Kiosco

El Periódico de Aragón

EL RENACIMIENTO DE LAS RUTAS COMPOSTELANAS

2022: el récord está en Camino

La solicitud de credenciales se dispara en Aragón y puede llegar a crecer hasta un 33% | La cifra a batir en Santiago es de 347.578 caminantes, pero pueden superarse los 400.000

El comienzo del Camino de Santiago en el puerto de Somport. EL PERIÓDICO

El Camino de Santiago bate este año récords. Nunca antes habían llegado a estas alturas tantos peregrinos a la capital de Galicia. Aun sin contabilizar los 12.000 muchachos que han participado estos días en la Peregrinación Europea de Jóvenes (PEJ), entre ellos más de 500 aragoneses de edades entre los 16 y los 30 años, la Oficina de recepción al Peregrino nunca había llegado a los 200.000 antes de la entrada de agosto. Se nota en cualquier parte, también en Zaragoza, donde la demanda de credenciales ha subido hasta un 15% y se espera que solo en su oficina de la capital en Tenor Fleta se entreguen a final de año mil más que en sus mejores momentos, los previos a la pandemia.

Las cifras se disparan en Santiago, donde se llegó a los dos centenares de miles nueve días antes que en 2019, el año que hasta ahora ostentaba el récord. Ya entonces, el peregrino número 200.000 llegó el 2 de agosto, 21 días antes que en 2018. En el último día de julio se habían contabilizado 218.963 peregrinos para los primeros 7 meses del año. Los números dicen que este Jacobeo 2022 podría ser histórico, después de un 2020 y un 2021 marcados por la pandemia, con 54.144 peregrinos y 178.912, respectivamente. La cifra a batir, la total, la final, es la de 347.578 caminantes.

Estación de Canfranc. EL PERIÓDICO

Es jacobeo 2022 pese a que el Año Santo Jubilar Compostelano era 2021. Sin embargo, se extendió debido a las circunstancias especiales ocurridas por la pandemia, un hecho tan singular que es la primera vez que ocurre en la historia. Quizá eso haya derivado en que solo el domingo 24 de julio sellaron su compostela 3.288 peregrinos. Estamos en el momento sobresaliente del año, las jornadas de mayor afluencia en el Camino de Santiago, con más de 2.500 peregrinos diarios bullendo por las calles de la ciudad compostelana.

Según su procedencia, la mayoría de los visitantes son españoles (45.379). Por comunidades, mandan las más pobladas. Los andaluces encabezan el ranking (11.322), seguidos de los madrileños (9.495) y los valencianos (4.921). Los extranjeros que más han llegado hasta los pies del apóstol provienen de Estados Unidos (3.547), Italia (3.417) y Alemania (2.059).

El Camino Francés sigue siendo el más concurrido, aunque en Aragón los inicios del trayecto están cambiando en los últimos años. Cuenta José María Viladés, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Zaragoza, que la ruta compostelana «se está retomando muy bien». Como ha pasado siempre, hasta junio se va incrementando poco a poco el número de peregrinos, aunque es sobre todo a partir de Semana Santa cuando coge un ritmo alto, «aunque es cierto que este año en julio hemos notado más presencia que otros años».

Monumento al peregrino en la entrada a Aragón desde Francia. SERVICIO ESPECIAL

Tal ha sido el éxito del año jacobeo «que estamos como si aquí no hubiera pasado nada», dice Viladés, seguro de que en este 2022 se batirá el récord de peregrinos de largo. «De 347.000 compostelas que se entregaron en 2019, vamos a llegar incluso a 400.000, y eso contando como siempre que mucha gente luego no las recoge cuando llega a Santiago».

En Aragón, «aunque nos falta mucho, vamos a nuestra marcha, prosperando». «No tenemos los números exactos porque solo podemos controlar a la gente que pasa por los albergues y ahora ya hay muchos que pasan las noches en hoteles o pensiones, sobre todo los franceses. Y, claro, en esos establecimientos no llevan el recuento», explica el presidente, que asegura no obstante estar seguro de que ha crecido mucho el número de franceses y aragoneses en las distintas rutas. «Además, hay que tener en cuenta que los que eligen empezar el Camino en el Somport no suelen llegar a Santiago en una tanda. Lo hacen en dos o tres años».

En Zaragoza está la asociación nuclear de los caminantes aragoneses, donde han notado sin duda el tirón jacobeo. «Estamos en un 10% o un 15% más que en 2019. Normalmente, a final de año solemos dar unas 3.000 credenciales y ya las hemos dado. Lo normal es que lleguemos a 4.000. De ese número, además, un dato muy importante es que el 25% están empezando el Camino en Zaragoza».

«No hay que olvidar que Zaragoza fue el primer sitio donde se veneró a Santiago, aunque fuese conjuntamente con la Virgen.

decoration

Zaragoza es la ciudad desaprovechada del Camino, según entienden desde esta asociación, que reclama la preeminencia que debería tener por su situación e historia. Por la capital aragonesa cruza el Camino del Ebro, que nace en el Delta y desde Amposta va remontando el río, pasa por El Pilar y sube hacia Logroño, donde se une al Camino francés.

«No hay que olvidar que Zaragoza fue el primer sitio donde se veneró a Santiago, aunque fuese conjuntamente con la Virgen. Pero nada menos que se le apareció en el pilar 800 años antes de que fuese descubierta su tumba. En cualquier caso, no se puede separar a Santiago ni del Pilar ni de la Virgen. Zaragoza tiene algo que no tiene ningún otro lugar. El apóstol estuvo en Zaragoza en el año 40, cuando se le apareció la Virgen del Pilar», dice Viladés, que resalta la importancia que la ciudad le daría a las rutas aragonesas.

Si Zaragoza lograra esa consideración, no le cabe duda de que los tramos aragoneses reflotarían. Habría que acompañarlo de otras cosas, ya que son muchas las quejas de usuarios y hospitaleros. Las más comunes son la carencia de infraestructuras, la falta de un apoyo decidido por parte de las administraciones y de su correspondiente promoción. «Lo que nos falta en Aragón son, sobre todo, infraestructuras. En el Camino del Ebro apenas hay nada, por eso vamos a tratar de habilitar varios albergues. Tendría que haber uno cada 25 kilómetros, pero solo tenemos uno en Mallén y otro en Fuentes de Ebro, además del que inauguramos ahora en la Cartuja Baja, donde hemos abierto un albergue de diez plazas que funciona completamente gratis, solo con donativo», dice Viladés, que insiste en potenciar el Camino del Ebro, «vital porque nuestra intención debe ser potenciar Zaragoza como el pilar del Camino».

Es cierto que Aragón no termina de arrancar pese a que en los últimos años se ha empezado a prestar más atención al Camino, aunque sea más en aspectos culturales o turísticos que en lo que supone la ruta y el peregrino, esencia de esta historia. Por eso en 2018 se impulsó una Directriz Especial para promover el desarrollo sostenible de Aragón haciendo compatible la gestión, protección y mejora del patrimonio natural y cultural con la competitividad económica, la cohesión social y el equilibrio demográfico de los municipios que atraviesa el Camino. 

Compartir el artículo

stats