Kiosco

El Periódico de Aragón

SINIESTRALIDAD EN LAS CARRETERAS

Las ‘lagunas’ que afectan a la conducción

Los expertos coinciden en varios factores que no se tienen en cuenta

El fallecido en Yébero se salió de la vía y cayó 65 metros por un barranco.

Juan José Alba, miembro del Grupo de Nuevas Tecnologías en Vehículos y Seguridad Vial, enumera casi de carrerilla una serie de factores que se deberían revisar a la hora de prevenir siniestros viales: formación vial, credibilidad del código vial y estado del firme.

Según Alba, la formación previa que recibe el conductor es fundamental para comprender percances posteriores: «Hay que pensar que, en España, con el carnet B es posible conducir un ciclomotor sin haber recibido ninguna información específica para ello. La cosa es que luego se produce un accidente y se dirá que se debe a impericia del conductor. Pero es que ese conductor igual nunca había llevado una motocicleta; es que nadie le había dado esa información para gestionar el control de la motocicleta en situación de riesgo».

Además, critica que muchas de las normas del código vial no sean creíbles: «No puede ser que te encuentres velocidades máximas de 60km/h en firmes en perfecto estado y otras de 80km/h en firmes irregulares. Por ejemplo, en Alemania hay tramos de autovías sin límite, pero el día que ponen restricciones de velocidad, todo el mundo las cumple».

Este experto también pone encima de la mesa el estado de de conservación de las carreteras aragonesas: «Nos hemos encontrado firmes en un estado lamentable sin arcenes ni bermas -un sobreancho sin asfaltar- que proporcionan un margen extra de seguridad ante un accidente. En las autovías se abusa frecuentemente del uso de la selladora».

Respecto al estado del firme, es muy crítico también Juan Carlos Toribio, director de la Unión Internacional para la defensa de Motociclistas. Toribio critica que las partidas presupuestarias destinadas a mejorar el firme son «deficitarias». Además, insiste en que muchas carreteras «no cumplen» con las normas técnicas y las normas por ley: «Como hemos advertido en muchas ocasiones, las carreteras son las que son y las anchuras no cumplen con la normativa mínima de 3 a 3,5 metros como mínimo por carril. Se lleva incumpliendo desde los años 60, incluso los romanos construían con mejor ancho de calzada».

«La mayoría de los agentes no sabe que son ilegales las carreteras convencionales de dos carriles y de 2.5 metros de anchura cada uno», finaliza resignado. 

Compartir el artículo

stats