Kiosco

El Periódico de Aragón

INVESTIGACIÓN ABIERTA POR UN POSIBLE ACOSO ESCOLAR

Recibe el alta la niña de 10 años que intentó suicidarse en Zaragoza

El padre lamenta que la directora del colegio Agustín Gericó le colgara el teléfono tras reprocharle el caso

El acceso al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. ANGEL DE CASTRO

Saray, la niña de 10 años del zaragozano barrio de San José que hace una semana intentó suicidarse tras sufrir bullying en el colegio, ha evolucionado tan favorablemente que los médicos le han dado el alta para que esté con sus seres queridos en casa.

«Gracias a Dios ha evolucionado muy bien, solo deseo ahora que no haya más niños ni niñas que sufran lo que sufrió mi hija», destaca Carlos, padre de la joven, quien reconoce a este diario que es una persona tímida, pero que sacó fuerzas de su interior para denunciar lo que había pasado. «Hay que tomarse muy en serio el problema del acoso escolar. Creo que no se ha tomado lo suficiente y espero que todo esto sirva para cambiar todo y no se quede en intenciones», añade.

"La directora mostró interés por Saray y no pude evitar decirle que ojalá hubiera podido hablar antes con ella, que lo intenté de muchas formas. Tras decirme que no era el momento de hablar de eso, me colgó el teléfono», dice Carlos.

decoration

Carlos y su esposa Katya ya han recibido una llamada por parte del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, no solo para interesarse sobre el estado de la menor, sino para transmitirle lo que ayer anunció el consejero del ramo, Felipe Faci: que van a facilitarle el cambio de colegio de Saray. «Nos han dicho que agilizarán todos los trámites tanto para Saray como para su hermano, lo agradecemos mucho, la verdad», apostilla.

"Hay que tomarse muy en serio el problema del acoso escolar. Creo que no se ha tomado lo suficiente y espero que todo esto sirva para cambiar todo y no se quede en intenciones", dice el padre.

decoration

Menos predisposición mostró la directora del colegio al que iba la niña, el Agustín Gericó, quien sí le llamó después de que Carlos asegurara a diferentes medios de comunicación que desde el centro no se habían puesto en contacto con la familia. «Mostró interés por Saray y no pude evitar decirle que ojalá hubiera podido hablar antes con ella, que lo intenté de muchas formas, pero que siempre fue imposible. Tras decirme que no era el momento de hablar de eso, me colgó el teléfono», lamenta Carlos.

"Solo espero que se mejoren los protocolos y se dé más información a los padres. Nosotros estábamos recién llegados al país desde Colombia y no sabíamos cómo abordar este problema. Le confiamos todo al colegio", añade Carlos.

decoration

Pese a todo lo sufrido, el padre asevera que «antes del bullying estábamos encantados con el colegio, nos trataban muy bien», asegura. «Solo espero que se mejoren los protocolos y se dé más información a los padres. Nosotros estábamos recién llegados al país desde Colombia y no sabíamos cómo abordar este problema. Le confiamos todo al colegio, aunque está claro que nos equivocamos», concluye.

La familia, de la mano del abogado Miguel Lanaspa, ya está estudiando la denuncia que van a interponer por este asunto, mientras el Grupo de Menores (Grume) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón ha abierto diligencias tras el intento de suicidio que adelantó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN.

Compartir el artículo

stats