Kiosco

El Periódico de Aragón

EFECTOS DE LAS ALTAS TEMPERATURAS

El hielo, bajo mínimos a solo una semana de San Lorenzo

Los peñistas siguen en busca de un proveedor que pueda suministrarles cubitos

Un operario preparaba pedidos ayer en una de las cámaras de Frescofrío, en Zaragoza ANGEL DE CASTRO

El desabastecimiento de hielo que desde hace varios días se empieza a afrontar en Aragón no solo está afectando a bares, restaurantes y tiendas de alimentación, sino que las verbenas y fiestas de pueblo que se celebran estos días en muchas localidades de toda la geografía aragonesa apuran los últimos preparativos en busca de un proveedor, local o foráneo, que pueda suministrarles al menos una parte de su pedido de cubitos. Tanto productores como proveedores coinciden ahora mismo en que las existencias que se almacenan en las cámaras están muy por debajo de lo que cabría esperar para este punto de verano. Las cámaras de la empresa aragonesa Frescofrío deberían estar llenas con palés de sacos de hielo hasta el techo, sin embargo, ahora mismo apenas la parte más baja esta llena con los pedidos que durante los próximos días irán saliendo en dirección a sus destinos.

Para los proveedores la situación no es mucho mejor. Javier Longarón, gerente de Hielos Valdejalón, califica la situación de «desoladora». «Hace ya días que no aceptamos clientes nuevos porque no tenemos capacidad para repartirles el hielo», explica el gerente. «Los clientes que tenemos todo el año están aumentando la demanda y aun así les tenemos que servir con cuentagotas porque no tenemos más existencias», añade.

Aunque por el momento ningún cliente habitual se ha quedado sin cubitos, han sido muchos los pedidos puntuales que se han rechazado. «Nos llaman desde Huesca, desde Teruel, de cantidad de pueblos que van a celebrar las fiestas y que necesitan hielo y tengo que decirles a todos que no porque las máquinas no dan para más», explica Langarón.

El aumento de la demanda, el triple de lo habitual según este proveedor, se une a las ganas de salir que aumentan también el consumo.

Las primeras grandes fiestas que llegaran en apenas una semana son las de Huesca. «San Lorenzo va a tener un gran problema para encontrar todo el producto que van a necesitar», añade el productor.

Los palés de hielo deberían ocupar todo el espacio hasta el techo ANGEL DE CASTRO

Peñista busca hielo

Las peñas recreativas de Huesca tienen ahora mismo una nueva preocupación en su trabajo para la preparación de las fiestas: la falta de hielo. Las barras situadas en la plaza Navarra podrían tener que limitarse ante la falta de cubitos. «No tenemos nada claro que es lo que va a pasar porque estamos teniendo problemas para que vayan a llegar los pedidos de hielos», explica Javier Ibarz, presidente de la peña Alegría Laurentina.

Álvaro Antoñanzas, presidente de la peña Los que Faltaban, confirmaba en conversación con este diario que el desabastecimiento afecta ya a todas las peñas y que están teniendo «problemas tremendos» para que les lleguen los pedidos. «Por el momento hemos conseguido que nos garanticen una parte del pedido pero aun así no sería suficiente para todas las fiestas», apunta Antoñanzas.

Ante este problema ambos presidentes coinciden en que la única solución que se les pasa por la cabeza es «ir al supermercado a por más cuando se acabe» y recuerdan que se trata de pedidos muy grandes porque tienen que durar muchos días. «En 2019 fueron unos 200 sacos de hielo y este año la previsión de los pedidos es algo muy similar», apunta Ibarz.

«No solo es para las bebidas sino que vienen días de calor y de mucho trabajo y nos sirven también a nosotros mismos para refrescarnos», comenta Ibarz. Además el presidente añade que tampoco se trata de una cuestión que les sorprenda «el fin de semana, en Pirineos Sur, ya se les terminó el hielo, no somos los únicos con el problema».

Compartir el artículo

stats