Kiosco

El Periódico de Aragón

Salud ambiental

Omsida Aragón detecta un aumento de las consultas por la viruela del mono

La entidad pide "no caer en el estigma" y hace una llamada a "extremar la precaución" en las relaciones sexuales / Temen que suban los contagios por el verano y los eventos sociales de esta época

Dos técnicos de laboratorio con muestras de posibles positivos de viruela del mono, en España. EUROPA PRESS

El contagio por viruela del mono, que de momento deja en Aragón 45 casos confirmados, ha elevado las consultas en Omsida Aragón por parte de posibles contagiados de esta patología. «Hemos detectado un aumento de llamadas o de gente que nos ha preguntado dudas a través de las redes sociales», explicaba ayer a este diario Juan Ramón Barrios, presidente de Omsida Aragón.

A todo aquel que contacta y manifiesta posibles síntomas se le traslada el mismo mensaje: aislamiento. «Que se quede en casa, que llame al centro de salud para explicar lo que le sucede y a ser posible que no mantenga contacto con nadie», añadía Barrios.

Aunque en España se ha dado algún caso de viruela del mono entre mujeres, la mayoría tienen lugar en el contexto de relaciones sexuales entre hombres. Esta situación ya ha provocado opiniones «injustas» hacia el colectivo homosexual y vuelve a poner sobre la mesa el debate del estigma.

«No podemos permitir que se fomente la discriminación. Con el VIH ya hemos aprendido y esta es una enfermedad de transmisión sexual más. Como en todas las demás, todo el mundo debe tener cuidado porque es muy contagiosa en las prácticas sexuales de riesgo, pero no hay que señalar a nadie», apuntó Barrios.

Entre las personas que han acudido a Omsida Aragón contagiadas de viruela del mono o con sospechas hay gente que ya se ha infectado en otros momentos de otras enfermedades de transmisión sexual. «Incidimos mucho en la prevención porque, de alguna manera, hay temor al verano. Es una época de movilidad, de eventos sociales y de fiestas lúdicas donde pueden darse encuentros de riesgo y hay más opciones de transmisión de la enfermedad», dijo Barrios.

Varias comunidades autónomas han comenzado ya a vacunar contra la viruela del mono, como Madrid y Euskadi. En Aragón no se ha administrado hasta el momento ninguna aunque la semana pasada se recibieron un total de 52, según aseguraron a este diario fuentes del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.

En el último boletín epidemiológico de Aragón se notificaron 7 nuevos casos, elevando los contagiados a 45, mientras que a nivel nacional, hasta el pasado viernes había confirmados un total de 4.298 casos.

Las inmunizaciones en la comunidad están a disposición de los servicios de infecciosos de los hospitales para que la administren según los criterios del Ministerio de Sanidad, que recomienda la vacunación a personas que sin haber pasado la enfermedad tienen riesgo al realizar prácticas sexuales de riesgo, personal sanitario que las atiende, así como a contactos estrechos de casos confirmados con riesgo de enfermedad grave. E. G. C.

De hecho, la previsión es que los casos de viruela del mono sigan surgiendo en Aragón semana tras semana. Responsables de Omsida Aragón mantuvieron una reunión, hace unas semanas, con miembros de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón donde se les trasladó esa preocupación por la época estival y se les pidió colaboración.

«Hay quien nos conoce y acude a nosotros antes que llamar al médico. Tenemos claras la indicaciones que, sobre todo, pasan por la precaución. También hay que tener cuidado con las póstulas que aparecen en lugares como los genitales o el ano. Esa herida es contagiosa al contacto humano, pero también puede contaminar una toalla o una ropa de vestir», insistió Barrios.

En cuanto a las personas que tenga VIH, desde la entidad apuntan que tener este virus «no aumenta la susceptibilidad» a la viruela del mono ni conlleva tampoco una patología más severa.

Compartir el artículo

stats