Kiosco

El Periódico de Aragón

SINIESTRALIDAD LABORAL

Muere un trabajador en las obras de desmontaje de la central de Andorra

Según fuentes sindicales, el fallecimiento pudo deberse a un golpe de calor

Andorra se despidió de las torres de su central el pasado 13 de mayo. JAIME GALINDO

Un trabajador de 43 años ha fallecido este martes mientras trabajaba en las obras de desmantelamiento de la central térmica de Andorra. Según ha podido saber este diario, la muerte respondería a un golpe de calor, aunque las circunstancias concretas serán determinadas en la pertinente autopsia que se le realice a la víctima.

Esta última víctima mortal se suma a otros doce trabajadores que ya habían perdido la vida con anterioridad en lo que va de año en la comunidad. De este total de 13, diez murieron durante la jornada laboral, y tres in itinere, es decir, al ir o volver al lugar de trabajo.

El último deceso ocurrió el pasado 2 de agosto cuando un hombre de 39 años falleció en Poleniño al ser aplastado en un almacén de alfalfa de la localidad oscense. Antes, otras dos personas habían muerto en el mes de julio. El primero fue un operario de las piscinas municipales de Luna, como consecuencia de una nube tóxica de cloro. El segundo, un trabajador de la construcción en Huesca al caerle una viga.

Desde UGT, hicieron un llamamiento a las medidas preventivas, sobre todo, en todos aquellos trabajos que tengan una exposición directa a la climatología. Por eso recuerdan que, en estos casos, se recomienda mantener una buena hidratación y garantizar las suficientes pausas y rotaciones de trabajo en sus correspondientes zonas de descanso. «Se trata de un accidente mortal más en Aragón que suma a una larga y triste lista de accidentes», apuntó el responsable de salud laboral de UGT Aragón, José de las Morenas, quien añadió: «Es necesario que la prevención recupere la inversión en formación y se pongan todos los medios necesarios a disposición, así como una adecuada valoración de todos los riesgos, incluidos los climáticos».

Para de las Morenas, esta «pandemia de la siniestralidad laboral» no cesa y es que, como explica, «no puede haber mayor tragedia que perder la vida donde los trabajadores van a ganársela». 

Compartir el artículo

stats