La Guardia Civil ha detenido a una persona en Valpalmas tras amenazar a varias personas con un arma blanca. El sospechoso es un feriante que, debido a unas desavenencias con el alcalde de la localidad por la colocación de una caseta de tiro, se abalanzó sobre él y lo amenazó de muerte con botellas de vidrio.

Posteriormente esgrimió un arma blanca y amenazó a numerosos vecinos que se encontraban en la plaza de la población. Cundió la alarma y los habitantes llamaron a la Guardia Civil, que lo detuvo poco después tras arrojar el cuchillo que esgrimía al percatarse de la presencia policial.

Los hechos se remontan a las 19.30 horas de ayer, cuando se recibió aviso, tanto en la sala de emergencias de Guardia Civil Zaragoza (062) como en el Puesto de la Guardia Civil de Luna, por parte del alcalde de Valpalmas y de otros vecinos de dicha población, que comunicaban la presencia de un feriante en actitud violenta en la plaza.

Amenazas de muerte

Señalaron que esgrimía un arma blanca y amenazaba a los presentes, lo que provocó que salieran corriendo por las calles. El sospechoso, tras unas desavenencias con el alcalde por el lugar de colocación de la caseta de tiro, lo acometió y lo amenazó de muerte con unas botellas de vidrio.

Posteriormente cogió un arma blanca y amenazó a los vecinos que se encontraban en la plaza del pueblo con motivo de las próximas fiestas patronales. De inmediato se trasladaron efectivos de la Guardia Civil de Luna, quienes observaron al feriante, portando un cuchillo en la mano, caminando por una calle próxima a la plaza y que, al percatarse de la presencia policial, tiró el arma blanca a una parcela cercana, momento en el que fue detenido por los agentes y trasladado a dependencias oficiales.

El arma blanca utilizada, un cuchillo de 19 centímetros de hoja, fue intervenida en la propiedad donde fue arrojada por el detenido. A este varón de nacionalidad portuguesa y 39 años, se le imputa presunto delito de atentado contra la autoridad y ha quedado a disposición judicial en la mañana de hoy.