Kiosco

El Periódico de Aragón

Política educativa

Más de 10.000 escolares recibirán ayudas para el comedor este curso en Aragón

La cifra es similar a la de 2021 y bajan las becas de material hasta los 12.643 alumnos / Críticas al retraso de la licitación de los comedores en los centros públicos

Dos monitoras preparan las mesas en un colegio de la capital aragonesa. | ARCHIVO

Un total de 10.168 alumnos de Aragón recibirán ayudas para el comedor el próximo curso (comienza el 8 de septiembre para Infantil, Primaria y Secundaria). Son datos provisionales ya que actualmente las denegadas están en periodo de alegaciones por parte de las familias. Las resoluciones definitivas tendrán lugar a principios de septiembre, pero no habrá «grandes variaciones» con respecto a las provisionales, según aseguraron ayer fuentes del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón. El dinero destinado por el Ejecutivo autonómico a este fin es de 12 millones de euros, mientras que para ayudas a material curricular es de 2,3. El número de beneficiarios de este último ha ido también decayendo en los últimos años y en 1.500 personas con respecto al año pasado, ya que esta beca es excluyente con la participación en el banco de libros. En este caso, los beneficiarios (provisionales) de este curso serán 12.643, frente a los 14.058 del año anterior y los 18.041 del curso 2018-2019.

Los datos para la próxima entrega escolar de ayudas a comedor son similares a las del curso pasado (28 menos), aunque la tendencia es descendente desde el curso 2018-19, cuando se concedieron un 16% más que este año (11.811 ayudas). El aumento de centros escolares con jornada continua puede estar detrás del descenso. La cuantía económica es de 860 euros en el curso.

Estas ayudas provienen del Gobierno de Aragón, mientras que las del Ayuntamiento de Zaragoza ascienden a 600, aunque se han concedido 579 por un importe cercano a los 168.000 euros. Estas cifras contrastan con las concedidas el año anterior, que fueron 227 y se acercan a las del 2020 (597).

Comedores de calidad

Uno de los aspectos que siempre levanta ampollas es el de la calidad de los comedores escolares. «Las familias estamos muy desilusionadas porque notamos cierta desconexión del Gobierno de Aragón», ha asegurado Genaro Delgado, portavoz de la Plataforma por unos comedores escolares públicos de calidad, quien critica el retraso en las licitaciones, que están «en prórroga desde hace tiempo» lo que implica que crezca «la precariedad».

Insiste Delgado en que «no se sabe nada de las licitaciones» ya que como en otras ocasiones «se nos dirá que en septiembre, pero luego en enero... será la tónica de siempre pero sin contacto con nosotros», asegura el portavoz de la Plataforma, que agrupa a Fapar y a medio centenar de asociaciones de padres y madres de alumnos. Es por eso, que reconoce que temen que «las licitaciones lleguen, tarde, mal y nunca» y que si llegan habrá «problemas con los monitores».

El retraso en la licitación es un problema, pero Delgado señala que además, el 75% de los colegios públicos «no tienen cocina propia» pese a que se ha aprobado presupuestos y partidas pero «no se ejecutan». También señala que no existe «control» en cuanto a los menús que toman los niños y «ha bajado la calidad dramáticamente», denuncian, ya que existía un informe de evaluación de comedores pero los datos, con la pandemia, dejaron de darse. En este sentido, critica que «solo hay una empresa que ofrece menús y quiere que los números salgan» y mientras que señalan que los comedores escolares son un modo de «conciliación y una necesidad para los niños y las familias», reconoce Delgado.

Tensión entre PP y PSOE por el presupuesto

El próximo presupuesto para Educación se ha convertido en nuevo motivo de tensión entre el PP y el PSOE. La diputada portavoz de Educación del PP en el Parlamento autonómico, Pilar Cortés, ha pedido al responsable del ramo en el Gobierno de Aragón, Felipe Faci, «valentía y ambición» a la hora de pedir un incremento del presupuesto en 2023, así como para negociarlo. Cortés consideró que es el momento «de reclamar la inversión que la educación aragonesa merece» a la luz de los «mejorables» datos en este área por parte del Gobierno presidido por el socialista Javier Lambán, ha dicho. 

En este sentido, la popular señaló que el presupuesto autonómico se ha ido reduciendo año a año, desde el 16,20% en 2017 hasta el 14,80% en 2021, «último año del que disponemos de información» y criticó que la comunidad ocupa la penúltima posición respecto al incremento del presupuesto dedicado a la comunidad educativa en el pasado curso y está a la cola de las comunidades autónomas en gasto por alumno, por debajo de la media española, que se sitúa en Aragón en 4.649 (4,6%) y la media es de 4.959 (6,6%).

Poco después de la comparecencia del PP, el PSOE dio su versión, calificando de «cómico» que el PP se preocupe por el presupuesto de Educación cuando en los años en los que gobernó Luisa Fernanda Rudi recortó un 17 % el presupuesto, mientras que desde que lo hace Javier Lambán se ha incrementado un 47,92 % y es un 25,17 % superior al de 2015. La portavoz adjunta del Grupo Socialista, Pilimar Zamora, respondió así a las críticas populares, señalando que el presupuesto en el año actual asciende a 1.313 millones de euros que son 425 más que los destinados por el PP en 2014; frente al Plan de Infraestructuras educativas del PP de 2012-15 con 64 millones, el Gobierno del PSOE ha ejecutado 164 millones entre 2016-22 y mientras el PP recortó 800 plazas de maestros, Lambán aumentó la plantilla de docentes en 1.500 puestos en la primera legislatura y en 850 en la actual, dijo.

Compartir el artículo

stats