Kiosco

El Periódico de Aragón

LA FIEBRE FOTOVOLTAICA

Las ayudas europeas para instalar placas solares en Aragón suman 4.394 solicitudes en ocho meses

Industria ha resuelto el 10% de las peticiones que llegan desde diciembre de 2021, lo que supone cierto tapón administrativo | Aragón cuenta con dos líneas de los fondos europeos que suman 43 millones de euros

Unos operarios colocan placas solares en el tejado de una vivienda unifamiliar. | EL PERIÓDICO

El aluvión de interesados por el autoconsumo fotovoltaico es tal que al Gobierno de Aragón se le está acumulando la faena en cuanto a la gestión de las ayudas europeas para la el desarrollo de estas instalaciones. La Consejería de Industria ha recibido en apenas ocho meses –hasta el 28 de julio– un total de 4.394 solicitudes de subvención para parques solares de todo tipo, de los que ha resuelto favorablemente 460, lo que ronda el 10%.

De momento, el Gobierno de Aragón ha adjudicado ayudas por un valor cercano a los «seis millones de euros», según fuentes del departamento encargado de gestionar los fondos. Por tanto, de acuerdo con lo que figura en la página web de Industria, quedaban 34,3 millones de euros por adjudicar todavía.

En un primer momento, Aragón iba a recibir una sola línea de ayudas por valor de 23 millones de euros provenientes de los fondos europeos de la UE que llegan a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Finalmente el montate ascenderá a cerca de 43 millones tras sumarse una nueva línea europea. De hecho, Aragón fue la segunda autonomía que mayor montante se llevó en la segunda convocatoria, solo por detrás de Andalucía.

El programa de Industria recoge que el plazo para resolver los expedientes es de seis meses, aunque el enorme interés por las instalaciones fotovoltaicas está demorando en algunos casos los tiempos de resolución de los expedientes.

Desde el departamento del ramo explican que la demora se debe a la ingente cantidad de fondos que deben ejecutarse y a que la resolución de los expedientes va «por tandas», es decir, en el orden de los programas en los que se divide la línea de ayudas. Añaden desde la DGA que el personal se ha ampliado en el último año en ocho personas para este «pico de actividad», además de que «Aragón es ejemplo y va a la cabeza» en el reparto, pues «otras comunidades ni han empezado con la ejecución de los fondos».

Un 10% de los expedientes resueltos

Las subvenciones podían solicitarse de manera electrónica desde el 13 de diciembre de 2021, aunque el plazo se extiende hasta el 31 de diciembre de 2023. Cubrirán instalaciones de hasta cinco megavatios de potencia y con efectos retroactivos a la colocación al 30 de junio de 2021.

De este modo, el mayor contingente en cuanto a cifras de expedientes llega por parte del sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector, que constituyen el programa 4, con cerca de 3.000 peticiones de subvención, de las que 255 se van a ejecutar ya. En tramitación se encuentran 2.656 solicitudes, para los que harían falta 16 millones de euros, aunque el presupuesto disponible es de nueve millones ahora mismo.

Para el programa 1, el que corresponde a instalaciones en el sector servicios, se han registrado 335 solicitudes, mientras que para el programa dos (grandes empresas e industria, los más complejos por el volumen de los parques) han llegado 687 expedientes, de los que se han resuelto 40.

En el caso de las instalaciones de energías renovables térmicas en el sector residencial –el programa seis–, han llegado al Departamento de Industria 309 expedientes.

“ME EQUIVOQUÉ AL PRESENTAR EL ACTA Y ME VOY AL FINAL DE LA LISTA...”

Consuelo Andrés decidió instalar placas solares en su casa en el zaragozano barrio de Montecanal y lo hizo en julio de 2021 al albur de las subvenciones que estaban por llegar para el autoconsumo en Aragón. El parque solar de su cubierta cuenta con 10 placas con una potencia de 3,8 kilovatios de potencia. Inicialmente quiso poner ocho, aunque luego creyó oportuno poner dos más, por lo que el presupuesto de la instalación cambió.

«Presenté la documentación en diciembre, mi expediente era el número 600, pero incluimos el primer presupuesto en vez de el segundo. Nos han avisado en julio, por lo que al volver a presentarlo me voy al puesto 2.600. Si me hubieran avisado del error en enero lo hubiera cambiado, pero ahora igual me quedo sin la ayuda aunque me di prisa por instalar las placas el año pasado», lamenta la mujer.

Según explica Andrés, el coste de la instalación se elevó hasta los 5.200 euros. Del total, esperaba sufragar con las ayudas europeas cerca de 2.400, ya que la subvención ronda los 600 euros por kilovatio instalado. 

Compartir el artículo

stats