Kiosco

El Periódico de Aragón

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

La plantilla de Alumalsa aprueba hacer paros parciales

Los trabajadores apoyan la convocatoria de movilizaciones propuesta por el comité por el bloqueo del nuevo convenio. La empresa advierte que las protestas "no ayudan a captar proyectos"

La fábrica de Alumalsa en Zaragoza, situada en la carretera de Castellón. JAIME GALINDO

La plantilla de la empresa Linamar en Zaragoza (antigua Alumalsa), dedicada a la fundición de piezas de aluminio para el sector del automóvil, ha aprobado en una votación la convocatoria de paros parciales de cuatro horas por turno en protesta por el bloqueo de la negociación del convenio colectivo de la fábrica, que cuenta con unos 350 trabajadores. El apoyo a esta medida contó con 179 votos a favor (el 64% del total), 93 en contra (33%) y 10 en blanco (3%).

La votación se llevó a cabo el pasado jueves en los tres turnos de trabajo. El resultado fue diametralmente distinto entre los operarios, que dieron un amplio apoyo a las movilizaciones (172 síes, 56 noes y 5 en blanco), y el personal de oficinas, que rechazó la propuesta (37 noes, 7 síes y 5 en blanco).

Los paros se llevarán a cabo en los cuatro horas finales de cada turno y comenzarán a partir del turno de noche del domingo 2 de octubre. "No podemos aceptar seguir perdiendo poder adquisitivo. No nos queda otra que movilizarnos para conseguir un convenio aceptable", afirmó Enrique Encuentra, presidente del comité por el Sindicato Independiente de Trabajadores de Alumalsa (SITA). También tienen representación en esta órgano UGT, CCOO y OSTA, que apoyan igualmente los paros, al igual que la sección sindical de CNT han propuesto.

La batalla de los salarios

Las posiciones de ambas partes están muy alejadas en materia salarial. La parte social reclama una subida del 6,5% para 2022, en línea con la inflación registrada el año pasado, además de la inclusión de una cláusula de revisión para no perder poder adquisitivos tras «tres años de congelación» de las retribuciones, según apuntaron fuentes de CCOO. Piden además que estos incremento se consoliden, así como una reducción de jornada y una equiparación de las pagas extra.

La empresa, por su parte, centra su oferta salarial en subidas de hasta el 3% vinculadas a objetivos como la reducción del absentismo, la mejora de la productividad y la mejora de los resultados económicos.

Erte y crisis energética

Fuentes de la dirección de la empresa consideraron una "mala noticia" la convocatorias de paros y advirtieron que esta situación "no ayuda a captar nuevos proyectos que garanticen el futuro de la fábrica". Desde Linamar Zaragoza recuerdan que la compañía ha atravesado una "situación complicada" en los últimos años, en los que ha acumulado importantes pérdidas, motivo por el que se aplicó hace dos años un despido colectivo (ere) de 180 trabajadores.

La fabrica zaragozana de Alumalsa, que pertenece a la multinacional Linamar, está aplicando actualmente un erte rotativo en la plantilla. La planta se vio obligada a parar su producción varios días en marzo por los elevados precios de la electricidad al ser una industria intensiva en el consumo de energía en sus procesos productivos.

Compartir el artículo

stats