Izquierda Unida de Aragón ha reunido este sábado a más de un centenar de militantes y representantes de entidades sociales para la elaboración del programa de las próximas elecciones autonómicas de 2023, para "soñar un Aragón audaz" desde la "valentía", justo lo que no ha tenido, para el líder de la formación, Álvaro Sanz, el cuatripartito liderado por Javier Lambán.

“Están instalados en una autocomplacencia, en una hoja de ruta que no responde a los intereses de la gente y eso exige decidir en favor de qué o de quién se hacen las políticas”, ha subrayado Sanz, quien ha rechazado que se siga profundizando en el "mantra" de la colaboración público-privada y en el "desdén hacia la pobreza que permite que se desmantele un sistema de protección y derechos para evitar que la gente lo pase mal".

Junto con la responsable de programa electoral, Anabel Gimeno, el coordinador general de IU Aragón ha señalado "la necesidad de combatir la ola reaccionaria" y ha insistido en que el gobierno de Aragón "tiene que posicionarse a favor del reparto de la riqueza", mediante la subida de salarios a los trabajadores y de una fiscalidad justa que "grave más a quién más tiene".

Por su parte, Anabel Gimeno ha reivindicado el proceso de construcción del programa electoral desde la militancia y ha avanzado que será feminista, ecologista y tendrá en cuenta el territorio. "Todo eso se tiene que plasmar en medidas concretas, porque lo que necesitamos es mejorar las condiciones materiales de vida de los aragoneses y aragonesas", ha subrayado.

Las asambleas de base del partido de las tres provincias y organizaciones sindicales, sociales, ecologistas, feministas o memorialistas han diseñado las líneas básicas que establecerán las prioridades y las medidas concretas del programa electoral para las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2023, cuya elaboración continuará a debate en las asambleas locales.