Kiosco

El Periódico de Aragón

entrevista
Isabel García Eurodiputada aragonesa del PSOE

Isabel García: "Para salir de la pandemia la UE eligió la solidaridad en lugar de los recortes"

Los fondos europeos son la demostración de que la UE cambió sus prioridades con la pandemia, afirma la única eurodiputada aragonesa, que lucha contra la despoblación y por las renovables: "En Bruselas me conocen como la eurodiputada rural"

Isabel García, el pasado jueves en Zaragoza junto al Paraninfo. ANGEL DE CASTRO

La labor de los eurodiputados es más bien desconocida. De hecho, la propia organización de la UE es compleja, alejada del ciudadano. ¿Le parece?

Hay un desconocimiento muy grande de lo que se hace en Europa. En Aragón nos parece algo que pasa más allá de los Pirineos, como si no fuera nuestro. Por eso cuando ganamos las elecciones y fui elegida, entendí que era importante que hubiese una eurodiputada aragonesa. Soy la única de todos los partidos. Pero es cierto que la ciudadanía no sabe distinguir entre unos y otros cuando se habla de las decisiones que se toman en Europa. Se suele confundir la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo Europeo. Pero es importante tener representación territorial para que las decisiones, al menos, no penalicen a tu territorio y, en todo lo que se pueda, lo favorezca. Ese ha sido mi cometido desde principio.

¿Cómo se trabaja por Aragón desde Bruselas?

Todo lo que se decide en Bruselas va a afectar a Aragón. Tener la perspectiva de primera mano de lo que vivimos en Aragón es importante para que las políticas que se deciden allí estén adaptadas. Por ejemplo, con el Fondo de Transición Justa. Hay que tener en cuenta que la Comisión Europea propone algo, eso llega al Parlamento, a una comisión competente, en este caso la de desarrollo regional. Y los miembros de esa comisión --en esta estoy yo-- pueden hacer enmiendas al texto. Y es lo que hicimos, metimos una enmienda para que tuviesen en cuenta la despoblación a la hora del reparto de fondos. Si tú no has vivido la despoblación, si no lo tienes tan presente, no se te ocurre meter esa enmienda. Ser de un territorio como Aragón y poder trasladar sus problemas a la legislación que se hace en Bruselas es muy importante porque esa legislación al final va a acabar afectando a la comunidad.

¿El reto casi único es la transición energética?

Esta legislación es la de la lucha contra el cambio climático, la del pacto verde. Estamos muy concienciados de que tenemos que reducir las emisiones, defender la biodiversidad y preocuparnos por el medio ambiente. A raíz de ese pacto verde se elaboró una ley del clima, aunque llegó una pandemia, ahora una guerra... Con el covid parecía que se iba a cuestionar este pacto verde porque lo importante era revitalizar la economía, pero se ha demostrado que es una oportunidad de hacer una transición para tener una autonomía estratégica propia europea en energía. Todos los fondos que se están dando ahora van a servir para modernizar la economía y para que podamos ser actores desde la UE al resto del mundo en esa lucha contra el cambio climático.

Ese aspecto es muy importante para Aragón, sobre todo en lo que se refiere a las energías renovables.

Sí, la eficiencia energética. Con la guerra de Ucrania no es que se haya cambiado el foco del pacto verde sino que se ha incentivado. Si el uso de las energías renovables ya se veía necesario, ahora será imprescindible. Aragón está bien posicionado para esa propuesta de la CE de que el 40% de la energía debería venir de fuentes renovables. Y nos está imponiendo el mundo esa necesidad. No solo eso, sino que se está pidiendo que se agilicen los trámites.

"Con la guerra de Ucrania no es que se haya cambiado el foco del pacto verde, sino que se ha incentivado. Si el uso de las energías renovables ya se veía necesario, ahora será imprescindible"

decoration

No todo el mundo está de acuerdo.

En Aragón ha habido en algunos territorios cierta contestación social y, obviamente, se deben utilizar terrenos donde no se vaya a dañar de una manera importante la biodiversidad. Tampoco es cuestión de utilizar la energía renovable para cargarnos el medio ambiente.

