Kiosco

El Periódico de Aragón

DRAMATIZACIÓN SOBRE LA GUERRA CIVIL

Fayón retrocede hasta 1938 con la recreación de la Batalla del Ebro

En la reconstrucción intervendrán 200 personas y se esperan mil visitantes

El voluntario Óscar Suárez, el técnico Aitor García, la diputada Pilar Mustieles y el alcalde, Roberto Cabistany. EUROPA PRESS

Fayón viajará hoy al pasado con la celebración de la XIV recreación histórica de la Batalla del Ebro de 1938. Será un fin de semana lleno de actos culturales que contará con la famosa recreación en la que en esta ocasión intervendrán 200 recreacionistas de 16 grupos distintos.

La diputada provincial Pilar Mustieles animó a la población a asistir a este evento, ya que es una buena ocasión para conocer la historia y aprender de ella en un enclave como Fayón, que cuenta con un paisaje «precioso».

Por su parte, el alcalde de la localidad, Roberto Cabistany, señaló que estas jornadas de recreación recuperan la normalidad tras el parón de 2020 y las restricciones de 2021, y afrontan esta nueva edición con el reconocimiento, otorgado el pasado año, de Fiesta de Interés Turístico de Aragón. «La recreación histórica de la Batalla del Ebro es la mejor recreación de la guerra civil que se hace en toda España», dijo Cabistany.

12.000 euros de presupuesto

El presupuesto de esta edición supera los 12.000 euros, expresó el alcalde, al mismo tiempo que agregó que esta cuantía supone «un importante esfuerzo» para un municipio de las características de Fayón, por lo que es «necesario contar con el apoyo institucional» para que este tipo de eventos puedan llevarse a cabo tanto por la repercusión económica que tienen en el territorio como su impacto en el ámbito turístico. El municipio espera recibir más de 1.000 visitantes durante estos días.

El alcalde hizo alusión también al Museo de la Batalla del Ebro, que ha sido remodelado este invierno pasado, y que cuenta con una nueva sala de audiovisuales inmersiva y de nuevos espacios de exposición y arqueología.

El técnico de patrimonio del municipio, Aitor García, se ha referido a la batalla como una de las «más sangrientas y salvajes» del siglo XX en España, un conflicto que durante muchos años ha quedado «relegado al olvido y al silencio» y que hoy en día tratan de recordar con la intención de contribuir a «cerrar esas heridas que la guerra civil produjo».

«Y dentro de este proceso de cerrado de heridas es muy importante socializar el conocimiento mediante la recreación histórica porque es una manera muy potente de visibilizar aquellos hechos y de condenarlos», manifestó el técnico.

Hacia la profesionalización

La programación de este evento ha sido organizada por el consistorio de la localidad zaragozana y las asociaciones Fayón un Río de Historia Viva y ARCH Voluntarios de Fayón, en colaboración con la Diputación de Zaragoza.

Tras la concesión al evento del título de Fiesta de Interés Turístico de Aragón y con el objetivo de profesionalizar la recreación, se ha alargado su duración de una única jornada a un fin de semana completo y se han programado también actividades paralelas. Ayer ya se produjeron varias conferencias a cargo de historiadores y arqueólogos en las que se trataron temas sensibles como la recuperación de fosas en Aragón.

Hoy dará comienzo el día con una serie de visitas guiadas al Museo de la Batalla del Ebro. En el museo se puede ver un espacio en el que se recrean con todo detalle todos los elementos que se podrían encontrar en un campamento militar de aquella época.

«Los propios recreadores van a llevar a estos grupos por medio del campo de batalla para que vean distintas realidades que se daban tanto en la retaguardia como en la línea de frente o en los puestos de mando», explicó Aitor García.

A partir de las 18.00 horas, en el embarcadero de la Reixaga, será el turno de las recreaciones históricas de las distintas fases de la batalla que se vivieron en la localidad de Fayón y de Mequinenza. A lo largo de toda la jornada del sábado habrá también una feria en la que se podrán comprar y vender artículos de coleccionista. También habrá servicio de bar y se podrán adquirir tiques de comida.

Mañana se han programado desde las 9.30 y hasta las 14.00 horas unas visitas guiadas por historiadores a la trinchera viviente de la posición número 36.

El técnico de Patrimonio explicó que se trata de unas trincheras muy importantes, ubicadas cerca de Fayón y que fueron elegidas por el ejército marroquí y en ellas se vivió «un combate muy intenso» entre el batallón número 17 de Burgos y la brigada republicana mixta número 59.

El público tendrá además la oportunidad de conocer en el mismo espacio histórico en que se sucedieron los hechos las distintas realidades que se vivieron durante esta batalla. 

Compartir el artículo

stats