Cambrils ha rendido homenaje 18 de agosto a las víctimas de los atentados terroristas que se llevaron la vida de la zaragozana Ana María Suárez, y en el que resultaron heridas otras siete personas, entre ellas, su marido y su cuñada, en aquella fatídica madrugada en el conocido paseo marítimo.

Las principales instituciones aragonesas han estado presentes en un emotivo acto de recuerdo, frente al club náutico de la localidad de la Costa Dorada donde se instaló el Memorial por la paz, en el mismo lugar donde tuvo lugar el atropello masivo perpetrado por un vehículo conducido por los cinco terroristas.

El presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, junto a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, la concejala delegada de víctimas del terrorismo de Zaragoza, Patricia Cavero, y el diputado provincial de la DPZ Alfredo Zaldívar han integrado la representación aragonesa en este emotivo acto de recuerdo, que ha podido celebrarse sin sobresaltos y con respeto tras la polémica en el homenaje de las Ramblas, boicoteado por independentistas defensores de teorías de la conspiración sobre la autoría del atentado.

Varios niños lanzan globos blancos al cielo en memoria de las víctimas durante el acto de homenaje celebrado ayer en Cambrils, frente al Memorial.

Sada ha acudido a Cambrils para «mostrar su cariño, respeto y apoyo absoluto a las víctimas» y más «cuando hay una de nuestra comunidad», ha manifestado. Así, incidió en que «no se pueden olvidar nunca los actos de terrorismo como señal de salud democrática de que debemos seguir manteniendo en respecto a las víctimas».

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha expresado que el de hoy ha sido «un homenaje a la paz y a la convivencia, especialmente en esta tranquila localidad tan vinculada con Aragón». «El Gobierno de Aragón siempre estará con las víctimas y defenderá el Estado de derecho», ha recalcado la titular de Sanidad.

La concejala delegada de víctimas del terrorismo de Zaragoza, Patricia Cavero, ha defendido que «el ayuntamiento está plenamente comprometido con su apoyo a las víctimas del terrorismo, y hoy no podíamos faltar». «Menos después de lo ocurrido ayer (por el miércoles) en Barcelona. Solo hay una verdad, solo hay un relato, y el Ayuntamiento de Zaragoza estará siempre al lado de las víctimas», ha subrayado.

Tras una ofrenda de rosas blancas, el alcalde de la localidad, Oliver Klein, destacó que «Cambrils es una ciudad de luz y, hace cinco años, nos llegó la oscuridad».

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, deposita una rosa blanca en el memorial.

En este quinto aniversario, ha reiterado su apoyo y homenaje a las víctimas en su «dolor compartido». El «mensaje de paz», demandó, «debe imponerse al rencor y al dolor» para «prevenir el odio, el terrorismo y la guerra». 

También han participado en el homenaje, entre otras autoridades, la delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay; la consejera de Igualdad y Feminismo de la Generalitat, Tània Verge y los alcaldes de las localidades afectadas por los ataques.