Kiosco

El Periódico de Aragón

POLÍTICA

Lambán: "En mayo llenaremos Aragón de puños y de rosas"

El lider presume ante Sánchez de su partido: centralista, aragonesista y fuerte

Javier Lambán, durante su intervención en el acto de ayer. | JAIME GALINDO

El discurso de Javier Lambán fue el más llamativo de la mañana socialista. El líder aragonés mostró energía y garra en sus palabras tanto en la crítica de la derecha como en elogio a las fortalezas de su partido, al que ve fuerte para ganar el territorio. "El 28 de mayo llenaremos Aragón de puños y rosas", aseguró

"Ser socialista es tener arraigado en el corazón un profundo sentimiento de justicia, dejarse de estridencias como otros, administrar con honradez, no tener una mácula de corrupción ahora mismo. Nuestro camino hacia el triunfo es imparable si seguimos trabajando así", dijo el presidente aragonés, que retó a todos los presentes a reconquistar las ciudades perdidas y presumió de ser "el único partido capaz de pactar por la izquierda y por la derecha para poner a Aragón en su lugar, dando importancia a la Constitución y al Estatuto de Autonomía".

El jefe del Ejecutivo criticó "la perversión" de la democracia que suponen el nacionalismo y el independentismo y afirmó que los aragoneses "defendemos con más fuerza lo que significan España, la Constitución y el artículo 2, el de la unidad de España", que significa "igualdad de derechos y oportunidades" de todos los españoles. "En Aragón bien sabemos lo que son ya que vivimos junto al nacionalismo y el independentismo de vascos y catalanes".

"Somos un partido socialista y aragonesista", dijo Lambán, quien remarcó que ser socialista es "mantener una actitud moral y ética ante la vida, la historia, el futuro y sus semejantes" porque el PSOE es "el partido de la igualdad, de los servicios públicos, de la sanidad y la escuela públicas, de los servicios sociales", prosiguió Lambán, quien afirmó que "no es verdad" que la derecha gestione mejor la economía.

Por su parte, la presidenta de Navarra y secretaria general del PSN, María Chivite, insistió en que "no vale crecer a cualquier precio" y pidió «un compromiso especial con los jóvenes» porque «todo lo que debatimos no será posible sin una juventud ilusionada, formada, esperanzada».

En esa misma línea se expresó el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. "Tenemos una deuda con los jóvenes, a quienes la pandemia les pilló en plena construcción de su fisiología, mente, personalidad...".

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, afirmó que no hay "nada más socialista" que ser solidario «con los que están y los que vendrán" y una parte fundamental "será la apuesta por las energías renovables".

Por último, la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, destacó la apuesta socialista "por el mundo rural", que debe ser "la base de la revolución económica, social e industrial".

Compartir el artículo

stats