El Gobierno aragonés ha confirmado la presencia de un lobo en las proximidades de la localidad altoaragonesa de Robres, en una zona con presencia de ganado de la comarca de los Monegros, tras el análisis genético hecho a unas muestras de excrementos recogidas en las inmediaciones de la población.

Según informa el Ejecutivo regional, la presencia de un ejemplar de Canis lupus italicus (lobo italiano) fue dada a conocer por la asociación agraria Asaja en un nota de prensa en la que informaba de que las heridas sufridas por varias ovejas de una explotación próximas a Robres presentaban "rasgos compatibles" con un ataque de lobo.

A pesar de que se está a la espera de los resultados de las necropsias, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente incluirá a la localidad de Robres en la próxima convocatoria de ayudas para hacer frente a los sobrecostes derivados de la presencia del lobo y el oso para la ganadería extensiva.

Asaja informó de que a principios de septiembre se produjeron dos ataques consecutivos a pequeños grupos de ovejas por parte de un lobo que merodearía por las inmediaciones del municipio de Robres.

Este mismo sindicato agrario comunicó previamente que durante los pasados meses de mayo y agosto se produjeron otros dos ataques más en la localidad cercana de Torralba de Aragón, que causaron la muerte de unas diez reses y que fueron certificadas como ataque de lobo.