El PP de Aragón ha reclamado al Gobierno autonómico un "plan de choque" ante la "emergencia climática" basado en la bajada de impuestos, el complemento de 100 euros al bono social energético y el fomento de las comunidades energéticas.

El portavoz de Industria del PP en las Cortes de Aragón, Juan Carlos Gracia Suso, ha denunciado esta mañana las graves consecuencias económicas y sociales que está produciendo el elevado coste de la energía en los sectores productivos y las familias aragonesas, especialmente las más vulnerables.

Una situación que, desde el Partido Popular califican como "emergencia energética", y ante la que el Gobierno de Aragón, han criticado, "no ha hecho absolutamente nada" y "está desaparecido".

"Los costes energéticos para muchas empresas empiezan a ser insostenibles", lamenta Gracia Suso. Ante el encarecimiento del precio de la luz, "devastador para nuestro sector industrial", son muchas las empresas aragonesas que anunciaron se verían abocadas a realizar paros en la producción.

Al precio “desorbitado” de la luz hay que añadir el aumento del coste de los combustibles que “prácticamente se ha duplicado en el último año y medio”, castigando a un sector “fundamental para la economía aragonesa”, el del transporte, así como a agricultores y a las familias aragonesas en general.

El portavoz de Industria también se ha referido al encarecimiento del precio del gas para uso industrial y doméstico, un hecho que preocupa desde el Partido Popular porque “nuestra prioridad es que las familias puedan calentar sus hogares este invierno”.

"Nefastas decisiones" del Gobierno de España

"Esta emergencia energética no solo se ha creado por la invasión de Ucrania, si no mucho antes como consecuencia de las nefastas decisiones del Gobierno de España en política energética", ha criticado Gracia Suso.

Por eso que desde el Partido Popular proponen una serie de medidas y exigen al Gobierno que las apruebe “de forma urgente”: reducción del IVA de la luz y del gas al 5% y del impuesto de hidrocarburos al mínimo aplicable; retomar el proyecto del MidCat para incrementar la capacidad de interconexión con el resto de Europa; así como una modificación inmediata del PNIEC para mantener todas las tecnologías disponibles a su máximo de capacidad.

El portavoz de industria ha insistido en que hay que prorrogar la vida útil de las centrales nucleares, así como de las centrales térmicas que aún no se hayan cerrado o dinamitado porque “no es el momento de poner en riesgo nuestro sistema energético aumentando la dependencia del gas”.

Con el objetivo de ayudar a los sectores productivos y a las familias aragonesas a reducir sus consumos energéticos, el Partido Popular exige al Gobierno de Aragón que elabore un plan de choque porque “ante una situación de emergencia, hay que tomar medidas de emergencia” y “el señor Lambán y el señor Aliaga deben ponerse a trabajar”.

100 euros más para el bono social

Por todo ello, el Partido Popular ha ofrecido al Gobierno un paquete de medidas que incluyen: un bono energético pyme y un bono energético hogar, suplementar el bono energético a las familias más vulnerables con 100 euros, aumento de las ayudas para autoconsumo y fomentar la creación de comunidades energéticas. Gracia Suso ha puesto de ejemplo al Ayuntamiento de Zaragoza y a su ambicioso plan de comunidades energéticas.

Desde el Partido Popular ofrecen este paquete de medidas al Gobierno de Aragón “para que lo hagan suyo y lo pongan en marcha porque esta situación de emergencia energética nadie puede predecir cuantos meses o años puede durar”. "Si no las van a aplicar o si van a dejar nuevamente a la sociedad aragonesa abandonada, lo mejor es que se vayan”, ha concluido Gracia Suso.