Kiosco

El Periódico de Aragón

EL PRÓXIMO CURSO ESCOLAR

Preocupación en las librerías de Aragón por la falta de algunos manuales de texto

Las editoriales no mandan sus materiales porque en la comunidad no están publicados aún los currículos de Secundaria y Bachillerato / Hay negocios con hasta 1.500 reservas, pero los pedidos no están completos

Una dependienta de la Librería Central, en Zaragoza, coge varios libros de texto del almacén, ayer. ANDREEA VORNICU

Las librerías de Aragón, a poco más de un mes para que comience el curso escolar, afrontan su temporada alta con cierta preocupación por el retraso en la recepción de algunos libros de texto de Secundaria y Bachillerato por parte de las editoriales.

El motivo reside en que los currículos de ambas etapas educativas en Aragón todavía no han sido publicados de manera oficial (sucede también en otras comunidades) y, debido a ello, hay algunos editores que no han empezado a preparar todavía los manuales.

La puesta en marcha de la Lomloe, la nueva ley educativa del país, obliga a introducir cambios en dichos currículos que, consecuentemente, se deben añadir a los libros de estudio. «Vamos con mucha demora respecto al año pasado. Hay centros que todavía no saben qué libros van a utilizar y, por tanto, ahí las ventas están paradas. Prevemos un septiembre muy intenso», decía a este diario Ana Belén Casanova, encargada de la Librería Central de Zaragoza.

Varios clientes esperan, ayer, a ser atendidos en la Librería Central. ANDREEA VORNICU

En este establecimiento, a pesar de los retrasos, las familias ya han hecho sus reservas de libros y contabilizan entre 1.500 y 2.000 peticiones. De hecho, en las estanterías de su almacén de la calle Concepción Arenal se acumulan pedidos, perfectamente etiquetados, a la espera de ser completados cuando lleguen los libros de texto pendientes.

«Ha venido ya mucha gente, pero la mayoría pasará a finales de agosto a recoger todo. También hay otros que, conformen reciben el aviso, ya vienen en persona», añadió Casanova. La Librería Central, como el resto de negocios de estas características, no cierra por vacaciones. «Es nuestro mes fuerte», reseñó.

Los currículos estarán "en breve"

Lo mismo indicaba Eli Navarro, responsable de la Librería General de Zaragoza, situada en la plaza Aragón. «La atención al público baja un poco en esta primera quincena de agosto, porque la gente se marcha de vacaciones y no hay filas, pero nosotros tenemos jornada intensiva para organizar todo lo que viene», decía. «Hay materiales que no han salido de imprenta, estamos pendientes de eso y también de ir completando pedidos», señaló Navarro.

Piden ampliar a más días el uso de 'Volveremos'

Los propietarios de las librerías de Zaragoza apuntan a un «tapón inevitable» de clientes en septiembre porque será entonces cuando muchas familias hagan uso del programa Volveremos del Ayuntamiento de Zaragoza. «Van a esperar a septiembre para venir a comprar y usar sus descuentos acumulados con los libros de texto o bien para generar un ahorro en próximas compras. Es lícito y lo entendemos, pero se va a concentrar toda la actividad en tres días y no vamos ser capaces de dar salida a toda la demanda», aseguró Óscar Martín, de la Librería Siglo XXI.

En este sentido, ya han trasladado la situación al consistorio con el fin de que arbitre medidas como, por ejemplo, ampliar el uso de Volveremos a más días en las librerías. «Van a ser días a tope y habrá muchas filas. Se corre el peligro de que haya familias que no puedan canjear su descuento si hay limitación», dijo. 

En cualquier caso, la última semana de agosto y la primera de septiembre van a ser claves. «Ahí es donde esperamos las aglomeraciones, sobre todo con este retraso que estamos teniendo. También es cuando se resuelven las becas de libros y eso siempre se nota», indicó.

Cada comunidad debe adaptar los materiales didácticos a su currículo, pero además debe aplicar los cambios en los contenidos y en las formas de enseñar que determina la Lomloe

decoration

Por su parte, fuentes del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón indicaron ayer a este diario que los currículos de Secundaria y Bachillerato se publicarán «en breve» en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), aunque no pudieron precisar una fecha exacta más allá de que será este mes.

Cada comunidad debe adaptar los materiales didácticos a su currículo, pero además debe aplicar los cambios en los contenidos y en las formas de enseñar que determina la Lomloe. Existen unos borradores sobre los que las editoriales pueden trabajar, pero no de manera definitiva. «Los libros de los cursos impares están sin recibir. Eso nos está descuadrando y tenemos muchos pedidos con material pendiente. Otros veranos el 15 de agosto ya vamos muy avanzados, pero no es el caso», señaló por su parte Óscar Martín, director de la Librería XXI, ubicada en la calle Celso Emilio Ferreiro de Zaragoza.

Avance de la enseñanza digital

Aquí están «a niveles de otros años» en cuanto a reservas, aunque Martín indica que el negocio «ha cambiado» en los últimos años debido a los formatos digitales de manuales de texto y también a los bancos de libros. «Conforme avanzan estas opciones va en detrimento del negocio de las librerías porque disminuyen las ventas», señaló.

De hecho, las compras ya no son lo que eran porque hay familias que llegan a septiembre sin la necesidad de tener que adquirir tantos libros de texto como antes debido a esta enseñanza digital. Eso sí, el gasto en estos casos lo tienen por otro lado porque deben comprar las licencias de los aparatos digitales que usarán los menores.

Además, el dispositivo que utilicen (bien sea un ordenador pequeño o una tablet) también supone un desembolso económico. Hay escolares de Primaria, por ejemplo, que ya dan hasta seis asignaturas en digital, mientras que apenas cuatro las cursan con los libros de texto de toda la vida.

Las compras ya no son lo que eran porque hay familias que llegan a septiembre sin la necesidad de tener que adquirir tantos libros de texto como antes debido a esta enseñanza digital

decoration

Desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de Aragón (Fapar) consideran que el programa de bancos de libros del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón es «un éxito», pero consideran que se debería extender a «toda la etapa obligatoria». En la actualidad, 1º y 2º de Primaria no están incluidos en el proyecto.

Las familias, por otro lado, señalan que para garantizar su continuidad es conveniente hacer «aportaciones que cubran tanto las necesidades de reposiciones como de nuevas adquisiciones», particularmente las derivadas de la implantación de la Lomloe los dos próximos cursos escolares. Por otro lado, Fapar también reclama el abono de los pagos pendientes del programa a los centros, impulsar la digitalización de los bancos de libros y avanzar en la gratuidad del proyecto.

Compartir el artículo

stats