Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El sector de la automoción

Aragón, un imán para futuras inversiones del automóvil

La crisis energética, los problemas en Asia y los proyectos ligados al PERTE hacen de la comunidad un enclave privilegiado para las empresas

Una trabajadora en la factoría de Stellantis, en Figueruelas. Jaime Galindo

La asignación, por parte del Ministerio de Industria, de 702 millones para 13 proyectos en el PERTE del vehículo eléctrico y conectado, además de incluir a Stellantis Zaragoza, deja un reguero de inversiones previstas vinculadas a Seat (Barcelona), que contará con 162 millones; Mercedes (Vitoria), que recibirá casi 160 millones; y Ford (Valencia), que ha obtenido un respaldo de 106 millones. Pues bien, estas tres partidas sumadas a las de Figueruelas aglutinan casi 500 millones solo en ayudas, pero comportan inversiones millonarias en los próximos años. Y todas ellas tienen como epicentro Aragón.

«Aragón se puede convertir en un auténtico imán de nuevas inversiones», asegura el gerente del clúster del automóvil de Aragón (Caar), David Romeral, consciente de lo que está en juego en los próximos años. En este sentido, apela al espíritu colaborativo --en materia de formación, comercial e innovación-- que ha brotado en esta agrupación de empresas, que ya suma 120 socios, para atraer proyectos ligados a los grandes fabricantes. «Muchas de las iniciativas pueden ser atendidas por nuestros socios», asegura Romeral, que además pone el énfasis en otro activo intangible: el talento de sus directivos, muchos de los cuales forman parte de las cúpulas de grandes compañías con sede en Aragón.

Además, en los últimos años se ha trabajado codo con codo con los centros tecnológicos como Aitiip, Itainnova y el Circe, entre otros. «El contacto entre la Universidad de Zaragoza y las empresas es cada vez más estrecho», subraya Romeral. 

A esos ingredientes también se añade la apuesta del Ejecutivo autonómico por el sector a través de varias convocatorias de ayudas para poner en marcha iniciativas vinculadas a la electromovilidad y la sostenibilidad. Precisamente, el pasado 8 de agosto venció el plazo para solicitar ayudas por valor de cuatro millones de euros en movilidad sostenible. El Caar ha presentado ocho proyectos de otros tantos grupos multinacionales distintos. «Este tipo de iniciativas incentivan las inversiones en la comunidad», señala Romeral, que considera que, además, estas convocatorias trasladan a los potenciales inversores que Aragón apuesta por este sector. 

Turbulencias energéticas

A la equidistancia geográfica respecto a los grandes fabricantes, el talento emergente y el apoyo institucional también se añade el contexto internacional, marcado por grandes problemas energéticos en centros de decisión como Alemania o problemas con los suministros procedentes de países asiáticos. Esta coyuntura ha obliga a algunos grandes grupos a maniobrar y replantear sus estrategias sin descartar nuevas inversiones en otros países como España, donde el automóvil es uno de los grandes ejes industriales. Y en ese escenario emerge la comunidad aragonesa como enclave privilegiado. 

«Cada vez son más las empresas que se plantean estas inversiones aunque estas decisiones estratégicas llevan tiempo», apunta Romeral.

Compartir el artículo

stats