¿Europa decide dónde, quién y cómo?

No. La UE marca las normas un poquito por encima, pero hace falta un plan nacional en todas las legislaciones. Lo que manda Europa, sea de clima o de energía, se traslada a la realidad nacional. Y aquí Aragón está muy bien posicionado en renovables o hidrógeno. Está claro que las fotovoltaicas y las eólicas ocupan espacio y tienen un cierto impacto visual, pero hoy en día la necesidad de desarrollar las renovables es incuestionable. La UE está diciendo que tenemos que hacernos independientes de Rusia, del gas sobre todo, pero también del petróleo y del carbón. Tenemos que aprovechar todo lo que podamos producir aquí, todo lo que beneficie a nuestra región, a nuestras empresas y a nuestros ciudadanos. Y aprovechar también para exportar nuestro excedente.

"Estamos vigilantes por si hay algo que pueda perjudicar, cortarlo por lo sano. Y si algo lo tenemos muy potenciado en Aragón, lograr incluirlo en la legislación"

decoration

¿Qué puede hacer en este caso una única eurodiputada por su tierra?

Todo lo que se decide en Europa afecta a Aragón. Pero, sobre todo, a lo que yo estoy muy atenta es a que lo que se haga en Bruselas no perjudique a Aragón. Y si hay algo en Aragón que puede ser potencial y no se está teniendo en cuenta en Europa, trato de introducirlo en la legislación para que cuando llegue aquí, aunque no se vea que ha sido la eurodiputada aragonesa la que lo ha metido, esté presente y beneficie a la comunidad. Por ejemplo, en el reparto del dinero del Fondo de Transición Justa, el dinero que le toca a España se reparte en los diferentes territorios. Al introducir que los territorios con despoblación sean uno de los parámetros del reparto de fondos, nos vemos beneficiados gracias a que en su día metimos esa consideración en la legislación y en el reparto de los fondos.

¿Y así en los distintos sectores?

No hay una perspectiva aragonesa en todos los ámbitos, pero hay cosas a las que debemos estar atentos. Que esté el corredor cantábrico-mediterráneo incluido en los mapas fue un empeño en su día de la eurodiputada aragonesa Inés Ayala, por ejemplo. Y hoy en día, la eurodiputada Isabel García (ella misma) es la que va a llevar esa revisión y va a asegurar que siga estando en los mapas. Estamos vigilantes por si hay algo que pueda perjudicar, cortarlo por lo sano. Y si algo lo tenemos muy potenciado en Aragón, lograr incluirlo en la legislación. Es muy importante el poder de negociación, el de atraer hacia tus ideas a los otros diputados, ya sea por partidos, por países o por amistades. Pero lo que tienes que conseguir es que lo que tú estás proponiendo tenga una mayoría de votos.

Isabel García, junto a un cartel apoyando a Ucrania y en contra de la guerra. ANGEL DE CASTRO

¿No le preguntan a menudo dónde están los fondos europeos?

Los fondos europeos supusieron una demostración de que la Unión Europea había cambiado sus prioridades y había elegido la solidaridad en lugar de los recortes. Ante un problema económico por el parón total de la vida en general, se decidió que harían falta unos fondos de recuperación. Lo que sí necesitaban eran unos planes nacionales que demostrasen que se va a invertir en algo que va hacia una mayor ecologización, digitalización o competitividad. Creo que muchas empresas habrán visto ya el uso de los fondos. En España, por ejemplo, con el tema de los ertes hubo muchas empresas que aprovecharon ese dinero que salió de la UE para no despedir a la gente. Se han tomado muchas medidas que a lo mejor no somos conscientes, ha sucedido todo tan rápido con la pandemia que quizá no nos ha dado tiempo de trasladar bien qué es lo que se está haciendo. Pero gracias a los fondos de recuperación, la UE superó la pandemia y seremos capaces de salir adelante mucho más fuertes en un momento en que se ponía en duda el europeísmo.

¿Notan el cambio de mentalidad en Bruselas?

