, sin sitio en las salas de observación, y un total de 18 pacientes pendientes de ingreso. En concreto, se denunció el caso de un paciente que llevaba más de 70 horas en Urgencias. Este domingo hubo 380 urgencias; el sábado, 318 y el viernes, 390.

Fuentes oficiales del hospital Miguel Servet de Zaragoza informaron de que se han reagrupado los pacientes covid en la planta 4 del centro (en total hay en el centro 48 enfermos con coronavirus). Este cambio ha permitido dejar espacio en la planta 10 para acomodar a los pacientes que permanecían en Urgencias pendientes de ingresar en este fin de semana. 

Asimismo, informaron desde el centro, se están utilizando «todos los recursos disponibles de las distintas plantas de hospitalización, con la colaboración de equipos médicos y de Enfermería de las distintas unidades, para agilizar las altas e ingresar cuanto antes a estos pacientes».

Pacientes derivados

Por otro lado, ante la tensión hospitalaria se continúa optando por la colaboración externa tanto de centros públicos como privados, en una medida aplicada ya con anterioridad ante otros episodios similares este verano. En las últimas horas, señalaron estas fuentes, se ha derivado a un paciente a San Juan de Dios, otros dos al Hospital General de la Defensa y otros tantos a la Clínica Nuestra Señora del Pilar.

Desde el Servet explicaron que el perfil de los pacientes que en estos días acuden a Urgencias es variado, aunque aquellos que suelen requerir de ingresos hospitalarios son en su mayoría personas «muy mayores, con pluripatologías y que sufren complicaciones por el calor y la descompensación de sus problemas crónicos».

La pasada semana, el Servet también tuvo que derivar otros cuatro pacientes y registró otras 400 atenciones en Urgencias. Todo ello coincide todavía con el efecto de la octava ola de covid en Aragón (que mantiene a más de 300 pacientes ingresados) y se suma a la falta de personal en los hospitales, las vacaciones de verano de los sanitarios y el cierre de algunas camas en esta época estival. 

Compartir el artículo

stats