Kiosco

El Periódico de Aragón

POLÍTICA SANITARIA

El personal de Urgencias del Miguel Servet (Zaragoza) «Todos los días tenemos a pacientes en los pasillos»

La situación en el servicio ha mejorado en las últimas horas, pero el personal asegura que "lo normal" es una espera media de 4 horas para "cosas normales"

Acceso a las Urgencias del hospital Miguel Servet, hace unas semanas. ANGEL DE CASTRO

La situación en los servicios de Urgencias de los hospitales Royo Villanova y Miguel Servet, ambos en Zaragoza, ha mejorado en las últimas horas tras un inicio de semana con alta presión asistencial. Según detallaron ayer fuentes del Departamento de Sanidad de la DGA, ambos centros están «en cifras de normalidad» en cuanto a la atención de pacientes.

A pesar de ello, las jornadas de trabajo en Urgencias siguen teniendo «mucha carga» y el personal asegura estar al límite. «Estamos saturados. Todos los días hay pacientes en los pasillos, a pesar de tener las tres salas abiertas y llenas. La media de espera es de casi 4 horas para cosas normales», señaló ayer a este diario un profesional que trabaja en las Urgencias del Miguel Servet.

"El volumen de pacientes que está viniendo este verano, sea por la causa que sea, es muy superior al de otros veranos, pero el hospital en la mayoría de servicios está funcionando como otros veranos", dice un profesional.

decoration

«La gente está muy irascible, tanto nosotros por la sobrecarga de trabajo como los pacientes por las esperas. Además, somos de los pocos servicios a los que no se nos dan los días de fiesta. Sí nos conceden las vacaciones, pero no las fiestas de días que nos sobran», apuntó. 

Según este sanitario, la radiografía actual de las Urgencias sería «la peor en mucho tiempo», indicó. «El volumen de pacientes que está viniendo este verano, sea por la causa que sea, es muy superior al de otros veranos, pero el hospital en la mayoría de servicios está funcionando como otros veranos. Es decir, cierran plantas, anulan quirófanos y cierran consultas externas para dar vacaciones y días de fiesta que deben», explicó.

Consecuentemente, esto repercute en la falta de personal y también de espacios. «Si el volumen de demanda no baja pero se sigue con la misma dinámica de cada verano, entonces no hay tantas camas para ingresar y la gente está pendiente de quirófano», señaló.

A todo esto se suma la forma de actuar de algunos ciudadanos que, ante la demora en su centro de salud, optan por acudir a las Urgencias. «Hay gente que llega por consultas que no son urgentes ni inmediatas y que se pueden resolver en un centro de salud», añadió

Compartir el artículo

stats