Hay una mentalidad de partidos antieuropeístas, que están en el Parlamento y se quieren cargar la UE desde dentro. Pero estamos demostrando que unidos somos más fuertes y que lo que va bien a un país, al final al conjunto de la Unión le va bien. No hay tanta rivalidad como ha podido haber en otros momentos, hay mucha más solidaridad.

Sí se ha apreciado las dificultades para que los países impulsen acciones coordinadas. ¿Desde fuera cree que se percibe Europa como un núcleo fuerte?

Diría que antes no lo era, pero que de la pandemia podemos sacar esa lección positiva. Se consiguió, ante una emergencia inmediata, que los países se pusieran las pilas. A día de hoy nos hemos encontrado con una guerra en la que los países venían ya de estar unidos gracias a esa pandemia, lo que ha servido para que la respuesta desde un primer momento haya sido solidaria y unívoca.

"Quizá sería más fácil tener un ejército a nivel europeo que tener que coordinar a diferentes ejércitos para ir unidos ante una amenaza de guerra. Cuanto más fuerte es la Unión, más nervioso se pone Putin"

decoration

Se habla también vez de la necesidad de que Europa tenga un ejército.

Claro. Nos tenemos que creer que la Unión Europea es un conjunto de países pero que en muchos ámbitos tenemos que ir todos a una. Quizá sería más fácil tener un ejército a nivel europeo que tener que coordinar a diferentes ejércitos para ir unidos ante una amenaza de guerra. No hay que olvidar que Ucrania no está en la Unión Europea pero es nuestro vecino y Putin puede querer entrar por ahí para amenazar la estabilidad de la UE. Cuanto más fuerte es la Unión, más nervioso se pone Putin.

¿Está ese debate en el Parlamento Europeo?

En el Parlamento y en el Consejo está el debate de esa unión por la defensa, igual que ha habido una unión por la salud que no la teníamos y por la pandemia hubo que coordinarse en poco tiempo para comprar vacunas, desarrollarlas y poner dinero. Ahora estamos con el mismo tema. Lo que es triste es que deba haber una pandemia para desarrollar ciertos asuntos y que ahora tenga que llegar una guerra para que nos pongamos al día en esa necesidad de ser independientes energéticamente.

¿Qué medidas se pueden esperar contra la despoblación?

No es un problema exclusivo de España, lo hay en muchos otros países como los nórdicos. Durante la pandemia nos dimos cuenta de que se puede llevar al mismo tiempo la calidad de vida de los territorios rurales con el trabajo. ¿Qué pasa? Que nos hace falta la conexión. La banda ancha debe llegar a todos los territorios. Se ha ido trabajando y en esta legislatura se está desarrollando la digitalización, algo que puede ayudar a que empresas, autónomos y particulares puedan permanecer en territorios despoblados. En esas situaciones es cuando yo levanto la mano para recordar que no siempre está desarrollado el transporte con las frecuencias que se necesitan. Por esas cosas en Bruselas me conocen como la eurodiputada rural.

Se habla mucho de despoblación, se hacen muchas preguntas, pero respuestas apenas hay. Y mucho menos imaginación.

Se ha sacado hace poco una comunicación sobre una visión de las áreas rurales a largo plazo. Ahí se nombran los diferentes aspectos en los que hay que trabajar. Es decir, en diversificar la economía y no pensar que los territorios rurales solo sirven para la agricultura; en las conexiones digitales; en la conectividad de transportes; o en los servicios básicos. Efectivamente, en algunos ámbitos hay que echarle imaginación para dar los mismos servicios aunque quizás no sean de la misma manera. Hace falta que se compartan las ideas entre los diferentes territorios y por ahí queremos trabajar para compartir buenas prácticas, con soluciones que ya se están llevando a cabo en otro territorio. Para Aragón, en energías renovables, economía circular o investigación es un buen momento para aprovechar los fondos de recuperación. Mi papel allí va a ser estar siempre vigilante. Tengo comunicación directa con el Gobierno de Aragón y cualquier oportunidad que veo la traslado para que se trabaje y nos permita estar a la cabeza y no en la cola.

Compartir el artículo

stats