Kiosco

El Periódico de Aragón

La lucha contra la pandemia

Desciende la incidencia del covid en Aragón a la espera del impacto de las fiestas

El número de hospitalizados sigue bajando, con 146 en planta y cinco en uci / Los expertos vaticinan un incremento de contagios para otoño186 positivos, 90 en los últimos cuatro días

Pocas mascarillas se vieron durante el inicio de las fiestas y la actuación de los danzantes en Huesca. | ÁNGEL DE CASTRO ÁNGEL DE CASTRO

La incidencia de coronavirus a siete días en Aragón sigue en descenso, situándose en 14,6 casos por cada cien mil habitantes, cuatro puntos menos que hace solo cuatro días, último día en el que el Gobierno de Aragón actualizó los datos; y 27 menos que hace una semana (era 41,7). Son datos positivos ya que la tendencia descendente está siendo «más rápida de lo que pensamos», señala José Antonio Abad, director general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de Aragón. Y se da también en los mayores de 60 años, donde se aplica un sistema de vigilancia homogéneo al de otras ondas. En estos momentos, es de 21 casos por cada cien mil habitantes en la franja de 60 a 79 años, frente a los 50 de hace una semana; y de 60 en los mayores de 80 frente a los 127 de hace siete días.

La hospitalización también ha caído. En estos momentos permanecen ingresados 151 aragoneses (cinco en uci) frente a los 159 de hace cuatro días (7 en intensivos) y 199 de hace una semana (cinco en uci)

En cuanto a los casos, en la última semana se han hecho públicos 186 (90 en los últimos cuatro días), frente a los 533 de una semana antes. El epidemiólogo Nacho de Blas tiene claro que este mes están cayendo los contagios pero «no tanto como las cifras oficiales señalan sino que no se notifican», explica. Eso se debe a que la población de riesgo, o sea, los mayores de 60 años, están «desubicados», es decir, están fuera de su lugar de residencia habitual. Y por lo tanto, por unas décimas de fiebre no se va al médico, «uno se está en casa, se pone la mascarilla y ya»; solo acude al médico con cuadros graves.

Es época de vacaciones y de fiestas en los pueblos, con lo que el número de casos puede crecer, pero «donde mejor se notará será en el aumento de ventas de test» tanto en Huesca, que acaba de acabar los festejos como en otros municipios, sobre todo porque los casos puede que no sean graves. Y quizá en los hospitalizados, pero «para eso es muy pronto todavía» y habrá que esperar al final de la semana. Este lunes permanecían ingresados en el hospital San Jorge de la capital oscense 15 personas, todas en planta, cinco más que el pasado martes (entonces una en uci) y seis más que hace una semana.

De Blas vaticina que será en septiembre cuando pueden aumentar los casos con motivo de la vuelta vacacional y las visitas al médico y el inicio del colegio y de la universidad; y augura que en «octubre habrá un brote seguro» por la caída de la inmunidad y el empeoramiento del tiempo, que provocará que «estemos en lugares cerrados, mal ventilados, donde el virus se destruye peor.

También confirma esa idea José María Abad, quien señala que las previsiones del departamento de Sanidad son que de «aquí a octubre haya cifras perfectamente asumibles».

La incertidumbre, confirma Abad, vendrá en «otoño», periodo en el que habitualmente se incrementan los procesos infecciosos respiratorios, también el covid, ya que hasta ahora en estas épocas ha sido cuando se ha incrementado la incidencia, reconoce. De ahí que ya estén trabajando en la próxima campaña de vacunación con la dosis de refuerzo en población vulnerable para que se pueda poner en marcha a finales de septiembre y de tiempo a que «la ola de octubre sea menor y tenga menor impacto».

Compartir el artículo

stats