Kiosco

El Periódico de Aragón

BALANCE METEOROLÓGICO DE VERANO

Aragón sufre el verano más cálido desde 1961 con una temperatura que supera en casi tres grados a la media

La comunidad ha completado un año hidrológico "muy seco" con un 14% menos de lluvias | Además, se ha batido el récord de noches tropicales con más de 50 en este periodo estival

Unos jóvenes se refrescan en una de las fuentes de la Expo durante la ola de calor de julio. Jaime Galindo.

Las prolongadas olas de calor que había sufrido Aragón entre los meses de junio y agosto bien apuntaban a que la comunidad aragonesa estaba atravesando uno de los veranos más cálidos, si no el que más, en muchos años. Estas conjeturas se han cumplido porque se trata del verano más cálido desde 1961, con una temperatura media de 23,9ºC y superior en 2,8ºC a lo que venía siendo habitual. Por localidades ha sido Daroca donde se ha registrado la anomalía más baja y no han dejado de ser 2,5ºC, casi dos grados menos que en Aínsa (+4,3ºC).

Así lo ha confirmado este mañana Rafael Requena, delegado territorial de Aemet en Aragón, quien también ha aprovechado para hacer balance del año agrícola 2021-2022: el octavo más seco de la serie histórica 1961-2022 con un promedio del 86% de precipitaciones. Un año "muy seco" en el que esta falta de lluvias ha tenido una mayor incidencia en la parte norte que en la parte sur por lo que ha generado un "mayor déficit" de agua en en los embalses de la margen izquierda del río Ebro. Tanto es así que las oscilaciones de precipitaciones se mueven desde el 60% acumulado en Sera hasta el 125% en Caspe.

Balance del verano

El delegado territorial de Aemet en Aragón ha detallado que se trata de un verano "extremadamente cálido", acompañado de una precipitación "normal" aunque muy desigual en todo el territorio. Las lluvias han sido "irregulares" y se aprecia con claridad que ha sido más seca la parte occidental de Aragón en el oeste de Zaragoza y el suroeste de Teruel, pues en localidades como Aguarón solo ha llovido un 10% de lo que suele llover habitualmente en este periodo, mientras que en Fraga ha sido justo el doble (200%). Las zonas más húmedas se han localizado en la zona del Bajo Aragón y el Pirineo. Según Requena, esta heterogeneidad en las precipitaciones se debe al "carácter tormentoso" de las lluvias que han descargado en la comunidad en el periodo estival.

El número de noches tropicales también ha batido récords. Cuando la media suele oscilar entre las 30 y 40 -en los años 80 apenas se registraban cinco- , este año se han superado las 50. "Lo de las mínimas ha sido realmente descarado", ha asegurado Requena, quien se ha apoyado en los datos registrados en la estación de Zaragoza-Aeropuerto, donde la media de las temperaturas mínimas se ha situado por encima de los 20ºC con un promedio de 20,5ºC. Allí no se ha bajado de los 20ºC durante 56 noches, cuando el 13 agosto el mercurio se quedó en 24,8ºC.

Por meses, junio ha sido "el más cálido" del periodo, con una anomalía superior en 3,6ºC. En las tres capitales, esta anomalía se ha situado por encima de los 4ºC: Zaragoza (+4ºC), Huesca (+4,3ºC) y Teruel. En cuanto a precipitaciones, fue un mes "muy seco" con prácticamente la mitad de las precipitaciones (52%) y oscilaciones que oscilaron desde el 7% en Albarracín y Orihuela del Tremedal hasta el 174% en Ballobar.

Julio finalizó con la etiqueta de un mes "muy cálido", aunque no tanto como lo fue junio dado que las temperaturas fueron superiores en 2,4ºC, cuatro décimas menos que en junio. No obstante, en término de precipitaciones fue un mes "húmedo" ya que llovió un 13% más de lo normal. Por su parte, los mercurios de agosto se movieron en los mismos valores que en el mes de julio y las precipitaciones fueron "normales", aunque ligeramente superiores en un 3%. Requena ha concretado en este punto que en La Hoya de Huesca "no ha llovido prácticamente nada".

Predicción para otoño

Requena ha explicado que se prevé que las temperaturas estén por encima de lo normal para el otoño que empezará este próximo viernes a las 03:04 horas. Por otro lado, las temperaturas se moverán en los parámetros habituales: escasez de precipitaciones atlánticas y presencia de tormentas mediterráneas.

Compartir el artículo

stats