Kiosco

El Periódico de Aragón

LA INFLACIÓN POR LA GUERRA DE UCRANIA

El precio del combustible se afianza por debajo de los 2 euros hasta el otoño en Aragón

El temor a la recesión haría caer la demanda después del verano y que suban los precios | Los surtidores más baratos rondan el 1,75 euros por litro sin la rebaja del Gobierno

Una gasolinera en el centro de Zaragoza, junto al paseo las Damas. ANDREEA VORNICU

Nadie duda que el precio del combustible sigue por las nubes, pero ahora, al menos, pocos surtidores en Aragón superan el umbral de los 2 euros por litro. Lo que en un principio fue un hito al estallar la guerra de Ucrania se había convertido en la norma de estos meses. Sin embargo, ayer, de las 400 estaciones de servicio que distribuyen gasolina de 95 octanos en Aragón, tan solo 14 mantenían un precio superior a los dos euros (un 3,5% del total). Algo similar ocurre con el diésel: solo cuatro de las 426 surtidores estaban por encima (menos del 1%).

Sin embargo, aunque ahora sea menos prohibitivo nutrir los motores de los vehículos de combustión, aún supone un notable esfuerzo para los consumidores. El precio medio en el día de ayer para la gasolina súper 95 se situaba en Aragón en 1,81 euros, una cifra a la que habría que descontar los 20 céntimos de rebaja que se mantendrán hasta final de año.

La curva del mes de julio muestra un claro descenso del coste del combustible. Si el 1 de julio el precio se situaba en 2,10 euros por litro, la caída del precio en apenas un mes alcanza casi 30 céntimos. No obstante, no deja de ser cierto que no hay una bola de cristal con la que adivinar la curva de precios, pero existen razones para este abaratamiento estival: los tres meses de verano son una buena época para las estaciones de servicio al aumentar los desplazamientos.

La estación de servicio Autonetoil, en la calle Marqués de la Cadena, en Zaragoza. ANDREEA VORNICU

Sin embargo, las potencias europeas ya están tomando medidas ante la posible recesión que podría llegar en otoño, lo que genera en la sociedad una necesidad de ahorro y un descenso de la demanda. «La incertidumbre ante la recesión hará caer la demanda, pero es posible que no lo notemos hasta otoño por el flujo de desplazamientos», explica Pilar Soto, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de Aragón (Aesar). Cabe esperar de este modo que el respiro en el precio de los combustibles se alargue hasta después del verano.

Sin embargo, no se cansan de repetir los gasolineros que de ellos no depende el incremento de los costes, sino que sufren de igual manera «un ahogo financiero». Según estima Soto, el coste de la factura de una cuba con 32.000 litros de combustible desde el año pasado se ha incrementado en torno a «20.000 o 25.000 euros».

El caso es que ni con descuentos ni en busca de las gangas del combustible (ayer las tres gasolineras más baratas en Aragón estaban en Teruel, a 1,68 euros el litro) resulta comparable con los precios de hace tan solo un año. Por estas fechas, el 26 de julio de 2021 un depósito de 55 litros de gasolina 95 se llenaba de media con 80,35 euros. A día de hoy cuesta abastecer de combustible al mismo coche, con descuentos incluidos, 88,50 euros. 

Compartir el artículo

stats