Kiosco

El Periódico de Aragón

LA LUCHA CONTRA LAS LLAMAS
ANÁLISIS DEL INCENDIO DE ATECA Joaquín Olona Consejero de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón

Joaquín Olona: "Podríamos llegar a un presupuesto infinito y seguiríamos teniendo incendios"

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón reclama cambiar el enfoque de la lucha antiincendios y asumir que hay que "adaptarse" a ellos porque es "irreal" barajar un escenario sin fuegos

Entrevista al consejero Joaquín Olona. ANDREEA VORNICU

¿Se pudo hacer algo más en el incendio de Ateca para que no afectara a 14.000 hectáreas?

Bueno... Tenemos que redefinir la política forestal. Tenemos que hacer más, pero no en los términos en los que se plantea desde algunos ámbitos. No es suficiente aumentar el presupuesto ni insistir con los mantras de que los incendios se apagan en invierno. Tenemos que salir de esa idea de que el objetivo es que no haya incendios. Eso no solo es un error, sino que es imposible y no es realista. Tenemos que reenfocar la política de incendios forestales empezando por entender que, en parte, son inevitables. Es irreal pretender que no haya incendios porque un 20% se deben a causas naturales; más de un 50% a accidentes y neglicencias, el 16% son intencionados y un 10%, de origen desconocido. Por supuesto, el objetivo es que no haya provocados. Negligencias y accidentes deben ser los mínimos, pero no podemos pensar que no se vaya a producir alguno. Las causas naturales no las podemos evitar. En un escenario de cambio climático esto supone que tenemos que aprender a convivir con los incendios. No lo digo para evitar críticas, sino para profundizar. Debemos dejar a un lado los mensajes simplistas.

Este año el presupuesto para prevención y extinción es el más alto y, sin embargo, estamos ante uno de los peores veranos. ¿Siente impotencia ante un fenómeno en cierta manera incontrolable, o cree que se puede llegar a más con más medios?

Se ha hecho un gran esfuerzo desde 2015. El presupuesto de la gestión forestal ha pasado de 19,26 millones en 2014 a 54,4 millones en 2022, más los fondos europeos. Es un hecho que este Gobierno ha hecho un esfuerzo. Pero eso no impide que tengamos incendios. ¿Lo debemos ver como un fracaso? En absoluto. Nos equivocamos si pensamos que por aumentar el presupuesto no habrá incendios. Tenemos que tener los medios suficientes, que yo considero que los tenemos. Podríamos llegar a un presupuesto infinito, arruinar a la comunidad autónoma elevando y elevando el presupuesto de la lucha contra incendios, y estos no desaparecerían. De ahí la importancia de cambiar el enfoque. Mejorar el presupuesto está bien, pero no la clave.

Se logró salvar el casco urbano de Moros, cuyo término municipal quedó calcinado. Al priorizar salvar vidas y bienes, ¿se descuidaron otros flancos?

Nadie duda de que hay una prioridad indiscutible que son las poblaciones y las personas. Ya no podemos enfocar la lucha contra incendios forestales como hace 40 años, cuando era muy raro que afectaran a localidades. En el caso de Ateca, tuvimos que cortar la autovía, el AVE, hay un oleoducto, hay redes telemáticas… Tenemos un territorio muy complejo donde, además de las poblaciones, tenemos que atender a esas prioridades de infraestructuras básicas. En Aragón podemos sacar pecho por la gran labor que realiza el CECOPI, el órgano de coordinación entre todas las instituciones y fuerzas de seguridad, que bajo un único mando decide dónde centrar los esfuerzos.

"No es suficiente subir las partidas ni insistir con que los incendios se apagan en invierno»"

decoration

Todo apunta que la causa del fuego sería una chispa producida cuando la empresa Land Life realizaba labores de reforestación en una finca privada. ¿Han presentado ya la denuncia?

Estamos ultimándola, la presentaremos de forma inminente. Presumiblemente, y con total respeto a la presunción de inocencia, todo apunta a que fue así. Se produjo una advertencia concreta a la empresa sobre el riesgo de incendios reclamando que adaptara su actividad en un verano complicado. Pero otro error en el que no debemos incurrir es criminalizar determinadas actividades. Prohibir hoy en función de lo que pasó ayer no tiene sentido. Ahora ha podido ser un trabajo forestal, en otras ocasiones, agrícola, pero hay muchas causas. El lema de nuestra campaña, «Adapte su actividad al riesgo de incendios», no es una frase trivial; va con todos.

¿El objetivo de denunciar es dirimir responsabilidades y que haya indemnizaciones?

