Agosto es el mes por excelencia para ir de vacaciones y el puente festivo de la Virgen de la Asunción uno de los que más desplazamientos acumula en todo el año. Este año, las cifras de ocupación son muy altas en las zonas más turísticas de la comunidad. Muchos establecimientos ya han colgado el cartel de completo y en los que todavía no se han rellenado todas las plazas son muy pocas las habitaciones que quedan disponibles.

Los Pirineos vuelven a posicionarse como uno de los destinos preferidos para los viajeros que pasan estos días en Aragón. Los valles coinciden en que son muy pocas las plazas que quedan libres y que los datos superar la ya de por si muy buenas previsiones. «No solo es el puente sino que agosto es un mes muy fuerte», asegura José María Ciria, presidente de la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque. El empresario explica que allí «prácticamente no se nota que sean días festivos» porque en la zona «todos los días está todo lleno desde el día 3 hasta el día 25». Aunque la ocupación es muy alta y los datos reflejan la llegada de una gran cantidad de visitantes, Ciria explica que, aunque los turistas siguen llegando, gastan menos en bares restaurantes y comercios de la zona.

Filas ayer ante los mostradores de facturación del aeripuerto de Zaragoza. | ÁNGEL DE CASTRO

La comarca del Sobrarbe confirma también los buenos datos respecto al turismo para el puente. Y aunque la gerente de la asociación Empresarial y Turística del Sobrarbe, Paz Agraz, asegura que «si sabes buscar siempre encuentras alguna habitación disponible en algún sitio», la mayoría de los hoteles estarán al 100% de su capacidad. «En estos tres días se van a juntar los visitantes con todos los que llegan a segundas residencias para celebrar las fiestas del los pueblos y en la comarca vamos a tener mucha más población de lo normal», explica la gerente.

La Jacetania y su capital se convierten en el tercer destino popular en la provincia de Huesca. Durante estos días se espera que los establecimientos hoteleros estén «a tope». «Estamos muy contentos porque estamos registrando datos muy buenos para estos días y para las próximas semanas», explica Luis Terren, presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón. Allí, aunque las previsiones iniciales auguraban un 85% de plazas ocupadas, finalmente, las reservas de última hora han hecho que los hoteles y alojamientos del valle vayan a rozar el 100% durante todo el puente festivo.

En la provincia de Zaragoza, el entorno de Sos del Rey Católico también colgará el cartel de completo sin ningún hueco para el puente festivo, «Si no tenemos cancelaciones de última hora estaremos en un 100% de la ocupación», explica Felipe Díaz, presidente Asociación. Empresarios Turísticos de Sos del Rey Católico. «Este año además, hay que aprovechar porque el puente cae muy bien, se junta con que aquí son las fiestas patronales y además de los turistas que vienen el pueblo se llena también con los vecinos que vienen a quedarse en las segundas residencias», añade.

En Teruel, aunque los datos también son buenos respecto al número de visitantes, la provincia no podrá asegurar el lleno completo para todas sus plazas hosteleras. Roche Murciano, presidente de la Asociación Provincial Teruel Empresarios Turísticos, asegura que la previsión es muy buena para los próximos días. Mientras las zonas más turísticas como el Bajo Aragón, el Matarraña, la comarca de Teruel o la zona de Albarracín registran un 90% de plazas reservadas, el resto de zonas menos turísticas apenas alcanzan el 65% de reservas dejando así una cifra global para la provincia del 85% de ocupación durante el puente de agosto.

La Ronda Norte de Zaragoza apenas sufrió retenciones en la operación salida del puente festivo. | ÁNGEL DE CASTRO

El empresario asegura que aunque los turistas siguen llegando a la provincia, se reduce la duración de los viajen y baja el número de noches de pernoctación. «Somos muy conscientes de que nuestra actividad laboral está dentro del sector del ocio y con las subidas del IPC que estamos viendo somos muy conscientes de que el ocio es lo primero que las familias eliminan para ahorrar» explica el empresario.

En cuanto al turismo rural, la Federación Aragonesa de Turismo Rural, cifra la ocupación de sus establecimientos en torno al 95%, aunque reconocen que ha sido apenas hace unos días cuando se han realizado la mayor parte de las reservas. «Es la tónica que llevamos viviendo durante todo el verano. Los que necesitan una casa con condiciones especiales como por ejemplo muchas plazas o si la quieren en alguna zona concreta si que reservan mucho tiempo de antelación pero en el resto estamos trabajando con un margen de apenas una semana», explica Jesús Marco, presidente de la federación.

En la mayoría de las zonas turísticas de la comunidad los empresarios reconocen que aunque llegan de un mes de julio «con un poco menos de movimiento de lo esperado», las cifras han mejorado mucho durante esta primera quincena de agosto. Las previsiones para el resto del mes mantienen también la alta ocupación. Además, los hosteleros apuestan por las reservas de última hora como un buen impulso para el fin de la campaña estival.

Los turistas extranjeros vuelven a llenar el Pirineo

Después de dos veranos en los que los distintos de valles pirenaicos han recibido mayoritariamente viajeros nacionales, el público extranjero vuelve a llenar los pueblos de la zona. Según los empresarios, esta cuestión se debe al cambio de tendencia de los viajeros nacionales. «Durante dos veranos han tenido no se podía volar o salir del país en condiciones, ahora ya está todo más normalizado y los nacionales salen al extranjero», explica José María Ciria, presidente de la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque.

La comarca del Sobrarbe también vuelve a abrir sus puertas a aquellos que llegan cruzando fronteras. Desde la primavera la llegada de los turistas extranjeros ha ido aumentando hasta recuperar los niveles anteriores a la pandemia. Además de los franceses, los más numerosos por cercanía a la zona de los Pirineos, los empresarios destacan también la llegada de turistas procedentes de otras zonas de Europa como Holanda, Bélgica, Alemania o Reino Unido.

Mientras en el norte de la comunidad los extranjeros representan un porcentaje importante del total de viajeros, en Teruel ocurre justo lo contrario. Según Roche Murciano, presidente de la Asociación Provincial Teruel Empresarios Turísticos, en la provincia solo suponen en torno al 5% del total.

Una visión similar ofrecer la Asociación Aragonesa de Turismo Rural, su presidente, Jesús Marco, cuantifica en un 10% los viajeros extranjeros que se quedan en alojamientos rurales y además añade que todos ellos suelen elegir las zonas de montaña.