La tormenta que atravesó Zaragoza a últimas horas de este pasado martes (con más truenos y relámpagos que descargas de lluvia) ha dado paso este miércoles a una calma en lo que a amenazas de este tipo se refiere. Sin embargo, hay un protagonista que sigue -y seguirá- ahí: el calor.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha vuelto a activar el aviso amarillo por altas temperaturas entre las 13 y las 21 horas. Y es que está previsto que los termómetros de la capital aragonesa asciendan de nuevo hasta los 38 grados para seguir la dinámica asfixiante que comenzó en julio y que está continuado, un día tras otro, en agosto.

Las mínimas volverán a ser altas, muy altas, con 24 grados de madrugada, para certificar la enésima noche tropical del verano.

Resto de Aragón

 La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para este miércoles, en el Pirineo por la tarde, chubascos y tormentas con probabilidad de que sean localmente fuertes y temperaturas máximas significativamente altas en Zaragoza, el centro y sur de Huesca y el Bajo Aragón.

El cielo estará poco nuboso o despejado, con nubosidad de evolución diurna que, por la tarde, dejará chubascos y tormentas con probabilidad de que sean localmente fuertes en el Pirineo y que no se descartan de manera aislada en la Ibérica.

Las temperaturas mínimas experimentarán un ascenso o se mantendrán sin cambios y las máximas en ligero ascenso en la mitad norte y sin cambios en el resto.

El viento soplará del este y sureste flojo, con intervalos de moderado en el valle del Ebro por la tarde.

Por capitales de provincia, las temperaturas oscilarán entre los 21 grados de mínima y 36 de máxima de Huesca y los 15 y 36 de Teruel.

Consulta aquí la previsión del tiempo en todos los municipios de Aragón.