Kiosco

El Periódico de Aragón

TRANSPORTE FERROVIARIO

La conexión Zaragoza-Monzón se alargará más de media hora por las obras de Adif

Renfe ha adaptado todos los trayectos afectados por las obras de Adif en el entorno de Tardienta y ofrecerá recorridos alternativos combinando el tren y el autobús. Los trayectos hacia Canfranc recortarán su tiempo habitual en media hora

El paso del tren por la estación de Ayerbe. EL PERIÓDICO

La compañía de transporte ferroviario Renfe ha adaptado todos los trayectos que se verán afectados por las obras que realiza el Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) entre Zuera y Tardienta y entre Huesca y Ayerbe, que dejan las afecciones principales en las líneas Zaragoza-Huesca; Zaragoza-Huesca-Canfranc y Zaragoza-Lérida, aunque también generarán algún ajuste en las líneas que conectan estas con otras de largo recorrido, como con Teruel, Madrid o Valencia.

El compromiso de Renfe es ofrecer a todos los viajeros un "transporte alternativo" por carretera que les permita seguir disponiendo del servicio durante los meses que se prolonguen los trabajos en las vías. En concreto, la actuación entre Zuera y Tardienta se realizará entre el 1 y el 31 de agosto (afectando a las líneas Zaragoza-Huesca; Zaragoza-Lérida), mientras que la de Huesca y Ayerbe se prolongará desde el 1 de agosto hasta el 16 de noviembre.

En todo este tiempo, los viajeros verán modificados en mayor o menor medida sus tiempos de trayecto, pero se mantienen todos los servicios prácticamente con los mismos horarios de salida y similares conexiones. Para facilitar a los usuarios la nueva información, todos los cambios se han trasladado ya, explican desde la compañía, a los ayuntamientos afectados y se publican en las distintas estaciones ferroviarias.

El trayecto Zaragoza-Monzón se alargará 40 minutos por las obras de Adif

Las modificaciones a las que obligan las obras implican, en algunos trayectos, una reducción del tiempo final, pero en otros, una prolongación.

Los viajeros que saldrán más perjudicados en el mes de agosto serán los usuarios de la línea Zaragoza-Monzón-Lérida, que verán incrementado su tiempo de trayecto en una hora más. Rafael Lázaro, jefe de Cercanías Zaragoza y Regionales Aragón, explica que el trayecto total entre la capital aragonesa y la ilerdense pasará de los 130 minutos actuales en tren, a 180 minutos, al tener que incorporar parte del recorrido en autobús.

En concreto, la previsión es que los viajeros salgan de la estación Delicias de Zaragoza en autobús, por la autovía A-23 en dirección a Villanueva de Gállego, y después, a partir de Tardienta, el recorrido discurrirá por carreteras autonómicas para cubrir la ruta por Grañén, Sariñena, Monzón, Binéfar y hasta Lérida.

En este caso, uno de los trayectos más habituales, el que conecta Zaragoza con Monzón, pasará de realizarse en 1 hora y 40 minutos en tren a 2 horas y 20 minutos por carretera.

Esta ruta cuenta actualmente con tres servicios diarios (a las 6 horas, a las 15.15 y a las 20.20), que se mantendrán prácticamente igual, salvo por la salida de Lérida, que en lugar de efectuarse a las 6.10 horas, será a las 5.26 en autobús. Según los datos de Renfe, esta línea cuenta con 1.500 viajeros semanales.

La conexión Zaragoza-Canfranc se acorta 35 minutos

En el otro lado de la balanza, los usuarios de la línea Zaragoza- Canfranc verán reducido el tiempo del trayecto en 35 minutos, pasando de las actuales 4 horas y 15 minutos del Canfranero, a 3 horas y 40 minutos al realizar el recorrido por carretera en el trayecto alternativo diseñado por Renfe.

Desde la compañía explican que el servicio alternativo supondrá tomar un autobús que discurrirá por la A-23, y que en Ayerbe se producirá un trasbordo para los viajeros que circulen hasta las paradas de Riglos, Santa María y la Peña, Anzánigo, Caldearenas/Aquilué, y la salida de Sabiñánigo.

Los viajeros que realicen el trayecto entre Zaragoza y Jaca, Sabiñánigo o Canfranc continuarán todo el camino por la A-23, lo que hace que los tiempos sean mejores en este caso.

De media, los 2.000 usuarios semanales que utilizan esta ruta verán reducido el trayecto en unos 30 minutos durante todo el mes de agosto, mientras duren las obras de Adif.

Por otro lado, los 800 usuarios semanales de la línea Zaragoza- Huesca-Canfranc, pero en el trayecto Huesca-Canfranc, verán prolongada la afección hasta mediados de noviembre.

Venta de billetes en Renfe.com y en el bus

Con todos estos cambios, los viajeros podrán seguir adquiriendo sus billetes en la página web de la compañía, así como en las estaciones donde se dispone de máquinas de autoventa y, además, habrá personal de Renfe en los autobuses que podrán vender los billetes in situ.

Renfe no ha comunicado cuánta inversión es necesaria para poner en marcha todos estos trayectos alternativos, pero sí concreta que la empresa de transporte por carretera encargada será Monbus.

Asimismo, informa Lázaro, ambas compañías compartirán información en los primeros días de los nuevos trayectos para ajustar cualquier cambio necesario en los trasbordos o en los horarios. Además, las conexiones de estas líneas afectadas con otros trenes, como a Madrid o a Teruel, también sufrirá ajustes en los primeros días de agosto.

Compartir el artículo

stats