Desde el Gobierno de Aragón ya hemos comprometido las ayudas con independencia de las responsabilidades del incendio. Se han generado unos daños agrícolas más allá de lo usual y en el ámbito de la fruticultura que no suponen la pérdida de la cosecha, sino del medio de vida. El objetivo principal es garantizar la continuidad de las explotaciones. A parte, hay daños medioambientales, forestales y de infraestructuras que tendremos que abordar. El compromiso de esas ayudas es al margen de las responsabilidades que se deriven y de las posibles indemnizaciones.

¿Buscan una respuesta ejemplarizante al tratarse de una empresa que ya provocó un conato?

(Reflexiona) Actuamos por coherencia. Las recomendaciones que se dan desde el Gobierno y la administración, tanto de carácter general como particular, no se deben ver como algo trivial. Y más cuando esa recomendación se hace de manera específica y formal. Si nos encontramos un caso en el que, parece ser, no se han seguido estas recomendaciones, por coherencia debemos actuar. Si no, ¿qué valor tiene para nosotros mismos lo que decimos?

Olona, en su despacho de la consejería, sita en la plaza Nolasco de Zaragoza. ANDREEA VORNICU

Aunque le da mucho valor a las recomendaciones, ¿se ve limitado por la falta de normativa para prohibir determinadas actividades por el riesgo de incendios?

Hay dos cuestiones. Por un lado, para prohibir, hay que tener un marco regulatorio que lo defina y que evite la arbitrariedad. Por otro, puede ser un problema entrar en una cadena de prohibiciones y llegar a casi imposibilitar la gestión forestal. Si nos convencemos de que el objetivo es que no haya incendios, acabaremos prohibiendo a la gente salir al monte. No puede ser. En el cambio climático hay dos ejes: mitigar y adaptarse. Aquí, lo mismo. Hay que reducir los incendios provocados y hay que adaptarse al riesgo de incendios. Además, no cabe seguir pensando que la administración forestal sea el único agente que interviene. El monte está lleno de biomasa, con mucha carga de fuego. Podemos no hacer nada y dejar que tarde o temprano eso se queme en incendios devastadores, o ponernos manos a la obra y extraer ese recurso. Ahí tenemos que potenciar la colaboración público-privada, porque es impensable que la administración lo pueda abordar sola.

Ello exigiría una coordinación máxima. La empresa que supuestamente originó el fuego estaba reforestando el monte. ¿No se puede abordar el aprovechamiento forestal con medios públicos?

Hay que hablar de la colaboración público-privada. Insisto, sería un gravísimo error que ahora criminalicemos los trabajos forestales. ¿Es un accidente lo que se ha producido, alguna imprudencia? Los tribunales lo clarificarán. Por otro lado, reforestar no es lo más importante en estos momentos. En los últimos 25 años, la superficie forestal en Aragón ha aumentado un 30% de forma natural, lo que tiene mucho que ver con la despoblación. Hay que reforestar las zonas devastadas por incendios y lugares con problemas de erosión, pero lo que tenemos que hacer es aprovechar el monte con la extracción de biomasa. Para hacer esos aprovechamientos hace falta un paso previo; la ordenación del monte. Y en Aragón en los últimos años hemos ordenado miles de hectáreas para permitir un aprovechamiento racional y sostenible. Es la clave de la prevención.

"El monte está lleno de biomasa. Podemos no hacer nada y que se queme, o aprovecharlo"

decoration

¿Han estimado cuánto dinero destinarán a las ayudas?

No, estamos en el paso previo que supone crear el marco jurídico. Es todavía muy pronto para hablar de cuantías, pero estamos comprometidos a garantizar la continuidad de las explotaciones.

¿Qué planes tiene para desatascar el colapso en el Inaga que critica la oposición?

Hemos tomado medidas, con alguna reestructuración interna, y espero que en los próximos pocos meses se vea algún resultado. Asumo la crítica. El Inaga se creó hace 20 años para agilizar, y todavía no se ha conseguido el objetivo. Hay plazos que exceden de lo razonable, pero el Inaga aplica la normativa vigente. Lo digo porque, si se prohíbe más, a la hora de autorizar las actividades los condicionantes serán mayores.

La anterior directora general de Cambio Climático, Marta de Santos, presentó la propuesta de Podemos para la ley de Cambio Climático. ¿Cuándo la llevará al Consejo de Gobierno?

La directora general presentó en su momento un avance, un borrador, lo que refleja que estamos trabajando. Forma parte de los objetivos del acuerdo de Gobierno, pero no le puedo dar fechas porque seguimos trabajando. 

Compartir el artículo

stats