Un día más de agosto y el calor que no afloja. Zaragoza ha despertado este martes de nuevo con los termómetros disparados tras otra noche tropical, aunque se ha podido sentir cierto refresco cuando el sol ha comenzado a salir. Sin embargo, el mercurio comenzará a subir rápidamente, al igual que lo lleva haciendo en los 9 días de vida que lleva agosto.

Las máximas serán de 38 grados, y también de nuevo la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado el aviso amarillo por altas temperaturas entre las 13 y las 21 horas. A esta alerta se le suma el aviso amarillo por tormentas en el valle del Ebro de parte tarde, entre las 17 y las 23 horas, con probabilidad de granizo y rachas fuertes o muy fuertes de viento.

De madrugada, el termómetro tocará suelo en los 24 grados.

Resto de Aragón

La Agencia Estatal de Meteorología anuncia para este martes en Aragón chubascos y tormentas por la tarde, localmente fuertes en el Pirineo y con probabilidad de que sean localmente fuertes en el resto, pudiendo ir acompañadas de granizo y rachas muy fuertes de viento y temperaturas máximas significativamente altas en Zaragoza, el centro y sur de Huesca y el Bajo Aragón.

El cielo estará poco nuboso o despejado aumentando por la tarde a intervalos nubosos, con nubosidad de evolución diurna en el Pirineo y la Ibérica que dejará chubascos y tormentas localmente fuertes con probable granizo y rachas muy fuertes de viento, que se extenderán al resto de la mitad norte de manera más dispersa y con probabilidad de que sean localmente fuertes.

Las temperaturas se mantendrán sin cambios significativos, salvo ligeros descensos locales en las máximas de la mitad norte.

El viento soplará variable flojo, predominando por la tarde el este y sureste flojo a moderado.

Por capitales de provincia, las temperaturas oscilarán entre los 22 grados de mínima y 37 de máxima de Huesca y los 15 y 35 de Teruel.

Consulta aquí la previsión del tiempo en todos los municipios de Aragón.