El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón ha licitado las obras para la mejora de la seguridad vial en la Comarca de Calatayud de la carretera A- 2506, desde el punto kilométrico 47+800 hasta el 59+290. Esta actuación se va a desarrollar entre las localidades de Cubel, Abanto y Monterde y cuenta con un presupuesto de 5.833.930,58 euros, IVA incluido.

Se trata de la obra más importante, desde el punto de vista económico, del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de este año. Además, a esta cuantía económica se le unen los 103.000 euros de las expropiaciones, según ha informado en una nota de prensa el mencionado departamento.

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha presentado en Monterde el proyecto de obras que cuenta con tres tramos de actuación diferenciados. Por un lado, la zona de la travesía de Monterde hasta la salida del casco urbano; por otro, la vía central desde el cruce con la Z-412, y Cubel, que atraviesa la localidad de Abanto y, por último, el del puerto de Cubel.

En total se trata de un proyecto de 11,5 kilómetros de los cuales en el 62,37 por ciento se realizarán trabajos de acondicionamiento integral y en el 37,63 por ciento refuerzo del firme existente.

Bizén Fuster ha explicado que la mejora de esta carretera se aprobó en una Orden de estudio en 2009, se incluyó su proyecto en el Plan de Carreteras 2004-2013 pero no se hizo en el posterior 2013-2024 y ha sido en esta legislatura cuando se ha retomado el proyecto tras encargar, en febrero de 2020, una adenda de actualización del mismo en 2012.

En junio de 2020, la Dirección General de Carreteras se comprometió con los catorce alcaldes de las poblaciones del entorno, que lo habían requerido en octubre de 2019, ha apostillado el director general de Carreteras.

Municipios beneficiados

La mejora de esta carretera es "muy importante" para los municipios de Nuévalos, Monterde, Abanto o Cubel, pero también para los del entorno como Bello, Used, Torralba de los Frailes, las Cuerlas, Aldehuela de Liestos o Cimballa, ha subrayado Fuster.

La vía conecta dos focos relevantes de desarrollo turístico como son la Laguna de Gallocanta y el Monasterio de Piedra, por eso es una iniciativa "tan demandada por todos los municipios en una zona especialmente castigada por la despoblación", ha apostillado.

En el tramo urbano entre Monterde y Abanto se realizarán trabajos de refuerzo de firme conservando el trazado y rasantes actuales. Las obras de acondicionamiento incluirán la corrección de las curvas de menor radio y la ampliación del ancho de calzada en determinadas zonas. Además, se actuará en la mejora del drenaje, la señalización y la reposición de los servicios.