Kiosco

El Periódico de Aragón

EL SECTOR INMOBILIARIO, AL ALZA EN ARAGÓN

La compraventa de viviendas se dispara en Aragón ante un escenario incierto

Zaragoza registró en julio el cuarto mayor incremento interanual de la demanda de operaciones del país | La subida de los tipos de interés provoca que los potenciales propietarios adelanten su decisión

Unas obras de construcción en el paseo María Agustín de Zaragoza en una imagen tomada esta misma semana. ANGEL DE CASTRO

Continúa el acelerón del mercado inmobiliario en Aragón. Si bien es cierto que los precios de la vivienda encadenan trece meses de incrementos interanuales y los tipos de interés suben por vez primera en seis años, los potenciales propietarios no se asustan ante la decisión de comprar una casa. De hecho, Zaragoza vive una época dorada en lo referente a compraventa: fue la cuarta ciudad en la que más demanda de vivienda se registró en julio en todo el país.

En los foros económicos todo tema está atravesado por la lanza de la incertidumbre. En un marco económico como el actual cabría esperar una contracción de todos los mercados. Pero en el caso inmobiliario, al menos por el momento, el interés resiste a las dudas y el escenario aparece con luces y sombras. "En julio ya se ha parado un poco, pero la tendencia de este año refleja que ha habido un interés importante por comprar vivienda y se han formalizado muchas hipotecas", apunta Fernando Baena, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria.

Así pues, no se advierte a priori una caída de las cifras del sector. Según los datos del Consejo General del Notariado, en junio de 2022 se registraron 1.716 compraventas de vivienda en Aragón, lo que supone un incremento del 2% respecto al mismo mes del año pasado. Eso sí, debe tenerse en cuenta que junio supone un frenazo en cuanto al crecimiento interanual que se registraba en Aragón desde comienzos de año.

La cuarta ciudad donde más crece la compraventa

Pero como coinciden los expertos, no deben extraerse conclusiones de una fecha puntual, sino de una serie más amplia. En enero y febrero de 2022, el crecimiento superó el 20% respecto al mismo periodo de 2021, mientras que en abril y mayo también se elevó por encima del 12% de incremento interanual. La tendencia al alza es evidente, a pesar del menor aumento del primer mes del estío. Según el portal inmobiliario Idealista, Zaragoza es la cuarta ciudad donde más creció la demanda de vivienda respecto a julio del año pasado, tan solo superada por Madrid y dos ciudades de su entorno: Móstoles y Alcalá de Henares

Lo cierto es que el mercado inmobiliario vive una eclosión desde que se avistara el final de la pandemia, con una transformación en las necesidades de los hogares tras el confinamiento y un ahorro en el bolsillo de los ciudadanos que muchos han optado por invertir en vivienda. A ello se une un temor palpable en tiempos de crisis: que el dinero pierda progresivamente su valor; lo que conduce a los ciudadanos a adquirir bienes tangibles, es decir: inmuebles.

"El Euríbor se sitúa ya en el 1,5%, lo que encarece el coste de las hipotecas de tipo variable"

decoration

Por otro lado, la subida de los tipos de interés marcada por los bancos centrales encarecerá el coste de la vivienda, lo que alejaría en un principio a algunos compradores. Además, y en último lugar, en el horizonte se halla el sobrecoste de las materias primas y de la mano de obra por su escasez, que deriva en un incremento de los precios de venta finales del mercado.

Aquí es cuando hace su aparición la variable de las hipotecas y, por tanto, de la subida de los tipos de interés. A primera vista no sería una locura pensar que repercutirá de forma negativa en el dinamismo del mercado. Sin embargo, como cree el director del grupo de análisis inmobiliario de la Universidad de Zaragoza, Luis Fabra, la subida de los tipos de interés va a generar un "efecto adelanto" en las operaciones.

"El precio de la vivienda en Aragón se sitúa en 1.629 euros el m2, cuando en España cuesta 1.960 euros"

decoration

Es decir, que los potenciales propietarios se lanzan a comprar vivienda ahora ante el temor de una subida todavía mayor de los precios en un futuro no muy lejano. "Las expectativas son muy importantes y van a provocar un efecto adelanto. Pero esto será limitado, quizás tan solo dure tres meses. Lo normal es que el mercado se adapte a la realidad pronto», apunta el profesor.

Una prueba de ello es el Euribor, que crece desbocado con una subida del 1,5% en tan solo seis meses para situarse en positivo. Este indicador es el más utilizado en España para calcular las hipotecas, lo que supone que los préstamos de tipo variable se encarecen ahora cada vez más.

Préstamos hipotecarios

Sea por la creciente demanda, sea por ese efecto adelanto, el precio de la vivienda aumentó en julio en Aragón con respecto a la cifra de hace un año en un 2,5%, según el portal inmobiliario Fotocasa. De este modo, el coste del metro cuadrado para un hogar aragonés es de 1.629 euros, cuando la media de España se sitúa en 1.960 euros.

De hecho, la tendencia alcista del mercado inmobiliario aragonés se refleja también en la cifra de préstamos hipotecarios. Mientras que en el mes de junio, último en el que Consejo General del Notariado dispone de datos, la cifra de hipotecas disminuyó en un 2,9% interanual en el plano nacional, en Aragón el número creció en un 4,2%. Tan solo cinco autonomías aumentaron esta cifra, cuyo préstamo promedio se sitúa en España en 151.337 euros.

"El sector está bien, porque está muy acotado. Nos enfrentamos a una nueva etapa con efectos de segunda y tercera ronda, muy marcada por el incremento de costes", afirma Juan Carlos Bandrés, el director general del Grupo Lobe. Bandrés sitúa el sobrecoste en el secotr de la construcción en un 30%, mayormente derivado de la crisis de materias primas y de la escasez de mano de obra, a la que ahora se intenta atraer con mejores salarios.

"Después de la pandemia se vive una situación de estabilidad, aunque ahora llegan años duros y de trabajo que obligarán al sector a transformarse", destaca Bandrés, que reclama a las Administraciones que sean "más receptivos" con los cambios que demanda la construcción. Con la vista puesta en el tercer trimestre, los datos reflejan una salida de la pandemia halagüeña. Al sector le queda, no obstante, mucho trabajo por delante.  

Compartir el artículo

stats